Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Crítica de Libro: Las Palabras y las Cosas - Tribulaciones de la Clase Ociosa

Crítica de Libro: Las Palabras y las Cosas

February 8th, 2009

Una de las obras más polémicas de Michel Foucault, este es un libro controvertido en su momento (despertó un enorme debate filosófico) y en mi visión del mismo.

Pero, vayámos por partes. Lo interesante es la proposición general de Foucault: describe y explica cómo, en cada momento de la historia, lo que domina sobre el mundo es una peculiar forma de entender este mismo (su episteme). Este no sólo consiste en una idea que domine, sino incluso llega a condicionar la forma de pensar de la gente, haciendo que ciertas ideas sean, incluso, impensables (en la Edad Media, por ejemplo, era impensable la idea de que la vida sufriese un proceso de evolución).

Sin embargo, lo que ocurre es que las epistemes no duran eternamente, sino que cambian a lo largo del tiempo. Esto no implica, sin embargo, que la historia deba entenderse sólo como una sucesión de epistemes, las ideas de una no explican por si mismas el cambio, sino que el cambio social se manifiesta entre otras formas a través de un cambio epistémico. Esto lo que conlleva es que la sociedad como conjunto pasa a ver las cosas de una forma diferente, permitiendo que se comiencen a pensar cosas nuevas, y otras se dejen de lado (así, una sucesión de cambios epistémicos llegó a que Darwin interpretase los fósiles no como criaturas míticas del pasado extintas, sino como antepasadas de las actuales).

Otra idea importante es que los epistemes no se explican por lo que vino después, ni lo que vino antes. Un episteme sólo es posible entenderlo dentro de su tiempo, de su contexto, dejando de lado los elementos temporales. Por así decirlo, aunque uno va después de otro, son “atemporales”.

El lado negativo, es que Foucault es terriblemente críptico, oscuro y difícil de entender. Se avanza a paso de tortuga, y hay que releerse párrafos enteros varias veces, o con especial atención. La concentración se escapa, y el dolor de cabeza llega rápido. Así que os recomiendo buscar información sobre él y sus teorías, porque son interesantes… pero no necesariamente leerlo. A menos que tengáis aspirinas a mano.

Costán Sequeiros Bruna

Estos son los comentarios del antiguo blog:

post 55

Y tú, ¿qué opinas?

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies