Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Mi Breve Revisión de "Democracia Real Ya!" - Tribulaciones de la Clase Ociosa

Mi Breve Revisión de “Democracia Real Ya!”

May 21st, 2011

Sinceramente, comenzaré por decir que es un movimiento con el que estaba muy ilusionado, y creo muy necesario. Sin embargo, y siempre hay un “pero” tras un comienzo como ese, he de reconocer que estoy un tanto defraudado por lo que he visto durante mi tiempo en Sol. Supongo que ello se notará en este post, y puede que mis opiniones levanten ampollas, pero intentaré ser lo más objetivo en mi análisis que pueda.

Objetivos:
En principio, los objetivos son sencillos y claros: una limpieza de un sistema corrupto, y una mejora y profundización de la democracia. No son poca cosa, sino que son necesarios y muy importantes, a la par que audaces y complicados de alcanzar. Pero no por ello hay que echarse atrás. Sin embargo, por la naturaleza y manera en que se organizó el movimiento, lo que nos hemos encontrado es que en el medio de todo, lo que aparecen continuamente son protestas individuales contra objetos que van al margen de esos dos elementos, muchos de los cuales son simples muestras de ira mal contenida (por ejemplo, pancartas contra la OTAN, organización que ni pinta ni corta en todo esto). Junto a ellos, proclamas y peticiones que nada tenían que ver con la situación colaboraban con el caos y la desorientación (por ejemplo, la petición de que no se derribasen casas en la Cañada Real). Pero veámoslos un poco más en detalle, sacados de su material para pensar así como lo observado por mi:

-Democracia Real y Sistemas de Control de la Corrupción: probablemente, lo más importante que en ningún sistema político se puede pedir. Esto es el núcleo clave de todo, y de lo que depende lo demás. La demanda que debería recibir más trabajo, atención y demás. Porque lograr una democracia participativa real, donde los ciudadanos tengan más que un voto cada cuatro años, es algo que mejoraría las vidas de todos, dándonos control de nuestro destino. Esto se articula en demandas de cambios en el sistema electoral, en circunscripciones, etc. de una manera relativamente coherente. Pero junto a esto se mezclan peticiones políticas de lo más extraño, desde la abolición del Senado al estatuto de las Autonomías, que nada tienen que ver con lo anterior.

-Libertad e Igualdad: elementos clave de cualquier Estado de Derecho, estos dos bastiones son claramente necesarios. El problema con ellos es que en la manifestación no son claros sobre qué entienden por unos u otros, o en qué medida están amenazados o han sido abusados. El ejemplo de la página web al respecto, usando la hipoteca como reductor de la libertad, es claro en esto, ya que en realidad es un contrato voluntario que contraemos, es una limitación de nuestra capacidad económica porque nosotros la aceptamos. Nosotros nos “limitamos la libertad” en este caso. El resto de consignas al respecto también son confusas, mezclando reclamaciones adecuadas con otras que no vienen a cuento. Y definir la igualdad es aún más complicado, alcanzarla en un sistema basado en la libertad individual es imposible. Triste, pero cierto, libertad e igualdad van reñidos en cierta medida, y aunque el Estado de Bienestar pueda actuar como puente entre ambas, no puede lograr que ambas se alcancen por completo.

-Agentes: aquí ya tenemos un batiburrillo de lo más caótico. Junto las claras reclamaciones contra los políticos corruptos (indiscutiblamente acertadas), nos encontramos protestas contra los banqueros, las empresas, los políticos en general, así como organizaciones internacionales desde el FMI a la UE. Esto es absurdo, no se puede meter en el mismo saco todos ellos, y desde luego no tan a la ligera. Los banqueros, por ejemplo, tan denostados, ¿Qué pasaría si no se hubiesen rescatado los bancos, como se reclamaba? Pues probablemente una crisis económica aún mayor, de escasez de liquidez, de familias que no pueden retirar ahorros, etc. ¿Era posible no rescatarlos? No, en absoluto, otra cosa es las condiciones en las que se ha hecho, pero el rescate era necesario. ¿La ayuda de la UE? ¿De verdad criticamos a la Unión que ha evitado el colapso de Grecia (o intentado, al menos), Irlanda y Portugal? ¿Saben siquiera cómo funciona la UE para criticarla? Probablemente sea una de las categorías que más deja salir la ira de la gente ante la crisis, y menos lógica y conocimiento posee en general.

-Crisis económica: protestas contra el paro, la precariedad laboral, etc. son habituales. Desgraciadamente, en gran medida son inútiles y sólo sirven como descarga de rabia, ya que si pudiese el Gobierno ya habría solucionado esto, no en vano le va a costar las elecciones probablemente. La crisis no es cosa de la voluntad de un Estado, ni mucho menos, es un proceso global y muy complejo, que una manifestación no tiene capacidad de afectar. Trabajar en este campo como movimiento de protesta es, en gran medida, una pérdida de tiempo como cualquier cosa que no sea desahogo.

-Otras cosas: a partir de aquí, ya englobo en este saco todo otro tipo de reformas que se hablaron, algunas con más lógica que otras. Desde una reforma educativa y universitaria, a cambios en la cultura, o demandas de modificaciones en cosas que van más allá del alcance de un Estado (como los ejércitos y las participaciones en las guerras).

Como se ve, el abanico de objetivos es demasiado amplio, vasto y dificil de articular en demandas concretas y exigencias lógicas. Por no mencionar evitar las contradicciones y solicitar algo viable. Y en tanta dispersión, se pierde a si mismo.

Organización:
Probablemente, el aspecto más avanzado de la protesta. Moverse por la plaza de Sol es un caos, complicado y desorienta porque la mayor parte de las señales habituales no son visibles entre el maremagnum de gente y las carpas. Pero eso es inevitable. La organización se ha dividido en varios tipos de organismos (relaciones exteriores e interiores, limpieza, acción, información, voluntariado…) que permite en teoría movilizar adecuadamente los recursos.

El problema es que movilizar cualquier cosa es, cuanto menos, complicado entre toda esa gente, y existe una cierta desorganización en la organización (valga la ironía) que hace que a menudo en un puesto no sepan lo que deberían y te redirigen entre toda la gente. Lo cual hace todo menos eficaz de lo que debiera, pero tampoco se puede pedir más en el caos que es la Plaza del Sol.

Finalmente, aparenta no haber estructuras de poder, pero siempre surgen por horizontal que sea la estructura. Lamentablemente, aunque vi trazos, no pude llegar a conclusiones.

Participación:
La participación es masiva, con una enorme cantidad de gente reunida de modo pacífico. Los llamamientos por megafonía son claros y mantienen a la gente informada relativamente de lo que está ocurriendo, y acude gente de todas las edades (aunque los jovenes son clara mayoría). La reunión transcurre de un modo mucho más civil de lo que es habitual en las grandes juntanzas de gente, y aunque hay gente bebiendo aquí y allí, desde luego está lejos de ser un botellón. Además es fácil convertirse en voluntario y participar allá donde haga falta, o incluirse en los grupos de trabajo.

Método:
Y aquí se encuentra la madre del cordero del error de esta movilización: las asambleas o grupos de trabajo. En teoría, deben decidir las propuestas en firme, prueba de la democracia real de que todo el que quiere opinar lo haga, que todos pueden hablar y votar. Tonterías. No se puede conseguir generar acuerdos, desarrollar algo en profundidad, cuando tienes a un centenar de personas atendiendo a una reunión: unos escuchan, otros pasan y hablan entre si, otros se quedan callados, otros monopolizan el microfono, se saltan los ordenes de turno, se crean tensiones… Es lento, y no llega a ningún resultado positivo.

Ninguno de los teóricos de la democracia participativa habla jamás del uso de asambleas (al menos los que yo conozco), sino que hablan de otros mecanismos más lógicos y coherentes. Comités reducidos que manejan proposiciones masivas, las trabajan, y las someten de nuevo a la mayoría para votar; delegaciones escalares, de pequeños grupos en pequeños grupos; mecanismos de democracia electrónica, etc.

El método que se emplea se encarga de que, en el proceso mismo, se anule la lucha porque es ineficaz a la hora de tomar medidas y asegurar que se traducen en actos. Completamente. Con lo cual, por si misma, se neutraliza y desarticula.

Por no mencionar que no todo el mundo puede integrar todas las asambleas, hace falta saber de qué se está hablando, entender la problemática y las consecuencias. Hay que entender todo esto para poder luego exponerlo al conjunto con toda la información que es necesario que tengan para decidir con conocimiento. Sino no se logra nada, o por el contrario se logran cosas absurdas (como las propuestas de una universidad gratuita, con menos alumnos por clase, con más becas,… ¿acaso no saben que la deuda del país es demasiado elevada ya como está?).

Legalidad y Reacción Mediática:
Los medios de comunicación han recibido el movimiento de una manera cuanto menos controvertidos. Desde los medios que lo han vinculado con ETA (por favor, ¿en serio?) a los que los han tratado de describir razonablemente o vincular con partidos. Esto se debe en gran medida al fraccionamiento e independencia del movimiento, que lleva a que los propios medios de comunicación no puedan tener una imagen clara sobre el mismo, igual que no la tenemos los demás.

En cuanto a la legalidad, que haya sido declarada ilegal es bastante absurdo. Primero, porque una reunión de ciudadanos pacífica no es demasiado problema para nadie (salvo los vecinos de la zona). Y sobretodo, porque nadie va a tener los huevos para echarles a la fuerza si no se quieren ir el día antes de unas elecciones. Por tanto sólo se ponen en evidencia a sí mismos.

Conclusiones:
Al final, el sabor que me quedó en la boca fue horrible, he de reconocerlo. De una gran oportunidad que se iba a desaprovechar en mecanismos inútiles, incapaz de tomar decisiones y proponer medidas específicas, y coordinar la movilización. Muy horrible. Hoy, 24 horas después de estar allí, ha cambiado a un amargo lleno de claroscuros. Hay cosas muy buenas, hay cosas que destrozan eso bueno; pero siempre, en el fondo, hay posibilidad de cambio, de mejora, de corrección de los errores y avance. Veremos qué pasa a partir del domingo, si sobrevive, crece, o muere.

Mañana supongo que emitiré mis sugerencias de medidas, una voz más en la red que se perderá como tantas otras. Pero hoy no tengo el ánimo como para algo constructivo.

Costán Sequeiros Bruna

Estos son los numerosos comentarios del antiguo blog:

post 88-1

post 88-2

post 88-3

post 88-4

post 88-5

post 88-6

Y tú, ¿qué opinas de este movimiento social?

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
%d bloggers like this: