Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

La diferencia entre mirar y ver

March 31st, 2017

A menudo, en el uso habitual de la gente, ambos verbos se usan casi como sinónimos, e incluso en sus definiciones en la RAE tienen elementos entremezclados; sin embargo, en realidad son muy diferentes. Y las diferencias entre ambos se encuentran en el centro de muchas de las disparidades en la vida cotidiana de cada uno de nosotros, pues son extensibles al resto de sentidos también como la diferencia entre oír y escuchar.

Entonces empecemos por el principio. Mirar es algo que hacemos siempre que tenemos los ojos abiertos, pues refleja el proceso por el cual la luz incide sobre la parte trasera de los ojos y genera imágenes. Así, es al mirar cuando recibimos impresiones de colores, de formas, de texturas, etc. y con ellas percibimos el entorno que nos rodea. Así que, a la hora de mirar, miramos todo lo que tenemos delante nuestra.

El tamaño de nuestros círculos sociales

February 16th, 2017

circulos socialesPor círculos sociales voy a referirme aquí al conjunto de personas con las que nos relacionamos en los distintos ámbitos: trabajo, ocio, familia, etc. pero especialmente centrado en aquellos que consideramos colegas o amigos. Se que es una definición algo reducida, pero creo que aquí es útil. Así que empecemos por el principio de verdad a la hora de ver cómo evolucionan los círculos sociales que una persona genérica tiene a lo largo de su vida.

Y, como no puede ser de otro modo, el comienzo de una vida es el momento del parto. A menudo se dice que llegamos al mundo en blanco, sin nada, pero eso es falso ya que, entre otras cosas, llegamos con un círculo social al que unirnos: nuestra familia. Sea como sea esta, un bebé realmente pequeño considera que su familia es básicamente todo su mundo social (como mucho añadiendo algunos amigos muy cercanos de los padres que puedan pasar de visita con cierta asiduidad), de modo que de allí extrae aprendizaje, amistad, cariño, amor, castigos, etc.

Poder y relaciones humanas

January 20th, 2017

Aunque pueda parecer que el poder es una cosa que tienen los poderosos, lo cierto es que hay poder en toda relación humana, desde la de un padre con su hija a la de una pareja. Esto hace que toda relación sea inevitablemente un juego de poder, ya que las dos partes implicadas en la misma se juegan en ella elementos que para ellos son importantes (como puede ser la autoestima, que es relacional), así como tienen distintas capacidades y necesidades/deseos.

Estas tres dimensiones son centrales a la hora de entender el poder que se establece en una relación, ya que inevitablemente son las que deciden quien tiene la posición más fuerte y quien la más débil. Por ejemplo, si una de las partes necesita más a la otra, esa parte es más vulnerable y por tanto más débil ante la otra parte (por ejemplo, el hijo frente al padre, pero también el enamorado que está cortejando a la persona de sus afectos).

Un mundo sin privacidad

August 27th, 2016

privacidad 1Tradicionalmente, en los estudios de opinión pública y de ciencia política se diferencia entre la esfera pública de la vida (aquello que todo el mundo puede saber, las acciones que hacemos en el exterior, etc.) y la privada (aquella que está restringida solo para nosotros o para incluir a unos pocos allegados). Es en la esfera de lo privado donde reinaba sin temor, desde la aparición de los derechos con la revolución americana, la privacidad, el velo que nos escondía de quienes nos rodeaban y nos dotaba de un espacio donde poder ser nosotros mismos sin interferencias del exterior. El verdadero backstage que diría Goffman.

Sin embargo, esa división siempre fue relativamente porosa y aspectos de la vida privada lentamente se filtraban a la esfera pública. Los clásicos paparazzi persiguiendo a los famosos y haciendo noticias con cosas de sus vidas cotidianas es uno de los mejores ejemplos, pero incluso en la vida normal de todos nosotros cosas como enseñar nuestras fotos de vacaciones al regresar al trabajo eran formas en que la esfera de lo privado se mezclaba con la pública. Así, la privacidad nunca fue total en el ámbito de lo privado, igual que tampoco estamos totalmente expuestos en el ámbito de lo público (por ejemplo, por mucho que el trabajo sea un ámbito público, si trabajas en una oficina a puerta cerrada puedes contar con cierta privacidad).

La trampa del amor

August 3rd, 2016

amor 1Empezaré por decir que el amor está muy bien, hace a la gente feliz, les da sentido a sus vidas, etc. Sin embargo, como siempre sucede cuando se empieza una frase por ahí, este post no va sobre esta parte sino sobre lo que viene después del inevitable “pero”.

Es importante señalar desde ya que el amor no es un hecho, no es algo objetivo, no es algo natural. Al contrario, el amor es una construcción social que, sobre la base de las personas, construye una serie de formas adecuadas de interacción entre personas. Es algo que se construyó con el tiempo y, tal y como lo entendemos hoy en día, en buena medida es un producto del siglo XIX (de ahí que lo relacionado con lo amoroso sea “romántico”, el nombre del periodo histórico correspondiente en cultura, que construyó ese concepto). Por tanto, es parte de la respuesta decimonónica al racionalismo del siglo de las luces que le precedió y se articula, como corresponde, sobre la base de la irracionalidad.

Interacción Social en un Encuentro Aleatorio

June 3rd, 2015

interaccionEsto que os voy narrar ahora es un encuentro que acabo de presenciar y que a cualquiera de nosotros ha vivido un millón de veces. Por eso es interesante. La mujer A va camino (probablemente) de casa y se encuentra con la mujer B que está paseando al perro y esto es lo que hablan:

A: Hola.
B: Hola, ¿qué tal?
A: Aún me duele mucho el ojo.
B: Ya, es que eso es muy fastidiado, a mi…
A (interrumpe): ¿y tú, qué tal?
B: Bien, aquí, paseando al perro.
A: Ya veo, bueno, te dejo, hasta luego guapa.
B: Adiós.

Y cada una se va en su dirección. ¿Qué ha pasado aquí? ¿Por qué me parece interesante?

¿Cómo Organizamos Nuestro Tiempo?

August 8th, 2014

Te levantas a las siete de la mañana, desayunas y te preparas para estar listo para trabajar una hora más tarde. A las dos se termina la primera mitad del día laboral y tienes una hora para comer antes de regresar para la parte de la tarde. Terminas, agotado, a las cinco, momento en que regresas a casa y te pones algo más cómodo para salir a hacer una hora de jogging. Regresas a casa para charlar con tu pareja algo antes de las siete, pasáis un rato juntos y luego os preparáis para salir a tomar algo y aprovechar que es viernes. Cena en un restaurante a las diez, terminada sobre las once y media, momento de ir a tomar unas copas con los amigos. De vuelta a casa sobre las dos, que ha sido un día largo y toca reponerse. Puede no ser tu vida pero, ¿a que suena familiar?

Esta rutina, como cualquier otra que pueda llevar una persona en nuestro mundo, es natural. Al fin y al cabo, es lo que mejor se ajusta a nuestro entorno. Al fin y al cabo, el estreno de la película en la televisión es a las diez de la noche y tu horario te lo ha impuesto tu jefe. Así que, encajamos en ello, en el fluir natural de la sociedad a nuestro alrededor.

Poder Cotidiano: Autoridad, Status y Liderazgo

February 24th, 2014

El poder es, sin duda, uno de los elementos sociales que más me interesan, pero que también ha sido clave en todos los análisis sociológicos desde el principio. Sin embargo, normalmente el poder se estudia desde una perspectiva más sistémica, de conflictos dentro de un campo, en esta ocasión voy a meterme con la parte más pequeña del poder, la forma en que se maneja entre la gente en el día a día.

Foucault dice, muy acertadamente, que el poder no es algo que se posea, sino que por el contrario, simplemente se ejerce. Y se ejerce no sólo cuando es obvio, sino que las transacciones de poder se encuentran presentes en casitodas las relaciones entre personas, en casitodos los momentos y ámbitos. Sin embargo, decir que toda persona tiene poder no implica que todos tengan el mismo, y en este sentido la noción de capital de Bourdieu es clave, al indicar la cantidad de “poder” que una persona posee en cada uno de los campos en los que participa, en relación con el resto de los que participan en el mismo.

¿Cómo Funciona tu Cerebro y la Sociedad?

August 24th, 2013

Basta con entrar en un bar y encontraremos a un grupo de amigos comentando sobre una cerveza o un café cómo arreglar el mundo. Todos ellos tienen ideas sobre cómo mejorar el funcionamiento de la política, o dónde invertir los fondos, etc. al margen de que realmente hayan estudiado el tema o no. A nadie se le ocurre decir cómo un ingeniero debe construir un puente, o cómo un matemático debe solucionar un problema. Sin embargo, con la sociedad, todos somos unos expertos. ¿A qué se debe esto?

El cerebro está construido para ser capaz de dar respuesta a todas las situaciones que se le presentan, de modo rápido y ágil. Esto implica aceptar cierto margen de error, a cambio de eficacia de tiempo/respuesta. El mecanismo principal para ello es el de los arquetipos, que son construcciones que hacemos sobre aquellos que nos rodean. Así, si vemos a una chica con cresta verde, camiseta del Che, y pantalones vaqueros desgastados, rápidamente la catalogaremos como una punk.

Entendiendo la Vida, la Perspectiva del Tiempo y la Memoria

February 12th, 2013

Soren Kierkegaard dijo que la vida sólo puede ser entendida mirando hacia atrás, pero que se debe vivir hacia adelante. Y esta gran paradoja es probablemente uno de los elementos centrales de la forma en que vivimos.

Cada uno de nosotros construye la narrativa de su vida, la historia que se contaría de él si fuese una novela, y analiza lo que le ha ocurrido y lo que le va a ocurrir sobre esa luz. Si la visión de nuestra vida es depresiva, nuestra memoria recordará más los momentos oscuros que los bonitos; si al contrario tenemos una narración optimista, será a la inversa. Y así con cualquier tipo de narrativa que creamos que merecemos.

¿Aprendizaje o Genialidad?

January 30th, 2013

A menudo oímos que alguien “ha nacido para hacer esto”, o que aquel otro tiene “un don para algo”, o quizás simplemente “que es innato” o “un genio”. Pero, ¿hasta qué punto es verdad?

A la hora de la verdad, sin embargo, la realidad no funciona así del todo. En gran medida, el cuerpo reacciona a las demandas que se le hacen: si hacemos ejercicio nos fortalecemos, si estudiamos desarrollamos la memoria, si pintamos mejoramos la creatividad, etc. El cuerpo, y la mente, se moldean con el uso de los mismos, y se van adaptando cada vez más a las necesidades que tenemos de ellos, dejando de lado aquello que usemos menos. Incluso hasta el extremo de que a menudo nuestra propia personalidad se ajuste a ello, y de ahí la famosa expresión de “deformación profesional”, ya que acabamos actuando a menudo en base a cómo pensamos por el trabajo.

Confianza

December 3rd, 2012

La confianza se encuentra en la base de cualquier relación exitosa. Cualquiera que haya tenido una pareja sabe lo importante que es la confianza mutua para discutir las cosas, para luchar contra los celos, etc. Pero es una cuestión que no sólo se da en las parejas, sino en todos los campos: la amistad se basa en la confianza en que el otro no se aprovechará de uno para hacernos daño, la familia igual, etc.

Pero, si eso es así a nivel micro de nuestras vidas personales, no lo es menos cierto a nivel macro, del conjunto de la sociedad. El buen funcionamiento de una sociedad depende de la capacidad de crear confianza entre sus miembros, por diversos medios. Antiguamente, por ejemplo, se recurría al honor como medio de generarla, ya que si todo el mundo era honorable podías fiarte de ellos. O la religión, con sus mandamientos.

Humor y Construcción de Percepciones

June 29th, 2012

Estás tranquilamente reunido con tus amigos o con las compañeras del trabajo, tomando una caña afablemente en una terracita. Y de pronto comenzáis a contar chistes, y uno cuenta uno muy bueno que es racista, sobre gitanos, o negros o lo que sea. Todos os desternilláis, todos menos una. Y la miráis mal, porque se está tomando en serio algo que no lo es. Al fin y al cabo, vosotros no sois racistas, y el chiste sólo es eso, un chiste.

¿O no lo es? En la edad media, la única persona que tenía el poder de decirle a los poderosos reyes y nobles la verdad era el bufón, porque desde siempre se ha entendido que el humor es una forma de exponer la verdad de una forma amigable. Como un puñetazo dado con un guante de seda. Las viñetas de opinión en muchos periódicos juegan con esto, construyendo la opinión a través de sacarnos una sonrisa, aunque expliquen algo de fondo terrible.

Conocer la Realidad

January 22nd, 2012

Es muy habitual, en los debates de la televisión o en el bar, e incluso en conferencias doctas y discursos políticos, escuchar frases del estilo a “como todo el mundo sabe…” o “como todo el mundo cree…”. Pero lo cierto es que estas son un artilugio demagógico que sólo sirve para intentar ganar peso en las afirmaciones que uno hace. Así, se basan o bien en el sentido común compartido por todos (que se equivoca con una sorprendente frecuencia) o bien en la percepción de esa persona.

El sentido común se conforma con todas esas ideas y frases que flotan en la sociedad para explicarse a sí misma. Dichos, refranes, enseñanzas de los padres, experiencias compartidas… todo ello se une para crear una narrativa que nos explica cómo funciona el mundo a nuestro alrededor, de modo que podamos actuar en él. El problema de esta historia es que es ficticia, y se basa en interpretaciones superficiales de lo que ocurre y por qué ocurre, que se supone que ganan peso porque todo el mundo las comparte. El sentido común, por ejemplo, dice a menudo que los “inmigrantes vienen a quitarnos el trabajo”, ignorando por completo que los inmigrantes son necesarios para sostener nuestro Estado del Bienestar con una población que envejece rápidamente, y que además no suelen competir por los mismos puestos de trabajo que los nacionales. Obviamente, el sentido común no se equivoca siempre pero es, como mínimo, muy poco fiable.

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies