Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Baño de Sangre Para Crear el Mundo - Tribulaciones de la Clase Ociosa

Baño de Sangre Para Crear el Mundo

February 12th, 2008

Siempre he pensado que, políticamente, Estados Unidos es como un niño pequeño con un arsenal nuclear: busca extender por el mundo su doctrina y su forma de ver las cosas, y cuando se le riñe o lleva la contraria, se enfurruña y echa mano de su arsenal. Creo que ya expliqué por aquí en alguna ocasión cómo Estados Unidos es Marte y Europa es Venus.

Pero es que es cierto. La guerra no es solo cuestión de matar enemigos, sino de lo que hacer después con sus países, en especial las guerras de conquista. Europa lo aprendió por las malas, con siglos y siglos de tales guerras. Los franceses lo aprendieron cuando las tropas napoleónicas fueron expulsadas de España por campesinos y ciudadanos normales. Los ingleses cuando fueron expulsados de la India por ciudadanos pacíficos liderados por Gandhi. Los holandeses nos lo demostraron al expulsarnos de Flandes.

Si quieres ir más allá, tienes que adoptar el modelo que hizo fuerte al Imperio Romano: allá donde vas, no sólo te impones por las armas, sino que te fusionas con los lugareños. No sólo ellos se adaptan a ti, sino que tú te adaptas a ellos, cambiáis juntos y creáis algo nuevo. Esa fusión, esa unión, es lo que hace que ambas partes estén comprometidas e involucradas con el proyecto de lo que se está creando, y por ello trabajen juntas, al menos en las cuestiones importantes. No significa que el poder sea justo, ni se reparta por igual, ni carezca de conflictos, simplemente se trata de que, en el fondo, ambas partes se den cuenta de que van en el mismo barco.

Estados Unidos aún no ha aprendido esa lección tras un siglo de bañarse en sangre. Quizás, la culpa estuvo en la importancia de la Primera y Segunda Guerra Mundial, donde no tenían los problemas de la conquista y la distancia, porque iban de liberadores y caballeros en brillante armadura, de modo que los locales estaban de su parte desde el principio. Y Alemania estaba demasiado destruida y exhausta, sobretodo en 1945, como para siquiera empezar a pensar en rebelarse. Y qué decir de Japón, cuya moral y ganas de oponerse no sólo habían sido destruidas, sino allanadas con dos bombas nucleares.

Sin embargo, deberían haberlo aprendido después de Vietnam especialmente, o después de Korea. En Vietnam, sus marines, sus apoyos aéreos y tácticas de guerra psicológica fueron derrotadas simplemente por los campesinos del lugar echados a la selva y equipados como malamente podían. Un ejército, por fantástico y bien preparado que esté, no puede contra un pueblo que no desea ser derrotado. Nunca ha podido en la historia, y no es posible que eso cambie. Es una simple cuestión de cantidad. La guerra que sigue es una guerra tan sangrienta que cubre el mundo de sangre, a medida que hombres, mujeres y niños defienden lo que tienen, calle a calle, sombra a sombra, casa a casa.

Es lo que les está pasando en Irak. Al principio los iraquíes, pese a las penurias, estaban felices con su liberación. Pero tras unos meses en que vieron que sus tentativas democráticas eran aplastadas, y que sus condiciones económicas empeoraban cada vez más… todo país tiene su límite, y el suyo fue alcanzado. Sólo les quedó la opción de volverse a aquello que podía darles algo de solaz, y como en todo el mundo, eso fue la religión. Y a eso, Estados Unidos ha respondido con torturas, con encierros, con lucha de terror; al fin y al cabo, es su propia versión del terrorismo de los iraquíes, uno mucho más sistemático y terrible.

Ya para cerrar, voy a citar las palabras de Naomi Klein en “La Doctrina de shock”:

“Esto es lo que ocurre con los proyectos de crear sociedades modelo en países que no son el propio. Las campañas de limpieza rara vez son premeditadas. Sólo cuando las personas que viven en el país en cuestión se niegan a abandonar su pasado, el sueño de la tabla rasa se desdobla en su otro yo, la tierra arrasada; sólo entonces, el sueño de la creación total se convierte en una campaña de destrucción total.”

Costán Sequeiros Bruna

Estos son los posts del antiguo blog:

post 25

Y tú, ¿qué opinas de ello?

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
%d bloggers like this: