Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

La Belleza Está en el Ojo que Mira - Tribulaciones de la Clase Ociosa

La Belleza Está en el Ojo que Mira

February 28th, 2015

reclaiming-beauty-mona-lisa-500Debatiendo hoy con unos amigos por facebook, me he dado cuenta de que nunca había hablado aquí de una cuestión aparentemente sencilla como la belleza, así que toca compensar esa deficiencia. El dicho común dice que la belleza está en el ojo que mira, que es este el que decide si algo es bello o no. Y lo cierto es que algo de razón hay en ello, porque al menos parcialmente, la belleza es una cuestión subjetiva. Es el individuo el que, a través de sus experiencias e ideas va configurando su propio gusto y, con ello, su cánon de belleza.

Pero lo cierto es que la belleza no es entéramente subjetiva, como todo lo social, su explicación fundamental se encuentra en la construcción intersubjetiva. El gusto de cada persona es compartido socialmente con los demás, de modo que se van construyendo distintos cánones globales que abarcan a los distintos conjuntos de la población, fruto de cambios en modas, en lo que a la gente le gusta, etc. La belleza está en el ojo que mira, pero en gran medida en el ojo colectivo.

Porque, una vez construido un modelo de canon de belleza, la sociedad lo replica ampliamente. Aparece en la prensa, en la televisión, en las ideas de la gente y sus comentarios… tan extendido está, que lentamente modifica la percepción de la gente, de modo que más gente se siente atraído por ese canon de belleza que actúa como un hecho social.

Pero esto no implica que haya un canon de belleza inmutable. Al contrario, las experiencias, las modas, las necesidades… todo ello hace que el canon evolucione. De la belleza rubenesca a las casi esqueléticas modelos de pasarela, el canon cambia a mayor o menor velocidad según la rapidez de cambio de la sociedad en general, pero nunca permanece del todo estable.

En un mundo de creciente divergencias y subculturas internas, además, la belleza cambia de un colectivo a otro. Donde las góticas quieren ser pálidas, las pijas quieren estar morenas, por ejemplo. Donde en un grupo se llevan los metrosexuales, en otro priman los ositos. Cada grupo evoluciona sus cánones por su parte, y choca con los demás en la arena global que es el canon de belleza imperante a nivel social.

De modo que, si bien la belleza es subjetiva, al ser construida por trozos subculturales, fruto de interacciones entre personas, es al mismo tiempo externa e interna a los ciudadanos. Y es esa dualidad la que le da su fuerza, porque se impone desde fuera pero se asimila y acepta desde dentro como algo bueno y deseable. Porque, al fin y al cabo, de un modo u otro todos queremos ser bellos y estar rodeados de cosas bellas. De ahí el auge y peso de los objetos de diseño o de la cirugía estética, pues la belleza es un fin socialmente deseable y poseerla da poder y confianza.

Costán Sequeiros Bruna

Y tú, ¿qué opinas de la belleza?

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

%d bloggers like this: