Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

El cordón sanitario a Vox - Tribulaciones de la Clase Ociosa

El cordón sanitario a Vox

November 13th, 2019
Santiago Abascal no debe, solo, recibir un cordón sanitario, sino que se debe combatir a la raiz del problema
Abascal, el cordón sanitario y el cambio social: un cóctel explosivo

Cada vez se oye más hablar de que los resultados de las últimas elecciones y el ascenso de Vox son el fruto de que, a diferencia de otros países, en España no se le ha hecho un cordón sanitario a Vox. No se les ha aislado, ignorado, expulsado de la esfera pública. No se les ha cortado el acceso a los medios de comunicación, ni nada por el estilo. A menudo, se correlaciona con la célebre frase de que no se puede ser tolerante con el intolerante.

Sin embargo, en mi opinión, la realidad es muy distinta. 52 escaños son muchos votos, 3,64 millones para ser exactos, y eso es más grande que un partido. Eso nos está hablando de una realidad social que hay que abordar y sobre la que hay que trabajar, no poner un cordón y esperar que se quede contenida.

Porque casi 4 millones de personas están de acuerdo con su mensaje, más que con los de las alternativas. Así de sencillo. Su mensaje resuena más allá de los meetings, que por cierto no están vacíos, resuena con el suficiente volumen como para ser tercera fuerza en el Congreso.

Por supuesto, no abogo porque se pacte con ellos nada. Al contrario, la parte política del cordón es sin duda necesaria, como pasó en la Eurocámara y en muchos sitios. Pero no se puede ignorar ni negar la realidad social que hay detrás de toda esa gente, o nos ocurrirá como con Cataluña, donde por ignorarles y bloquearles la situación se ha ido enquistando cada vez más.

El voto a Vox nos habla de gente con miedo a la globalización, miedo al inmigrante, miedo al cambio que trae el siglo XXI. El cambio es imparable, pero no está escrito cómo se gestiona. Y el votante de Vox quiere que se gestione cerrando fronteras, aislándonos de lo que hay fuera, retrocediendo a tiempos pasados que fueron “mejores”. No es cosa solo de ellos. Este mensaje nacionalista y de cierre al mundo se escucha desde el brexit a Trump, pasando por muchos otros dirigentes en el mundo. La globalización, tal y como se está gestionando, con este énfasis en el neoliberalismo, da miedo a mucha gente. Y con razón.

La desigualdad social es uno de los caldos de cultivo perfectos para Vox
El crecimiento de la desigualdad social

Junto con la infinidad de cosas buenas que trae la globalización, también trae trabajos que se van a países donde cobran menos, flujos migratorios más potentes, más acceso a unos medios de comunicación que tienden a enfatizar las noticias negativas… y el crecimiento de una serie de discursos, desde la publicidad a la política, basados no en el juego con la racionalidad y los datos, sino con la emocionalidad. Y el miedo es una emoción muy fuerte que se siente por todo el mundo, desde el siglo XX (miedo al nazismo, al comunismo…) y ha entrado con fuerza en el XXI (miedo al cambio, al terrorismo…). Los empleos se están precarizando, hay esfuerzos activos por muchos mercados e instituciones por debilitar un Estado del Bienestar en pro de mayores beneficios económicos para aquellos que están arriba, crece la desigualdad social…

Todo eso es el caldo de cultivo de donde Vox obtiene sus votos. Ningún cordón sanitario a un partido va a cambiar eso, y mientras esa realidad siga dando miedo, Vox seguirá teniendo espacio y votos.

Pero si en vez del cordón, nos ponemos a trabajar en gestionar eficazmente eso, entonces otro gallo canta. Si en vez del énfasis en si se rompe o no España, si aguilucho o no en la bandera… lo volvemos a poner en la creación de un empleo de calidad y sostenible, la generación de una infraestructura económica no basada en la burbuja inmobiliaria, el fortalecimiento de los servicios públicos desde la educación a la sanidad y a todo el resto… entonces, y solo entonces, lentamente iremos recuperando esta democracia y Vox se irá quedando sin miedo del que alimentarse.

La extrema derecha se alimenta de esta situación, es hora de luchar por cambiarla.

Costán Sequeiros Bruna

Y tú, ¿qué opinas del cordón sanitario a Vox?

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
%d bloggers like this: