Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

La estructura social existe

October 22nd, 2018

estructura e individuoVivimos en un mundo donde, cada vez más, palabras como “yo lo siento así” o “es lo que yo creo” se han vuelto centrales. Independientemente de su coherencia, lógica o base científica, claro. Con ellas hemos llegado al entorno donde digamos lo que digamos alguien puede ofenderse y exigir que nos retractemos de nuestras palabras. Da igual que esté defendiendo que la Tierra sea plana o que eres un otherkin que “se siente gato”, todo es válido y debe ser respetado porque vivimos en un entorno intersubjetivo y posmoderno, construido por las interacciones entre las personas.

Y ojo, vaya por delante, en efecto vivimos en un entorno donde la intersubjetividad tiene un papel muy importante, y las interacciones sociales construyen buena parte del mundo. Pero no vivimos en el mundo posmoderno y relativo del que hablan los libros, ni en el entorno líquido de Bauman, ni nada por el estilo. Invisible, detrás de todo eso, hay una estructura social extremadamente rígida y sólida que sigue construyendo y reconstruyendo nuestras vidas. Da igual que creamos que lo que importa es la autorrealización o que el reiki puede curarnos, la estructura sigue imponiéndose silenciosa e invisiblemente. Y cuanto menos creamos en ella, pensemos en ella, luchemos contra ella, más fuerte es.

El tiempo y el espacio son socialmente relativos

September 10th, 2018

tiempoDesde pequeños, nos han enseñado que las magnitudes físicas de medición son objetivas: un metro es un metro, un segundo es un segundo. Aunque en la teoría de la relatividad eso se pone en cuestión, en la vida normal de la gente (donde la relatividad no es un factor que impacte) el espacio y el tiempo son constantes sólidas. Sin embargo, esto no es así.

Primero, porque hay que tener en cuenta que tanto un metro como un segundo son una unidad de medición arbitraria, construida por consenso. No ha sido un universal caído del cielo para medir el tiempo y el espacio, sino una construcción humana que nos sirve para tomar indicaciones para la investigación científica, la construcción de objetos, o cualquier otra razón.

Pero la razón principal por la que digo que son relativos en sociedad es porque, en realidad, no dependen de si mismo.

Le Damos más Importancia a Nuestra Experiencia que a los Datos

April 9th, 2015

La mente humana funciona sobre una base de prejuicios y prenociones que articulan el mundo a su alrededor. Ideologías, comentarios, experiencias… todos ellos se entremezclan en cada una de nuestras mentes para construir un decálogo de cómo es el mundo que nos rodea y cómo debemos reaccionar a lo que ocurre, lo que está bien o mal y cómo son las personas que lo habitan. Estos prejuicios, sin embargo, no se basan en la realidad del mundo, sino de nuestra experiencia concreta del mismo.

Esto es lo que se llama casuística: el construir normas e ideas generales a partir de casos concretos. Como la gente que conozco es de izquierdas, todo el mundo es de izquierdas; como la gente a la que admiro hace tal cosa, es bueno hacerlo; o al contrario, ya que alguien de algún grupo me robó una vez, todos son ladrones. Así, nuestras experiencias construyen lo que somos y cómo entendemos el mundo que nos rodean, extendiéndose con más facilidad en base a cuántas veces las hayamos experimentado.

La Sociología y la Mirada al Futuro

June 3rd, 2013

El post de hoy es en respuesta a la Carta Abierta a los Sociólogos, publicada por Justo Serna.

En su texto, parte de una premisa que considero errada. Considera que la ciencia surge para perdecir fenómenos, en el sentido de que tiene que decir lo que va a venir. Y eso, en mi opinión, no es el caso. Cuando la teoría cinética newtoniana predice que una bola lanzada al aire a determinada velocidad tardará cierto tiempo en caer no está prediciendo el futuro, no dice si habrá bola o no, sólo que si la hubiese y esas fuesen las condiciones tardaría ese tiempo en caer. La sociología es igual.

Cuando la sociología analiza la sociedad, su objetivo es alcanzar la mayor profundidad posible en el entendimiento de la misma, ver en sus mismo código genético social, en las reglas normas y regularidades que la constituyen. Pero eso no implica que pueda adivinar con una bola de cristal lo que va a venir después. Hasta que Seldon invente la psicohistoria (como narra Asimov en Fundación), ese seguirá siendo el reino de los adivinos. Las razones de esto son dos.

Conocer la Realidad

January 22nd, 2012

Es muy habitual, en los debates de la televisión o en el bar, e incluso en conferencias doctas y discursos políticos, escuchar frases del estilo a “como todo el mundo sabe…” o “como todo el mundo cree…”. Pero lo cierto es que estas son un artilugio demagógico que sólo sirve para intentar ganar peso en las afirmaciones que uno hace. Así, se basan o bien en el sentido común compartido por todos (que se equivoca con una sorprendente frecuencia) o bien en la percepción de esa persona.

El sentido común se conforma con todas esas ideas y frases que flotan en la sociedad para explicarse a sí misma. Dichos, refranes, enseñanzas de los padres, experiencias compartidas… todo ello se une para crear una narrativa que nos explica cómo funciona el mundo a nuestro alrededor, de modo que podamos actuar en él. El problema de esta historia es que es ficticia, y se basa en interpretaciones superficiales de lo que ocurre y por qué ocurre, que se supone que ganan peso porque todo el mundo las comparte. El sentido común, por ejemplo, dice a menudo que los “inmigrantes vienen a quitarnos el trabajo”, ignorando por completo que los inmigrantes son necesarios para sostener nuestro Estado del Bienestar con una población que envejece rápidamente, y que además no suelen competir por los mismos puestos de trabajo que los nacionales. Obviamente, el sentido común no se equivoca siempre pero es, como mínimo, muy poco fiable.

Subjetividad y Poder

February 24th, 2011

La visión generalizada del mundo nos dice que hay cosas que son “reales” y otras que son “subjetivas”. Así, darle un abrazo a alguien es un algo, un objeto, un hecho real y objetivo. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Aunque el entorno físico es real y objetivo, la verdad es que su objetividad es inalcanzable porque debe filtrarse a través de la forma de ser de cada uno de los que observan los actos, los juzgan y opinan sobre ellos. Y, al hacerlo, la neutralidad del acto se pierde. Así, algunos podrían ver camaradería en un abrazo, otros podrían ver apoyo, otros podrían ver amor, etc. Un mismo acto, puede tener muy diferentes percepciones.

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
%d bloggers like this: