Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

La guerra invisible

May 1st, 2017

La guerra es algo curioso. Siempre crees que la verás venir, cabalgando a lomos del corcel cual Jinete del Apocalipsis. Llegará entre grandes fanfarrias, anunciadas por la caída de las bombas y el derrumbarse de los edificios. Que llegará con los efectos especiales que ves en el cine y claramente en dolby surround.

Pero raramente es así. La guerra entra silenciosa en tu vida, repta invisible hasta tu lecho mientras duermes y te susurra mentiras al oído. Mentiras que todos queremos creer. Como la culpa de un fracaso es de esto o de aquello, como la verdad sobre algo es esta o aquella, como esta ideología tiene la razón y aquella es un engaño… dulces palabras de odio que siempre encuentran terreno fértil en el corazón. 

Lo mediocre

March 16th, 2017

mediocreHay un artículo de David Jiménez sobre el triunfo de los mediocres que, bajo varias supuestas autorías, ha estado circulando por internet. Es un artículo interesante con el que inicialmente es difícil no estar de acuerdo porque dice muchas cosas que suenan muy bien juntas. Y, aunque en parte es cierto lo que dice, la verdad es que se basa en una serie de errores, falacias y ocultaciones que a todos nos ocurren.

Pero lo cierto es que es difícil llevarle inicialmente la contraria. ¿Cómo no pensar que España es un país mediocre si nuestro presidente del gobierno no sabe ni hablar inglés? ¿Y la cantidad de telebasura que llena nuestros canales de televisión, preparados para alimentar a una población idiota incapaz de digerir nada más desarrollado? ¿Y las universidades que no llegan a ningún puesto decente de los rankings internacionales? Estos ejemplos muestran un mensaje claro: todos ellos son mediocres, ergo nuestro país lo es. Pero, sin embargo, cada uno de ellos oculta realidades que cambian todo ello, principalmente relacionados con el elemento central de los medios de comunicación: la visibilidad.

El futuro de Europa

March 2nd, 2017

La Comisión Europea ha iniciado este 60 aniversario del Tratado de Roma declarando parcialmente la guerra a la función callada y subalterna a la que la Alta Autoridad (el antiguo nombre de la Comisión) había quedado relegada en este comienzo de siglo XXI. Y para hacerlo, ha hecho varios movimientos para romper una de las desigualdades fundamentales de la Unión: el hecho de que los beneficios de la misma los Estados se los atribuyen a si mismos, mientras le echan las culpas por las cosas malas. El primer movimiento fue obligar a que los Estados se pronuncien en las comisiones incómodas y el segundo es la publicación del Libro Blanco Sobre el Futuro de Europa, el primero de varios informes que irán saliendo a lo largo del año.

A diferencia de lo que muchos esperaban (para cantar los aleluyas o para maldecir su nombre), en lugar de iniciar el proceso directamente legislativo (al fin y al cabo es su poder como Comisión), lo que ha hecho es crear un debate profundo sobre el futuro de la Unión. Para ello, el informe no da nuevas normas ni elementos concretos, sino que esboza los cinco escenarios que podría implicar el futuro de la UE. No me quiero detener mucho en ellos, así que resumidamente serían:

Desglobalizar o el poder del miedo

February 1st, 2017

desglobalizarAbrimos las noticias y el mensaje desde hace unos años es claro: lo global es malo, lo global es peligroso, lo global amenaza nuestro estilo de vida milenario… así que, en todos los rincones del mundo se alzan las voces que claman por dividir lo que se ha unido (Cataluña, brexit, incluso parece que los independentistas de California quieren separarse) mientras que otros claman por aislarse de los demás (Trump y su muro, la extrema derecha europea, el muro de Israel).

Todos estos movimientos tienen en común el punto de partida: el miedo a los demás. Te quieres separar porque tienes miedo de que el conjunto amenace tu estilo de vida tradicional, pones muros porque tienes miedo de que la inmigración amenace tu identidad o tu trabajo, etc. No importa que no tenga razón de ser, ni lógica ni sentido, el miedo es así, es irracional. Así que procedemos a intentar desglobalizar, a balcanizar el mundo en defensa de un mundo pasado que se veía como más puro, más independiente, más real y deseable. Pero eso es una mentira.

La autoestima es una trampa

January 24th, 2017

El otro día hablaba sobre cómo la autoestima es una cuestión relacional y es hora de dedicarle un post a cómo se construye. La base de la autoestima es que nosotros no sabemos cuánto valemos en términos absolutos, no tenemos encima de nuestras cabezas un indicador que dice nuestro nivel ni nada por el estilo, como ocurre en los videojuegos. Por ello, a la hora de establecer nuestro valor nos miramos en los demás para ver quien es mejor que nosotros en esto, quien es peor en aquello, etc. por el camino, distorsionado por nuestra visión de nosotros mismos, llegamos al punto en el que creemos que nos encontramos, se ajuste este a la realidad de donde deberíamos estar o no.

El problema es que el juego está trampeado. Nosotros nos comparamos con los demás en las categorías y en las formas que nos han dicho que debemos compararnos. Así, los hombres debemos ser fuertes, guapos, ricos, con buenos trabajos, seguros, posesivos, ambiciosos, inteligentes, seductores, fríos, líderes… mientras que las chicas deben ser bonitas, listas pero no inteligentes, emocionales, sumisas, hogareñas, maternales… si, es un mundo heteropatriarcal al fin y al cabo.

Democracia y primarias

December 20th, 2016

Resulta curioso como las voces cada vez más escandalizadas reabren viejos debates sobre la democracia. Y ciertamente, es probable que no sea para menos en muchos sentidos, habiendo visto los resultados del brexit o de la elección de Trump en Estados Unidos. Como señala Carlos Yarñoz, incluso estos debates se extienden a elecciones menores, como las primarias, que han visto en Francia caer a Sarkozy o a Hollande (que ni se ha presentado) y en Inglaterra a Corbyn mantenerse pese a la oposición de todo el aparato de su partido. Las elecciones han demostrado ser peligrosas para los partidos políticos.

El problema, sin embargo, no radica en la democracia, las elecciones primarias o cualquier otra. Es irónico, de hecho, que se entienda que la población (ese ente soberano) tiene la capacidad para escoger a sus cargos principales (presidentes, primeros ministros y demás) y sin embargo no tiene capacidad para escoger otros asuntos como referendums o primarias. No es un problema de la participación, del interés o de la capacidad, ni siquiera sobre los resultados que se obtienen en esas elecciones. No, el problema está en otro sitio.

Trump elegido… Y mañana ¿qué nos espera?

November 10th, 2016

trump-2Hace días que varias personas me habían preguntado quien ganaría, si Hillary o Trump, pero me negué a decir nada porque, tras el brexit y el “no” de Colombia todo era posible. Y lo imposible se ha vuelto realidad de nuevo y, por mucho que las encuestas dijeran que ganaría Hillary, Trump se ha hecho con la Casa Blanca. Varias personas me han preguntado qué consecuencias puede tener esto y, aunque es un ejercicio imposible el preveer una presidencia, me parece interesante al menos dentro de unos años ver por cuánto me he equivocado.

El primer punto interesante es que, entre todas sus fanfarronadas y declaraciones de que iba a volver a “hacer América grande de nuevo”, lo cierto es que Trump ha hablado muy poco de su política, de lo que va a hacer si llega a la Casa Blanca o a quien llevaría consigo. Así que, en buena medida, todo es territorio de la especulación y podría salir por peteneras sin ningún problema.

Xenofobia y emigración

October 20th, 2016

xenofobiaLa xenofobia es el odio/miedo a lo distinto, a lo diferente a nosotros. Por tanto, se basa en la distinción entre un nosotros definido en torno a un nexo común (nosotros los españoles, nosotros los blancos, nosotros los del Sporting, etc.) frente a un otro que representa a todos los demás (ellos los extranjeros, ellos los de color, ellos los de otros equipos, etc.). A ese ellos colectivo se lo divide en distintos grupos (ellos los de África frente a los Europeos, ellos los negros frente a los amarillos, ellos los del Bacerlona frente a los del Madrid, etc.) y a cada uno se le asignan valores desde el nosotros (los de África son unos pobres frente a los Europeos que son gente digna, los negros son peligrsos mientras los amarillos tienen ese misticismo oriental, los del Barcelona quieren partir España mientras los del Madrid son unos fachas centralizadores, etc.).

El resultado, así, es que construimos estereotipos y los aplicamos sobre los demás, sin tener en cuenta que esos estereotipos encajen con la realidad de esas personas o del mundo. Esos estereotipos pasan a formar luego parte de la sociedad en choque con otros estereotipos (“los del Barcelona no son independentistas, esos son los del Athletic de Bilbao!”) en busca de formular cómo se ven a los demás, y los estereotipos dominantes se insertan en la estructura al pasar a ser reproducidos por los medios de comunicación, la escuela, etc.

La dictadura de lo políticamente correcto

August 19th, 2016

correcto 2Vas a decir algo pero… alto, ¿seguro que es apropiado? ¿No ofenderá las ideas de los millenials, los góticos, las feministas, los machistas, los homófobos, las homosexuales, los creyentes, las ateas, los veganos, las fructívoras, los de derechas, las de izquierdas… o cualquier otro de las decenas de colectivos que forman nuestras sociedades? O, mejor dicho, estás seguro de que cualquiera de los colectivos identitarios sociales no va a encontrar alguna forma, por rebuscada que sea, de poder hacerse el ofendido por tu contenido aunque sea sacándolo de contexto y forzando su interpretación? No, ¿verdad?

Lamentablemente, por exagerado que parezca, en cierta medida en la actualidad eso todo es una realidad. Hay tantos colectivos oprimidos, ofensibles, etc. cuyas identidades se construyen en respuesta y discusión a la identidad conjunta que, necesariamente, cada vez que hablamos, corremos un alto porcentaje de riesgo de decir algo que alguien en algún lado pueda considerar ofensivo. Así es como nace el imperio de lo políticamente correcto.

La verdadera rebelión: la propia

July 19th, 2016

rebelion 1Nacemos y el mundo se encarga de decirnos que somos especiales, que somos únicos, que somos distintos y estamos destinados a grandes cosas. Que vamos a ser estrellas del rock y que da igual que seamos el patito feo porque cuando lleguemos al baile de promoción podemos ser el rey o la reina del mismo. Que al final el amor triunfa, que da igual que seas pobre puedes alcanzar tus sueños, que Bill Gates empezó en un garaje. Y se olvidarán de decir que por cada Gates hay un millón de personas que fracasan, dos millones que lleva vidas normales, gente que no ha le ha robado los instrumentos musicales a Bob Marley para poder crear los Sex Pistols.

Entender eso es lo que cínicamente han llamado “madurar”: el proceso por el cual el mundo entero aniquila los sueños imposibles que te ha creado y te enseña que en realidad eres pequeño, no eres nadie, no puedes cambiar nada, solo eres un número más en una larga cadena, una avispa en la colmena, etc. Que aceptes trabajar un montón de horas sin una remuneración digna, que no busques nuevos derechos y aceptes que está bien mantener los que tienes (incluso, ya puesto, ¡da gracias por ellos!), que las élites nos explotan pero es mejor que la alternativa de vivir en sitios como Venezuela o Siria. Que, en el fondo, vivimos en el mejor mundo posible y no es malo ser solo another brick on the wall, como diría Pink Floyd.

¿Por qué la democracia da los resultados que da?

June 29th, 2016

democracia y referendumJusto tras el referendum en Grecia, o tras el del brexit en Reino Unido, o cualquier otro se alzan siempre voces que dicen que las consultas a la población son presa fácil de los populismos, que dan resultados ingobernables, etc. Y se ofrecen numerosas explicaciones de por qué debemos confiar en nuestros gobernantes electos, por qué ellos saben lo que es mejor para nosotros, etc. Las élites, al fin y al cabo, son así: superiores, más sabias, defienden los intereses de todos con habilidad… ¿o no?

Lo cierto es que la realidad dista mucho de eso. Los gobernantes electos, como toda élite, defiende sus propios intereses y, al hacerlo, gobierna de modos muy concretos. Por eso la consulta popular suele dar resultados que le incomodan, pero veamos las numerosas razones que llevan a esos resultados en realidad.

Los antisistema

March 24th, 2016

antisistema 1A menudo, los partidos políticos situados en torno al centro del espectro usan el término “antisistema” como un arma arrojadiza que lanzar contra sus enemigos. Por su tono y su gesto al usar esa palabra, antisistema equivale a traidor, a rebelde, a poco menos que el Demonio encarnado en actor político. Y parte de razón tienen, pero a la vez también se equivocan profundamente.

Tomando parte del argumento de Linz en “La Quiebra de las Democracias”, los antisistema son básicamente un conjunto de actores y partidos deseales con el sistema en el que viven. O sea, que no respetan la legitimidad del mismo y rechazan un sistema que, bajo su punto de vista crítico, es inadecuado para los fines sociales que consideran más importantes. El resultado es que los desleales, o antisistema, se oponen al sistema en el que viven de modo directo, lo cual en buena medida los convierte en el anatema de cualquier grupo político leal con el sistema.

Los outsider y la comprensión de nuestra sociedad

March 1st, 2016

outsider 1Los outsiders son una figura muy presente en la sociología, una para la cual yo personalmente no encuentro una traducción adecuada al castellano. Vienen siendo esas personas que habitan en el interior de una sociedad pero no comparten ni sus ideales ni su forma de entender el mundo ni se relacionan con los demás en los términos que son considerados como “normales” dentro de la misma. El resultado es que, en cierta medida, la sociedad como conjunto los considera extraños y ajenos a si misma, por una razón u otra.

Por supuesto, desde este punto de vista, los outsiders lo son en términos relativos: que no estén incorporados en los valores y formas de entender el mundo de una sociedad no implica que no lo estén en otra, o en una subcultura concreta dentro de la misma. Así, uno de los ejemplos clásicos de un outsider es un extranjero que llega a una sociedad nueva, pudiendo estar perfectamente encajado en la suya propia la nueva le resulta extraña y esta a su vez lo considera extraño a él.

¿Una sociedad sin clases sociales?

November 26th, 2015

clases 1Hoy he tenido ocasión de ver el programa de Jordi Évole de este domingo sobre la clase media y me ha inspirado para tratar esa cuestión de nuevo aquí. Baste señalar de antemano que el trabajo de Salvados es excelente, como siempre, pero creo que en este caso, de cara a construir un argumento claro, han simplificado numerosas cosas. Y es sobre esto sobre lo que voy a incidir de modo complementario (espero) a lo dicho allí.

Así pues, empecemos por el principio: el término clase es popularizado por Marx en el siglo XIX y refleja la sociedad de su época. Era una Inglaterra que se industrializaba a toda velocidad, de capitalismo creciente, de campesinos incultos que debían mudarse a las ciudades, etc. Por ello, el modelo se divide en dos grandes grupos no en términos económicos y de riqueza, sino en realidad en términos de poder e independencia: los que en su trabajo dependen de otro (los obreros, que dependen del salario) y los que son dueños de los medios de producción (los capitalistas); junto a estos, existían algunas clases menores que Marx describe, como los burócratas, que no encajaban en esa separación nítida, pero que en el XIX eran colectivos minoritarios.

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies