Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Crítica Constructiva de las Propuestas del 20 de Mayo de DRY - Tribulaciones de la Clase Ociosa

Crítica Constructiva de las Propuestas del 20 de Mayo de DRY

May 23rd, 2011

Como siempre, lo que sigue es únicamente mi opinión al respecto. Y veo motivos para la esperanza, pero también para la desesperanza. Por ello iré yendo una por una revisando las propuestas, y que cada uno extraiga de ello las conclusiones que considere oportunas. Si queréis el texto original, está aquí. 1. Cambio de la Ley Electoral para que las listas sean abiertas y con circunscripción única. La obtención de escaños debe ser proporcional al número de votos.
No puedo estar más de acuerdo en la importancia y vitalidad de esta petición. Y que su lu lugar adecuado es el numero uno es más que correcto.

2. Atención a los derechos básicos y fundamentales recogidos en la Constitución como son:
– Derecho a una vivienda digna, articulando una reforma de la Ley Hipotecaria para que la entrega de la vivienda en caso de impago cancele la deuda.

Uff, complicado. En principio, desde luego es correcto. El problema es articularlo de una manera efectiva y coherente. Los bancos pueden tener muchos defectos, pero a la vez no se los puede obligar a aceptar pérdidas si no queremos que el sistema financiero entre en crisis de nuevo. Por no mencionar que las viviendas se devalúan con el tiempo y el banco no es una agencia inmobiliaria. No se, no soy economista, pero creo que esta propuesta hay que analizarla en profundidad para conocer las implicaciones de la misma, más allá de la corrección moral de lo que implica.

– Sanidad pública, gratuita y universal.
– Libre circulación de personas y refuerzo de una educación pública y laica.
Estas dos son indudables. Lo que no tengo muy claro es en qué medida no tenemos ya una sanidad publica, gratuita y universal y circulación libre de personas. ¿Es por las colas de espera en la sanidad? La educación laica no hay ni que dudarlo, la Iglesia no debería tener lugar en el colegio.

3. Abolición de las leyes y medidas discriminatorias e injustas como son la Ley del Plan Bolonia y el Espacio Europeo de Educación Superior, la Ley de Extranjería y la conocida como Ley Sinde.
Por partes. Al margen de la bondad o maldad del Plan Bolonia y el Espacio Europeo de Educación Superior (que tienen tanto luces como sombras ambos), es una lucha inútil. Son medidas aprobadas desde la UE y para cambiarlas no basta con cambiar el gobierno español y todo lo que corresponde, sino que habría que generar un enorme impacto en el conjunto de los 27 y transformar la “Spanish Revolution” en una “European Revolution”, lo cual me parece cuanto menos… complicado.
La Ley Sinde por supuesto, aunque no me parece prioritario comparada con otras de las demandas que se hacen aquí y en otros sitios. Es una reforma menor.

4. Reforma fiscal favorable para las rentas más bajas, una reforma de los impuestos de patrimonio y sucesiones. Implantación de la Tasa Tobin, la cual grava las transferencias financieras internacionales y supresión de los paraísos fiscales.
Estoy de acuerdo, parcialmente, siempre que no implique una reducción geenral de los impuestos. Creo que es importante que los impuestos suban (más cuanto mayor sea la renta), de modo que el Estado pueda cubrir su deuda y ofrecer mejores servicios a los ciudadanos. El problema es que no se pueden subir los impuestos en época de crisis, ya que limita el consumo y con ello la salida de la misma, hay que esperar a que venga una temporada de bonanza para hacer políticas anti-cíclicas (lo contrario de lo que se ha hecho hasta ahora), que guarden cuando hay vacas gordas para cuando lleguen las vacas flacas.

5. Reforma de las condiciones laborales de la clase política para que se abolan sus sueldos vitalicios. Que los programas y las propuestas políticas tengan carácter vinculante.
Completamente de acuerdo. Es algo enormemente importante, que debería estar en el centro de la reforma, quizás de segundo punto en el orden (si es que está hecho en orden de prioridad).

6. Rechazo y condena de la corrupción. Que sea obligatorio por la Ley Electoral presentar unas listas limpias y libres de imputados o condenados por corrupción.
De acuerdo parcialmente. Obviamente, la limpieza de los candidatos es sumamente necesaria, y no debería poderse presentar ninguno que estuviera siendo procesado. Pero creo que habría que ir más allá, porque la mayor parte de la corrupción pasa desapercibida. Eso si, me temo que en esto no soy de gran ayuda, porque no se me ocurren medidas concretas y adecuadas.

7. Medidas plurales con respecto a la banca y los mercados financieros en cumplimiento del artículo 128 de la Constitución, que determina que “toda la riqueza del país en sus diferentes formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general”. Reducción del poder del FMI y del BCE. Nacionalización inmediata de todas aquellas entidades bancarias que hayan tenido que ser rescatadas por el Estado. Endurecimiento de los controles sobre entidades y operaciones financieras para evitar posibles abusos en cualquiera de sus formas.
Endurecimiento de los controles sobre entidades y mercado financiero, desde luego y sin lugar a dudas. Lo malo es que es un mercado global, de modo que actuar sólo en España probablemente haga que nuestro mercado financiero decrezca, con él la inversión extranjera, y endurezca la crisis, sin solucionar el problema de verdad (aunque necesitaría que un economista me corroborase o contradijese esto).
El poder del FMI y el BCE se encuentra más allá de la esfera política española, y por tanto de nuestra capacidad de acción. Por mucho que nos revolucionemos aquí, el cambio en el FMI depende de Estados Unidos, los países europeos, y los del BRIC, lo cual implica que nuestro movimiento aquí no va a tener efecto. Lo mismo, aunque con menos actores, en el caso del BCE, que además está blindado por los Tratados Europeos (en este caso el de Lisboa) lo cual implica que su reforma es enormemente complicada (si no se ha hecho modificación de los Tratados para el mecanismo de rescate, como algunos Estados querían, menos va a ocurrir por petición ciudadana), por no mencionar que es una organización que lo está haciendo francamente bien en una situación muy complicada.
¿Nacionalización de la banca? Woah, esto es una cosa muy grande. Soy muy partidario del Estado de Bienestar y de la intervención del Estado en economía, pero de ahí a intervenir en un sector entero… Creo que crearía distorsiones demasiado grandes en la economía española y más allá (y, probablemente esté prohibido por los mecanismos europeos que vigilan que la competencia sea justa y legal).
Endurecimiento de los controles, desde luego estoy a favor, y me parece la dirección más correcta de avance en este campo y este conjunto de propuestas.

8. Desvinculación verdadera entre la Iglesia y el Estado, como establece el artículo 16 de la Constitución.
100% de acuerdo.

9. Democracia participativa y directa en la que la ciudadanía tome parte activa. Acceso popular a los medios de comunicación, que deberán ser éticos y veraces.
No tengo muy claro como asegurar la ética y la veracidad de los medios de comunicación sin entrar en complicados debates sobre la libertad de prensa y de expresión, pero desde luego estoy a favor de todo esto si a alguien se le ocurre como manifestarlo de una forma adecuada.

10. Verdadera regularización de las condiciones laborales y que se vigile su cumplimiento por parte de los poderes del Estado.
Completamente de acuerdo. Creo además que es necesario que estas fomenten por medio de incentivos y otros sistemas la productividad máxima de los trabajadores, pues es la clave en el mundo económico actual.

11. Cierre de todas las centrales nucleares y la promoción de energías renovables y gratuitas.
España ya es de los países líderes en energías renovables, pero siguen siendo demasiado caras de producir como para suponer la producción principal de energía de un país. Lo cual lo hace poco viable económicamente desde el Estado y las empresas. Además, me parece un asunto muy muy secundario comparado con otras de las demandas que se plantean en este texto.

12. Recuperación de las empresas públicas privatizadas.
Con un país que tiene un déficit demasiado alto y, en consecuencia, una deuda pública que es un serio problema, lo último que podemos plantearnos es comprar empresas. Y si lo que se dice es de expropiar a lo bestia, me remito a la entrada acerca de los bancos sobre por qué no creo que sea buena opción.

13. Efectiva separación de poderes ejecutivo, legislativo y judicial.
Vital, mucho más importante que la mayor parte de las peticiones que incluye este texto, debería estar entre las primeras.

14. Reducción del gasto militar, cierre inmediato de las fábricas de armas y un mayor control de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Como movimiento pacifista creemos en el “No a la guerra”.
Soy un hombre pacífico, pero creo que el ejército tiene su lugar. Hay muchas misiones que debe desempeñar, como garantizar la paz, socorrer en situaciones de auxilio, etc. Además, aunque no nos guste, el mundo internacional no se rige por las buenas intenciones, y si queremos que la posición española tenga un valor, necesitamos poder respaldarla con la economía, la cultura, la diplomacia y las armas cuando haga falta. Como parte de coaliciones legítimas y en intervenciones que hayan agotado cualquier mecanismo alternativo, pero no podemos prescindir del ejército, desgraciadamente. Vivimos en un mundo de tiburones, al fin y al cabo.
En cuanto a las armas, en igual medida me temo que hoy por hoy no se pueden eliminar. Por no mencionar que, en última instancia, ahora no podemos ir cerrando fábricas e incrementando el paro. Por el contrario, hay que tener control de a quien se les vende, y con qué fines. Es triste, pero me temo que hoy por hoy el mundo no deja demasiada alternativa.

15. Recuperación de la Memoria Histórica y de los principios fundadores de la lucha por la Democracia en nuestro Estado.
Estoy de acuerdo, pero no es tan importante como muchas otras de las entradas de esta lista.

16. Total transparencia de las cuentas y de la financiación de los partidos políticos como medida de contención de la corrupción política.
Completamente de acuerdo, e inmensamente importante. Esto es prioritario, y además relativamente fácil de implantar si lo comparamos con otras medidas que requieren modificaciones más importantes del sistema.

Y con eso llego al final de la lista. Por supuesto, es mi opinión, pero espero que pueda servir para reflexionar y seguir avanzando en el sendero que se vaya decidiendo tomar.

Costán Sequeiros Bruna

Y a ti, ¿qué te parece esta crítica?

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
%d bloggers like this: