Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Crítica de Serie: Incorporated

January 26th, 2017

Incorporated posterHe de reconocer que a menudo las producciones de SyFy me las tomo con un grano de sal, porque suelen tener buenas ideas pero malas ejecuciones. Sin embargo, Incorporated es una serie muy entretenida, con un buen entramado de ciencia-ficción más o menos cyberpunk aunque centrada en el lado de las megacorporaciones. Aunque las interpretaciones de los actores no son las mejores vistas, el guión está muy bien llevado, atrapando en una maraña de intrigas y conspiraciones de las cuales el protagonista es el centro. Buenos efectos especiales y un buen ritmo terminan un conjunto que, como serie, funciona muy bien.

Además, desde la perspectiva sociológica también tiene numerosos elementos de interés. A menudo he hablado sobre cómo el cyberpunk es clave para entender el posible futuro que nos espera, desde casos clásicos como Neuromante a otras opciones como Akira o incluso Matrix, el cyberpunk sirve para mostrar hacia donde evoluciona el mundo en caso de dejarnos llevar por el neoliberalismo salvaje. Y esto Incorporated lo relata muy bien, primero por los resultados que tiene la desaparición de cualquier tipo de gobierno y lo que ello implica para la población general en términos de servicios, seguridades y demás. Dejadas a su libertad total, las corporaciones solo se preocupan de sus líneas de beneficios, de modo que esos elementos no son importantes si no afectan a sus líneas de producción o a la opinión de la junta de accionistas.

La autoestima es una trampa

January 24th, 2017

El otro día hablaba sobre cómo la autoestima es una cuestión relacional y es hora de dedicarle un post a cómo se construye. La base de la autoestima es que nosotros no sabemos cuánto valemos en términos absolutos, no tenemos encima de nuestras cabezas un indicador que dice nuestro nivel ni nada por el estilo, como ocurre en los videojuegos. Por ello, a la hora de establecer nuestro valor nos miramos en los demás para ver quien es mejor que nosotros en esto, quien es peor en aquello, etc. por el camino, distorsionado por nuestra visión de nosotros mismos, llegamos al punto en el que creemos que nos encontramos, se ajuste este a la realidad de donde deberíamos estar o no.

El problema es que el juego está trampeado. Nosotros nos comparamos con los demás en las categorías y en las formas que nos han dicho que debemos compararnos. Así, los hombres debemos ser fuertes, guapos, ricos, con buenos trabajos, seguros, posesivos, ambiciosos, inteligentes, seductores, fríos, líderes… mientras que las chicas deben ser bonitas, listas pero no inteligentes, emocionales, sumisas, hogareñas, maternales… si, es un mundo heteropatriarcal al fin y al cabo.

Poder y relaciones humanas

January 20th, 2017

Aunque pueda parecer que el poder es una cosa que tienen los poderosos, lo cierto es que hay poder en toda relación humana, desde la de un padre con su hija a la de una pareja. Esto hace que toda relación sea inevitablemente un juego de poder, ya que las dos partes implicadas en la misma se juegan en ella elementos que para ellos son importantes (como puede ser la autoestima, que es relacional), así como tienen distintas capacidades y necesidades/deseos.

Estas tres dimensiones son centrales a la hora de entender el poder que se establece en una relación, ya que inevitablemente son las que deciden quien tiene la posición más fuerte y quien la más débil. Por ejemplo, si una de las partes necesita más a la otra, esa parte es más vulnerable y por tanto más débil ante la otra parte (por ejemplo, el hijo frente al padre, pero también el enamorado que está cortejando a la persona de sus afectos).

Crítica de libro: la Condición Humana

January 10th, 2017

No me gusta nada hacer una crítica de algo que no he leído completo, pero me temo que esta obra de Hannah Arendt es improbable que jamás llegue a terminarla porque no me convence prácticamente desde la primera palabra. Y, a veces, esas críticas también hay que hacerlas aunque sea de obras leídas de modo incompleto, porque sino es fácil que se pierdan las voces de aquellos a los que no les ha gustado un libro. Y lo dejo claro desde ya, yo soy de ellos, en mi opinión La Condición Humana es un mal libro.

A lo largo de la obra, me temo que Hannah Arendt trata de rastrear un poco aquello que identifica a los seres humanos cuanto a tales, y cómo se ha visto a lo largo del tiempo. Lo cual, inevitablemente, nos lleva a una obra básicamente filosófica, sin pruebas de prácticamente ninguna de las afirmaciones que se hacen en ella. Lo cual no sería terrible si al menos se argumentase sobre ello, pero en buena medida la argumentación se basa en cuestiones lingüisticas (qué significaba para los griegos o los romanos palabras como “público”, o cuándo surgió el término “social”) que no son desde luego anecdóticas pero desde luego no son soporte para una argumentación sobre el funcionamiento del mundo a lo largo de la historia de más de 350 palabras.

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies