Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

¿Cómo se Combate al Sistema? - Tribulaciones de la Clase Ociosa

¿Cómo se Combate al Sistema?

May 21st, 2013

Fruto de una de las muchas interesantes discusiones con Lucas, hoy toca abordar el tema de la lucha contra el sistema. Después de haber hablado sobre alternativas políticas y económicas al mundo en que vivimos, ¿cómo se llega a ellas?

Lo primero que suele salir a relucir a la hora de que la gente proteste contra el sistema es la clásica “hay que acabar con todos los banqueros”, o “una bomba en el Parlamento y se soluciona todo esto rápidamente”. Estas visiones, fruto de la frustración en la que vivimos al ver cómo opera el poder, son típicas desde hace muchos siglos: el señor feudal nos sube los impuestos y nos rebelamos, el Rey se impone y le cortamos la cabeza, etc. Sin embargo, el sistema ha evolucionado mucho en este tiempo, de modo que las antiguas recetas hoy en día ya no valen.

Con el tiempo, el Sistema ha ido perfeccionándose infinitamente, mejorando, aprendiendo. Y la lección más importante es que ha aprendido a absorber a sus oponentes e integrar sus críticas en su interior como mecánicas normales. Los trabajadores protestaron a finales del siglo XIX por las condiciones laborales, y el capitalismo no acabó sino que surgió la socialdemocracia. El Che se levantó en armas, y lo que consiguió en gran medida es que hoy vendan camisetas con su foto para todos “los jovenes rebeldes” que creen que luchar contra el sistema es llevar la foto del ídolo y decir sus consignas, sin pensar que la compraron en tiendas perfectamente establecidas por el sistema, dentro de la lógica capitalista que perpetúan mientras creen luchar contra ella.

Oponte al sistema, crea una revolución, cambia un poco algo… y, al final, el sistema se reapropiará de ti, retorcerá tus ideas, y encajará de nuevo de vuelta a lo más parecido a lo que era. No nos equivoquemos, nunca vuelve a donde estaba, y muchas de estas luchas han conseguido avances muy significativos para todos nosotros, pero el sistema es lo suficientemente flexible como para minimizar su impacto en la medida de lo posible.

Pero hay otra mecánica, mucho más lenta y, sin embargo, mucho más poderosa. Ya he expuesto cómo la sociedad es intersubjetiva, fruto de las relaciones entre todos los habitantes y sus puntos de vista. Las estructuras reaccionan a sus cambios tanto como tratan de condicionarlos. Por tanto, es a través del trabajo en este sentido que se consiguen los cambios de verdad, producto de trabajar mucho y muy lentamente entre todos para cambiar las perspectivas sobre las cosas que de verdad importan. Podríamos decir: “Cambia la percepción del mundo y cambiarás el mundo”.

Así, la lucha contra el sistema no es una lucha con armas y cañones, sino una lucha por las mentes de las personas. El sistema, durante años, nos tuvo convencidos con sus historias: ¡seremos todos estrellas del rock y modelos, ricos y famosos, queridos por todos y con casas de ensueño! Luego creces y ves que eso no es así, pero en el camino te has quemado, has contraido una hipoteca, has consumido como forma de luchar contra el hastío, has ido al cine a ver las historias de aquellos que si lo han logrado para imaginar que tú también podrías haberlo hecho… y te has dormido. La sociedad entera durmió en su precioso sueño socialdemócrata de crecimiento y bienestar.

Lo que ahora vemos es que las élites se han aprovechado de nuestro sueño, y cuando ha llegado la hora de mirar hemos visto la pesadilla que se ocultaba tras el bonito fondo proyectado por ordenador. ¿Cómo se lucha contra el sistema y se lo cambia, pues? Levántate, piensa, lee, escribe, habla con amigos, cambia tu forma de pensar, piensa de forma crítica sobre nuevos temas, busca nuevas perspectivas… Es el camino de Martin Luther King, o de Gandhi, que no triunfaron por el uso de las armas, sino porque su ejemplo sirvió para que la gente cambiase su forma de pensar las relaciones, el sistema, el equilibrio.

Y, una vez hayas pensado en todas esas cosas, hayas visto todos los errores y aciertos… entonces estarás listo para tomar la píldora roja, y comenzar la lucha de verdad por un nuevo mundo.

Costán Sequeiros Bruna

Estos son los comentarios que había en el antiguo blog:

post 143-1post 143-2

post 143-3

Y tú, ¿qué opinas al respecto?

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
%d bloggers like this: