Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Cyberpunk 2077

January 25th, 2021
Cyberpunk 2077 es un juego que vale la pena experimentar y reflexionar sobre el mundo que nos describe.
Cyberpunk 2077 es un juego que vale la pena experimentar y reflexionar sobre el mundo que nos describe.

Cyberpunk 2077 es probablemente el mejor juego de rol al que he jugado en mi vida, y van muchísimos, con una narrativa muy cuidada, una construcción de personajes brutal, muchos sistemas roleros que permiten distintos desarrollos para el personaje, muchísimas quests muy bien hechas, etc. Tiene bugs, sin duda, pero no quitan de lo buena que es la experiencia y explorar todos los temas que aborda el juego que justo, es lo que aquí nos ocupa.

Y es que ya en el pasado había escrito sobre cómo el cyberpunk como género distópico habla de muchos de los problemas que nos vamos a encontrar, probablemente, en el mundo que se nos viene encima. Y todos estos temas se encuentran perfectamente reflejados en la construcción del mundo de Cybperunk 2077, cuando hacen referencia a cosas como el cambio climático, la desaparición de buena parte de la fauna, la contaminación de las aguas, y muchos otros riesgos que hoy en día vemos cada vez más cercanos.

Uno de sus discursos principales, como suele ocurrir en todo el género, es en torno al papel del neoliberalismo económico llevado a sus últimas consecuencias. En el universo de Cyberpunk 2077 encontramos que el gobierno ha sido reducido a su mínima expresión, hasta el extremo de que Estados Unidos se ha partido y Night City se ha convertido en una ciudad independiente. El único ámbito político (en el sentido institucional de la palabra) que encontramos en su historia es relativa a las elecciones a alcalde, pero incluso esa trama rápidamente nos muestra que los que tiran de los hilos de los políticos son las grandes corporaciones.

Arasaka, MiliTech, NetWatch y otras corporaciones ficticias toman así el lugar central en el mundo, construyendo un orden social donde la polarización económica es aún más exagerada que en la actualidad: ricos ultrarricos, pobres ultrapobres, y una muy débil y empobrecida clase media. Y eso, que el Cyberpunk 2077 exagera como lo hace todo el género, es en realidad la consecuencia que observamos en nuestro mundo cuando el resto de poderes se retraen: si la política desaparece como medio de gestión de lo común, lo que queda en pie es la explotación cuanto más extrema mejor de la mano de obra por parte de las empresas.

Esto se debe a que, precisamente, el elemento redistributivo de la riqueza suele pasar por medidas sociales, amparadas en el Estado. Un ejemplo típico de esto son los impuestos progresivos: si los que más tienen pagan más impuestos, entonces con eso se costean unos servicios públicos que sirven para que todo el mundo tenga acceso a los mismos por igual. Esto reduce la desigualdad económica entre las distintas clases sociales, al garantizar acceso a la sanidad, la educación, la seguridad, etc. a unas cantidades mayores de personas. Si añadimos a esto otras instituciones importantes, como unos sindicatos fuertes y libres, que acentúen el contrapeso, lo que ponemos son trabas a la explotación de unos a manos de otros y la aparición de mecanismos que busquen una mayor igualdad social.

El mundo de Cyberpunk 2077 es uno de los grandes protagonistas del juego y por eso invita tanto a reflexionar.
El mundo de Cyberpunk 2077 es uno de los grandes protagonistas del juego y por eso invita tanto a reflexionar.

Pero en el mundo de Cyberpunk 2077 esto no es así, y nos encontramos con las consecuencias a lo bestia. De hecho hay una misión muy secundaria que va precisamente de que una corporativa rica ha atropellado y matado a una persona, y la muerte de peatones es algo que cubre su seguro de coches, parte de su póliza, de modo que la asesina/conductora no entiende qué hace el protagonista en su oficina cuando la madre de la víctima le contrata para ejecutar su venganza. Al fin y al cabo, en su mundo, la vida humana como todo lo demás tiene un precio, de modo que la vida de la persona que ella atropelló ya está incluida en la prima de su seguro y no tiene valor más allá. Un ejemplo además del poderoso efecto que tiene la deshumanización en la mente humana, cuando entendemos que en vez de personas son cifras, arquetipos o cosas.

Y ese es otro elemento importante de una sociedad desestructurada. Cuanta menor sea la capacidad del sistema para regular la vida de sus ciudadanos, más fuertes son las tensiones internas, no sólo las económicas. Llevadas hasta el extremo a veces casi paródico, Cyberpunk 2077 ilustra muy bien por ejemplo las consecuencias que tiene una policía mínima, corrupta y con poco presupuesto, intentando mantener la seguridad en una ciudad con unos índices de violencia completamente desmedidos. El número de asesinatos es tal, que incluso hay montada una lotería para ver quien acierta el número de los mismos, con premios bastante cuantiosos.

Esta inseguridad ciudadana, conectando con el aspecto económico, se ceba en los más pobres, como suele ocurrir. Y así, los barrios de la ciudad donde viven las clases más bajas los encontramos infestados de bandas, grupos criminales menores y traficantes de todo tipo. Los cuales, inclinándose hacia la inmoralidad a menudo más extrema, nos ponen en tramas que tienen que ver con cosas como la tortura retransmitida online, el tráfico de personas y órganos, películas snuff, explotación sexual a niveles extremos, y muchos otros delitos. Y trata todos estos temas de un modo muy brutal y directo, con escenas verdaderamente impactantes que hacen que la oscuridad de estos momentos sea especialmente dura, lo cual sin duda hace que sea un juego para mayores de 18 años.

Quizás el segundo elemento más destacado del juego a nivel de discurso, es la cuestión de la revolución, el cambio social y la justicia. Por todo lo dicho antes, el universo de Cyberpunk 2077 es uno extremadamente corrupto, donde los fuertes abusan de los débiles y todo tiene un precio, incluso lo más sagrado. Un mundo que, por nuestros valores contemporáneos, en muchos sentidos estamos habituados a considerar como negativo (no en vano, el cyberpunk como género es una distopía) y justo de la mano del personaje de Johnny Silverhand el juego nos hace enfrentarnos a todo este tipo de cuestiones. ¿Es la explotación laboral algo adecuado? ¿La corrupción política? ¿La idea de que las corporaciones gobiernen es justa?

Pero no lo hace desde una perspectiva neutra sino desde una perspectiva en muchos sentidos muy cínica, que nos invita a reflexionar sobre el cambio social con cuestiones como: ¿el fin justifica cualquier medio, si es un buen fin? ¿O acaso hay cosas, como el terrorismo, que no son válidas incluso aunque sea para crear un mundo mejor? Y si son válidas, ¿cuántos muertos suponen demasiados? Todo este tipo de cuestiones en torno al cambio social y sus cauces más extremos están presentes en el juego, porque el cambio a menudo puede requerir acciones drásticas, como la Revolución Francesa, y sino las cosas no cambian a mejor. Entonces, ¿qué clase de valores tenemos, y qué límites ponemos?

Otro de los discursos del juego, muy en línea con esto, es un problema muy relevante en la sociedad actual: la mercantilización. Cyberpunk 2077 muestra un mundo capitalista donde todo se puede transformar en negocio y en dinero, donde los famosos son iconos pero al mismo tiempo marcas registradas, donde la gente aspira y sueña a comprarse tal coche mejor que el anterior aunque sea con préstamos desmesurados, etc. Como véis, cosas que son muy reales hoy en día también.

El cuerpo y su belleza es un producto que se mejora comprando cosas en Cyberpunk 2077.

La mercantilización es muy visible en todo lo que tiene que ver con las tramas de los artistas, el choque con las discográficas y las posibilidades de hacer llegar de verdad su mensaje, o en la trama de la chica con cuerpo completamente hecho de implantes. Pero también en cosas menores como la forma en que se trata la belleza, las vallas publicitarias, el modo en que sale reflejada la religión, etc. que muestran cómo es un mundo donde todo tiene un precio. Y, al hacerlo, es inevitable reflexionar sobre cómo esos mismos deseos son utilizados continuamente por la sociedad en la que vivimos a la hora de controlarnos, como describe Foucault al hablar de biopoder. ¿Deseas el nuevo IPhone porque te va a dar estatus social y tenemos publicidad que hace que lo quieras aunque no lo necesites? Entonces trabaja un montón de horas en unas condiciones laborales lamentables y podrás comprarlo… solo para descubrir que eso no te hace feliz y quieres la siguiente cosa que viene después, con lo cual más tiempo aceptando vivir en la sociedad, ser explotado, etc.

Esa es la cadena más fuerte a la hora de gestionar el control social, aunque Cyberpunk 2077 también muestra muchas de las otras: la represión brutal que hace la policía, el control que se hace a menudo desproporcionado de la gente con ciertos problemas mentales, la vigilancia en todas partes de la ciudad (justo el post anterior iba sobre Orwell), todos los cuales son debates muy importantes en la sociedad actual. Y al hacernos vivir en un mundo que lleva eso todo al extremo es más fácil a menudo detectar las consecuencias que esas cosas tienen en nuestro día a día, aunque sean mucho más sutiles, porque no por ser más sutiles en sus manifestaciones son más débiles en sus consecuencias. Más bien al contrario, cuanto menos nos damos cuenta de que esas cadenas nos atan, más fuertes son los grilletes.

Otro tema interesante es el tema del feminismo, el género y también del racismo. Cyberpunk 2077 es un mundo que refleja perfectamente lo ambiguo y estúpido que es asignar prejuicios a cosas como el aspecto físico o el tipo de órganos reproductivos que tengamos. No solo en nuestro personaje, siendo de los pocos juegos que nos dejan jugar personajes transgénero o de cualquier raza, sino en el mundo alrededor del personaje. Hay personajes de todas las razas y culturas, muchos de hecho hablando en sus idiomas, pero la raza es solo un aspecto de sus personalidades, no el resumen de todo lo mismo. Y lo mismo con el género: hay personajes transgénero, homosexuales, lesbianas, heterosexuales, asexuales… pero todo ello son solo aspectos de sus personalidades, no el único elemento que les define.

Judy Alvarez es un ejemplo de un personaje que va más allá del estereotipo latino o lesbiana para ser un ejemplo de personaje complejo e interesante.

El resultado es que hay personajes fuertes y débiles de todas las razas y géneros, personajes empoderados y sometidos, personajes más racionales y más emocionales, etc. El abanico de la diversidad se muestra así en el detalle de su complejidad real, huyendo de los arquetipos reduccionistas que buscan simplemente dar su mensaje, del mismo modo que Mandalorian lo hace si se compara con Star Wars Episodios VII-IX. Esto es una lanza mucho más fuerte a favor de la desaparición de ese tipo de desigualdades, que cuando se hace un alegato muy arquetípico y exagerado que se siente como irreal, como un panfleto hecho para convencer, como ocurre en Life is Strange 2 con respecto al racismo.

Por todo esto, y mucho más, Cyberpunk 2077 no solo es un juegazo, sino que es una muy interesante reflexión sobre la sociedad en la que vivimos y la que se nos puede venir encima. Habla de muchas de las preocupaciones que podemos tener hoy en día, como el fetichismo por la tecnología, y otras que aún no han surgido pero llegarán, como el modo en que lidiamos con la inmortalidad digital o con la identidad. Por ello vale la pena dedicarle tiempo no solo a disfrutar de su historia y ambientación, sino también a darle vueltas a los temas que plantea y cómo nos afectan ya hoy en día.

Costán Sequeiros Bruna

Y tú, ¿qué opinas de Cyberpunk 2077?

Racismo y poder en Estados Unidos

June 2nd, 2020
En plena pandemia del COVID, el racismo se ha convertido en una noticia aún más acuciante.

Parece increíble que tengamos que hablar de esto en este momento. Racismo, en el país más afectado por el coronavirus. Un país que ha tenido una de las peores respuestas y planificaciones al respecto, que acumula más muertos por la enfermedad que durante toda la Guerra de Vietnam, que tiene un presidente que prefiere no hacer nada o recomendar cosas absurdas a realmente planificar y tratar de solucionar un problema tremendo. Y, sin embargo, pese a todo ello, desde hace unos días, la noticia es el racismo.

El 25 de mayo de 2020, George Floyd fue asesinado en Minneapolis. El asesino, un policía blanco, mantuvo su rodilla sobre su cuello con la colaboración de otros compañeros, durante nueve minutos, aunque Floyd señalaba que no podía respirar y ya estaba totalmente reducido. El “crimen terrible” por el que Floyd perdió la vida es que, supuestamente, compró un paquete de cigarrillos con un billete de 20 $ falso. La policía, cuyo lema en Estados Unidos es “servir y proteger”, mató a un hombre negro que estaba cooperando y estaba inmovilizado, sin que hubiera ninguna razón para ello. Y las calles de Estados Unidos estallaron a medida que se extendieron las protestas y escalaban en fuerza y violencia, pese a la pandemia presente. Sus últimas palabras, tal y como salen reflejadas en el video de su asesinato, son “no puedo respirar”, que actualmente se han vuelto uno de los lemas de las protestas, junto con el slogan “las vidas negras importan”.

Riqueza, impuestos y desigualdad: neoliberalismo a examen

April 29th, 2020
Impuestos, explotación y riqueza de los ricos.
Los impuestos y la relación con el bienestar social.

Hacía tiempo que no me encontraba de cara con el argumento neoliberal clásico, pero hoy lo he hecho porque Diego Davila dejó un interesante comentario al respecto en la página de facebook. Allí ya le respondí en versión abreviada, pero la verdad es que es un tema que merece un post completo para analizar el discurso, sus errores y aciertos. Lo que muestra y lo que oculta, y la tergiversación clave de lo que son los impuestos y la igualdad social. Entonces vamos a comenzar por reproducir su comentario, en respuesta a este link, porque así tenemos una base sobre la que partir.

A menos impuestos. más empresas y mas ricos, a mas empresas y mas ricos, mas puestos de trabajo, mas trabajo mas dinero, mas dinero mas bienestar social.

El cordón sanitario a Vox

November 13th, 2019
Santiago Abascal no debe, solo, recibir un cordón sanitario, sino que se debe combatir a la raiz del problema
Abascal, el cordón sanitario y el cambio social: un cóctel explosivo

Cada vez se oye más hablar de que los resultados de las últimas elecciones y el ascenso de Vox son el fruto de que, a diferencia de otros países, en España no se le ha hecho un cordón sanitario a Vox. No se les ha aislado, ignorado, expulsado de la esfera pública. No se les ha cortado el acceso a los medios de comunicación, ni nada por el estilo. A menudo, se correlaciona con la célebre frase de que no se puede ser tolerante con el intolerante.

Sin embargo, en mi opinión, la realidad es muy distinta. 52 escaños son muchos votos, 3,64 millones para ser exactos, y eso es más grande que un partido. Eso nos está hablando de una realidad social que hay que abordar y sobre la que hay que trabajar, no poner un cordón y esperar que se quede contenida.

La construcción social de la belleza y el concurso de Miss/Mr España

April 16th, 2019
Imagen de la belleza femenina al final del concurso de Miss España 2011.
Imagen de la belleza femenina al final del concurso de Mis España 2011

Hace unos días me entrevistaron para las noticias de Antena 3 en torno a esta cuestión, de modo que hoy pongo por escrito un poco el discurso completo. Y para ello debemos comenzar con que, como a menudo ocurre, la belleza es un valor social. Hay estudios que muestran, por ejemplo, que la gente bella recibe penas de prisión más bajas que la gente que no lo es y comete el mismo delito.

Sin embargo, como todo valor, este se construye socialmente. Por ello, los conceptos de belleza cambian según el tiempo y el espacio, adaptándose a cada sociedad. Así, no son iguales la belleza que encontramos en la portada de una revista de moda, que las que pintaba Rubens en el siglo XVI, o las que describe Poe en el XIX. Pero todas, independientemente de su momento histórico, comparten el beneficio de generar una enorme deseabilidad social: todo el mundo quiere ser atractivo y estar rodeado de gente y cosas bellas.

Las impresoras 3D y los cambios en la economía del futuro

June 20th, 2018

Impresora 3DDesde que surgieron los primeros fablabs con sus impresoras 3D esta tecnología se ha ido desarrollando enormemente y expandiendo por distintas partes del mundo, con nuevas aplicaciones y desarrollos inesperados. En muchos sentidos, está llamada a cambiar la economía, como muestra la novela clásica La Era del Diamante de Neil Stephenson. La revolución de las impresoras 3D está llamada a terminar de reformar el sector secundario (industria) y buena parte del terciario (servicios) de nuestras economías, pues todo el mundo podrá fabricar buena parte de las cosas que necesita o bien en su casa o bien en servicios comunitarios de impresión.

De este modo, con la producción distribuida por todas partes de las ciudades, la necesidad de grandes fábricas irá crecientemente decreciendo. En su lugar crecerán nuevos servicios en los barrios, como puedan ser tiendas donde imprimir productos muy grandes para las impresoras domésticas o de atención al cliente, etc. El sector secundario se irá encogiendo, y recogiendo en torno a la fabricación de aquellas cosas que las impresoras locales no puedan, especializándose en consecuencia. Y empezará a coaligarse distintas ramas de la economía para que surja un cuarto sector: la inteligencia.

(No)Luchando contra la pobreza

March 26th, 2018

pobrezaEn teoría, se supone que vivimos en un Estado del Bienestar, lo cual garantizaría que el sistema social como conjunto se esfuerza por redistribuir la riqueza. Sin embargo, aunque la lucha contra la pobreza es un objetivo social desde hace mucho, lo cierto es que tras la crisis lo que hemos visto es lo contrario, cómo las cases más desfavorecidas empeoraban en su situación económica.

Cojamos una escena habitual y veremos que además, no solo se ha reducido la lucha contra la pobreza sino que además se ha cambiado de hombros. Así, no es poco frecuente montar en el metro y encontrar a alguien pidiendo ayuda. Dado que muchos lo hacen todos los días en ciertas rutas, es de entender que al menos van sacando lo suficiente de la gente que les acompaña en los vagones. Sin embargo, en metro no monta Amancio Ortega o cualquier otro miembro de la clase alta; al contrario, en metro quienes viajan son las clases bajas y medias.

Espacios de indeterminación en las narraciones

January 29th, 2018

Marina Gutiérrez me ha explicado esta técnica narrativa y creo que es una idea que tiene mucho interés desde la perspectiva sociológica, así que voy a coger el concepto y a aplicarle mi forma de entenderlo. Resumidamente, los espacios de indeterminación (tal como los explica Iser) son esos espacios de la historia o trasfondo de un personaje que nunca se llegan a contar: por ejemplo, nunca sabemos el entrenamiento que James Bond tuvo desde que fue reclutado hasta que se convirtió en un 007.

Como es obvio, toda historia tiene espacios de indeterminación en distintos puntos y momentos, y eso es importante. La razón para ello es que esos espacios existen y, si son relevantes para la trama, sirven para dejar un vacío que el espectador va a rellenar automáticamente con sus expectativas, imaginación y demás. Así, James Bond podría haber nacido directamente adulto y con entrenamiento de espía, pero la mayor parte de espectadores al contrario imaginarán que, si viene al caso, habrá pasado por su academia, entrenado, etc. para llegar a serlo, construyendo así en sus mentes un trozo de la historia de 007 que nunca se ha contado.

El contrato social se ha roto

November 14th, 2017

contrato socialSi echamos un vistazo atrás al siglo XVIII nos encontramos con que ruedan las cabezas de reyes y poderosos. En el XIX se destruyen fábricas y se montan sindicatos muy duros para luchar por condiciones laborales más justas. Es en el caldo de cultivo de esos fuertes conflictos entre la clase obrera y la clase dominante (y más si añadimos conflictos paralelos como la lucha feminista o contra el racismo) que surge la noción de crear un contrato social que permita garantizar lo que por aquel entonces se llamaba la “paz social”.

La idea del contrato, nunca firmado expresamente pero si presente en las obras de muchos autores, era que entre todos nos encargamos de apoyarnos y construir algo conjuntamente. Y que lo haríamos en la medida de nuestras posibilidades. En Europa, evolucionó más que en Estados Unidos, llegando a la idea de los Estados del Bienestar.

El capitalismo actual (II)

June 27th, 2017

capitalismo actualTras el recorrido por cómo se ha ido configurando y evolucionando el capitalismo, es hora de ver qué aspecto ha tomado en la actualidad. El sistema capitalista actual, como conjunto, se ha estructurado en torno a una serie de elementos interrelacionados, unos internos a las personas, otros sistémicos, etc.

Uno de los principales cambios es que se ha separado el valor del objeto de ese valor. Era lo que se llama el valor de cambio (el precio) y el valor de utilidad (lo que ese objeto hace). Así, dos modelos de zapatillas son iguales de útiles para caminar, pero si una es de la tienda de la esquina y la otra es de Nike su precio monetario será enormemente diferente. La razón es fruto del desarrollo de lo que se ha llamado el valor de marca, que Naomi Klein describió genial en No Logo, y que hace que el valor de las empresas y de los productos no dependa de la realidad de ese producto/empresa sino de la percepción que la gente tiene de ella y la posición de mercado. Si consigues por ejemplo que tus zapatillas se asocien a la idea de prestigio, la gente estará dispuesta a pagar más para diferenciarse de los demás y demostrar así su mayor posición (un BMW en vez de un Ford Fiesta, unas vacaciones en Cancún en vez de la playa del pueblo, etc.).

¿Qué es el género?

June 2nd, 2017

géneroAunque no soy ningún experto en género, y es probable que incluya varios errores en este post, creo que es interesante sentar las bases de lo que es el género, porque ha aparecido varias veces por el blog pero nunca le había dedicado un post a la base. Aunque queda mucho más por decir, este post se va a centrar en las tres ideas esenciales tratando de que queden más o menos claras. Así que, empezaré por decir que el género no tiene que ver con el código genético de nadie, ni los genitales que tiene: el género es algo social.

En efecto, el género no va de cómo son los cuerpos de las personas, sino cómo se construyen las diferencias y las identidades en torno a esos y más elementos. Ser una mujer no es igual en España y en la India y eso no se debe a diferencias fundamentales biológicas, sino que se debe a cómo hemos construido y deconstruido los roles que se asocian a esas personas. Por eso géneros hay muchos más de dos, si bien biológicamente las posibilidades de diferenciación son teóricamente menores, y eso se debe a que podemos encontrar más divisiones y diversidad en los constructos sociales que en los biológicos.

Libertad de expresión y la ofensa

April 1st, 2017

OfensaYa he escrito muchas veces sobre el hecho de que la libertad de expresión es un absoluto: o existe o no existe. No hay medias tintas. Tan pronto se dice “esto no se puede decir”, por razonable o pequeño que sea eso, la libertad de expresión muere y la censura toma el control. El problema es que el discurso de lo políticamente correcto se ha convertido en una camisa de fuerza que bloquea lo que se puede decir en una conversación normal, y ahora es incluso motivo para ser perseguido judicialmente como se ha visto en el caso de los titiriteros, o actualmente con la sentencia a Cassandra Vera. La ofensa, el sentirse agredido por lo que otra persona dice, se ha convertido en un arma. Así que, como hemos llegado a los tribunales, echemos un vistazo a la legislación más importante de todas en España: la Constitución.

Biopoder

February 22nd, 2017

biopoder y foucaultFoucault es un autor muy conocido del estructuralismo francés que ha dedicado una buena parte de lo más rico a analizar el poder y su funcionamiento. El punto de partida de su concepción del poder es la visión más o menos clásica descrita en libros como Vigilar y Castigar que deja muy claro de qué va. El poder se basaría en su primera perspectiva en la capacidad de analizar y vigilar la sociedad y sancionar a aquellos que actúan en contra de lo que el poder desea de ellos, es una visión claramente vertical que fue central a partir del XVIII cuando surgen edificios como el panóptico.

Sin embargo, a medida que Foucault avanza en su obra va dejando esta noción clásica de poder para dar pie a la aparición del biopoder, una visión mucho más moderna del poder al fin y al cabo. El biopoder es el poder que se usa para gestionar las vidas de la gente en todos sus aspectos y por ello es más fuerte, más sutil y más pervasivo que el poder tradicional.

Crítica de Serie: Incorporated

January 26th, 2017

Incorporated posterHe de reconocer que a menudo las producciones de SyFy me las tomo con un grano de sal, porque suelen tener buenas ideas pero malas ejecuciones. Sin embargo, Incorporated es una serie muy entretenida, con un buen entramado de ciencia-ficción más o menos cyberpunk aunque centrada en el lado de las megacorporaciones. Aunque las interpretaciones de los actores no son las mejores vistas, el guión está muy bien llevado, atrapando en una maraña de intrigas y conspiraciones de las cuales el protagonista es el centro. Buenos efectos especiales y un buen ritmo terminan un conjunto que, como serie, funciona muy bien.

Además, desde la perspectiva sociológica también tiene numerosos elementos de interés. A menudo he hablado sobre cómo el cyberpunk es clave para entender el posible futuro que nos espera, desde casos clásicos como Neuromante a otras opciones como Akira o incluso Matrix, el cyberpunk sirve para mostrar hacia donde evoluciona el mundo en caso de dejarnos llevar por el neoliberalismo salvaje. Y esto Incorporated lo relata muy bien, primero por los resultados que tiene la desaparición de cualquier tipo de gobierno y lo que ello implica para la población general en términos de servicios, seguridades y demás. Dejadas a su libertad total, las corporaciones solo se preocupan de sus líneas de beneficios, de modo que esos elementos no son importantes si no afectan a sus líneas de producción o a la opinión de la junta de accionistas.

Crítica de película: Adiós Bafana

December 30th, 2016

La película Adiós Bafana no pasará a la posteridad por su ritmo trepidante ni por su increíble fotografía. No está llena de interpretaciones de Óscar ni de unos diálogos de una profundidad inesperada. Sin embargo, sociológicamente si cuenta con algunas cosas que vale la pena.

Obviamente, la primera es la que más salta a la vista: un vistazo a un periodo de la historia reciente cuyas consecuencias aún hoy en día se sienten cuando se leen las noticias internacionales. Y una historia que es (junto a la de Gandhi en India y el Che en América Latina) una parte central del ideario rebelde y revolucionario del mundo entero, en especial de la izquierda. En el caso de Mandela, es justo la historia en el punto intermedio entre la revolución armada del Che y la revuelta pacífica de la India. Una revolución que combinó la lucha armada en las calles y el terrorismo junto a un fuerte ideario y un liderazgo ejemplar que se resistía desde las cárceles y con la paz.

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
%d bloggers like this: