Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Capitalismo y su historia (I)

June 18th, 2017

capitalismoEste post surge a raiz de leer el artículo que me pasó Juan Carlos Sánchez sobre el rescate a la banca en España y Estados Unidos. A raíz de ese artículo, he decidido dedicar unos cuantos posts ahora a analizar el sistema capitalista, empezando por el pasado, el próximo post será su presente y finalizaré con su colapso final.

Así que empecemos por el principio, ¿cuándo surgió el capitalismo? Tendemos a pensar que todo sistema económico basado en el intercambio y demás es capitalista porque es “como una compra” pero en realidad no es así. Los sistemas esclavistas de la antigüedad, por ejemplo, no eran capitalistas, igual que no lo era el sistema económico medieval basado en el trueque. El despegue del capitalismo se hace a la vez que aparece el Estado moderno, en el siglo XVI.

Crítica de serie: Black Sails

April 15th, 2017

Black Sails es una serie de piratas, precuela de la Isla del Tesoro. Pero no es solo una serie de abordajes, de patas de palo, de veinte cañones por banda… tiene sin duda todo eso, pero Black Sails va más allá de contar una historia de espada y aventura. Muchos la consideran lenta, pausada, limitada… especialmente al principio es lógico, porque Black Sails no es Piratas del Caribe. Es una historia dura, complicada, con unos personajes que evolucionan entre decisiones difíciles. Es una historia que no va de piratas, sino de cambio, de lucha, de un mundo amenazado, del peso del poder, de la lealtad, etc. Es, por tanto, una historia atemporal, oscura y poderosa. Sin duda, es una historia que vale mucho la pena dedicarle el tiempo que lleva porque más allá de los combates navales y las luchas de espada y mosquete, de las frases memorables y los momentos gloriosos, es una historia de una increíble vigencia en muchos sentidos.

Es por ello que, sociológicamente, es una historia con un discurso muy poderoso e interesante de analizar. Porque, ante todo, Black Sails es una historia que articula su discurso en torno al cambio, la libertad, la revolución… entre lo nuevo y lo viejo. Y la lucha para traer ese cambio. Puede no parecerlo en la primera temporada, quizás tampoco en la segunda, pero a medida que se suceden los capítulos van tejiéndose un discurso muy bien llevado en torno al peso del poder, las herramientas del cambio, lo correcto y lo incorrecto, la lucha, el compromiso, la lealtad, etc.

Libertad de expresión y la ofensa

April 1st, 2017

OfensaYa he escrito muchas veces sobre el hecho de que la libertad de expresión es un absoluto: o existe o no existe. No hay medias tintas. Tan pronto se dice “esto no se puede decir”, por razonable o pequeño que sea eso, la libertad de expresión muere y la censura toma el control. El problema es que el discurso de lo políticamente correcto se ha convertido en una camisa de fuerza que bloquea lo que se puede decir en una conversación normal, y ahora es incluso motivo para ser perseguido judicialmente como se ha visto en el caso de los titiriteros, o actualmente con la sentencia a Cassandra Vera. La ofensa, el sentirse agredido por lo que otra persona dice, se ha convertido en un arma. Así que, como hemos llegado a los tribunales, echemos un vistazo a la legislación más importante de todas en España: la Constitución.

Lo mediocre

March 16th, 2017

mediocreHay un artículo de David Jiménez sobre el triunfo de los mediocres que, bajo varias supuestas autorías, ha estado circulando por internet. Es un artículo interesante con el que inicialmente es difícil no estar de acuerdo porque dice muchas cosas que suenan muy bien juntas. Y, aunque en parte es cierto lo que dice, la verdad es que se basa en una serie de errores, falacias y ocultaciones que a todos nos ocurren.

Pero lo cierto es que es difícil llevarle inicialmente la contraria. ¿Cómo no pensar que España es un país mediocre si nuestro presidente del gobierno no sabe ni hablar inglés? ¿Y la cantidad de telebasura que llena nuestros canales de televisión, preparados para alimentar a una población idiota incapaz de digerir nada más desarrollado? ¿Y las universidades que no llegan a ningún puesto decente de los rankings internacionales? Estos ejemplos muestran un mensaje claro: todos ellos son mediocres, ergo nuestro país lo es. Pero, sin embargo, cada uno de ellos oculta realidades que cambian todo ello, principalmente relacionados con el elemento central de los medios de comunicación: la visibilidad.

Biopoder

February 22nd, 2017

biopoder y foucaultFoucault es un autor muy conocido del estructuralismo francés que ha dedicado una buena parte de lo más rico a analizar el poder y su funcionamiento. El punto de partida de su concepción del poder es la visión más o menos clásica descrita en libros como Vigilar y Castigar que deja muy claro de qué va. El poder se basaría en su primera perspectiva en la capacidad de analizar y vigilar la sociedad y sancionar a aquellos que actúan en contra de lo que el poder desea de ellos, es una visión claramente vertical que fue central a partir del XVIII cuando surgen edificios como el panóptico.

Sin embargo, a medida que Foucault avanza en su obra va dejando esta noción clásica de poder para dar pie a la aparición del biopoder, una visión mucho más moderna del poder al fin y al cabo. El biopoder es el poder que se usa para gestionar las vidas de la gente en todos sus aspectos y por ello es más fuerte, más sutil y más pervasivo que el poder tradicional.

Desglobalizar o el poder del miedo

February 1st, 2017

desglobalizarAbrimos las noticias y el mensaje desde hace unos años es claro: lo global es malo, lo global es peligroso, lo global amenaza nuestro estilo de vida milenario… así que, en todos los rincones del mundo se alzan las voces que claman por dividir lo que se ha unido (Cataluña, brexit, incluso parece que los independentistas de California quieren separarse) mientras que otros claman por aislarse de los demás (Trump y su muro, la extrema derecha europea, el muro de Israel).

Todos estos movimientos tienen en común el punto de partida: el miedo a los demás. Te quieres separar porque tienes miedo de que el conjunto amenace tu estilo de vida tradicional, pones muros porque tienes miedo de que la inmigración amenace tu identidad o tu trabajo, etc. No importa que no tenga razón de ser, ni lógica ni sentido, el miedo es así, es irracional. Así que procedemos a intentar desglobalizar, a balcanizar el mundo en defensa de un mundo pasado que se veía como más puro, más independiente, más real y deseable. Pero eso es una mentira.

La autoestima es una trampa

January 24th, 2017

El otro día hablaba sobre cómo la autoestima es una cuestión relacional y es hora de dedicarle un post a cómo se construye. La base de la autoestima es que nosotros no sabemos cuánto valemos en términos absolutos, no tenemos encima de nuestras cabezas un indicador que dice nuestro nivel ni nada por el estilo, como ocurre en los videojuegos. Por ello, a la hora de establecer nuestro valor nos miramos en los demás para ver quien es mejor que nosotros en esto, quien es peor en aquello, etc. por el camino, distorsionado por nuestra visión de nosotros mismos, llegamos al punto en el que creemos que nos encontramos, se ajuste este a la realidad de donde deberíamos estar o no.

El problema es que el juego está trampeado. Nosotros nos comparamos con los demás en las categorías y en las formas que nos han dicho que debemos compararnos. Así, los hombres debemos ser fuertes, guapos, ricos, con buenos trabajos, seguros, posesivos, ambiciosos, inteligentes, seductores, fríos, líderes… mientras que las chicas deben ser bonitas, listas pero no inteligentes, emocionales, sumisas, hogareñas, maternales… si, es un mundo heteropatriarcal al fin y al cabo.

Poder y relaciones humanas

January 20th, 2017

Aunque pueda parecer que el poder es una cosa que tienen los poderosos, lo cierto es que hay poder en toda relación humana, desde la de un padre con su hija a la de una pareja. Esto hace que toda relación sea inevitablemente un juego de poder, ya que las dos partes implicadas en la misma se juegan en ella elementos que para ellos son importantes (como puede ser la autoestima, que es relacional), así como tienen distintas capacidades y necesidades/deseos.

Estas tres dimensiones son centrales a la hora de entender el poder que se establece en una relación, ya que inevitablemente son las que deciden quien tiene la posición más fuerte y quien la más débil. Por ejemplo, si una de las partes necesita más a la otra, esa parte es más vulnerable y por tanto más débil ante la otra parte (por ejemplo, el hijo frente al padre, pero también el enamorado que está cortejando a la persona de sus afectos).

Democracia y primarias

December 20th, 2016

Resulta curioso como las voces cada vez más escandalizadas reabren viejos debates sobre la democracia. Y ciertamente, es probable que no sea para menos en muchos sentidos, habiendo visto los resultados del brexit o de la elección de Trump en Estados Unidos. Como señala Carlos Yarñoz, incluso estos debates se extienden a elecciones menores, como las primarias, que han visto en Francia caer a Sarkozy o a Hollande (que ni se ha presentado) y en Inglaterra a Corbyn mantenerse pese a la oposición de todo el aparato de su partido. Las elecciones han demostrado ser peligrosas para los partidos políticos.

El problema, sin embargo, no radica en la democracia, las elecciones primarias o cualquier otra. Es irónico, de hecho, que se entienda que la población (ese ente soberano) tiene la capacidad para escoger a sus cargos principales (presidentes, primeros ministros y demás) y sin embargo no tiene capacidad para escoger otros asuntos como referendums o primarias. No es un problema de la participación, del interés o de la capacidad, ni siquiera sobre los resultados que se obtienen en esas elecciones. No, el problema está en otro sitio.

¿Es el cambio social siempre violento?

November 7th, 2016

conflicto-2Como he dicho numerosas veces, creo que el mundo se encuentra en un punto donde lo conocido pronto pasará a ser cosa del pasado y algo nuevo está surgiendo. Estamos en ese momento en que el futuro mirará hacia atrás y dirá “ese tiempo fue un tiempo de cambio, en el cual se hizo historia”. Igual que nosotros hacemos cuando miramos a periodos como la Revolución Francesa o la caída del Imperio Romano.

Pero, a diferencia del pasado, en esta ocasión no es una situación de crisis de un sistema político concreto (Francia o Roma, por ejemplo), sino del sistema cada vez más globalizado del mundo en su conjunto. Cada sistema siguiendo sus propias lógicas y puntos de ruptura, sin duda, pero todos ellos caminando hacia una creciente deslegitimación de maneras muy diferentes: las primaveras árabes, las crisis políticas de Brasil o Venezuela, el auge de Trump o la victoria del brexit, etc.

La destrucción del PSOE: un drama en tres actos

October 5th, 2016

destruccion-1Acto primero

El telón se alza y con él se ve un gobierno que se desmorona. Zapatero y sus allegados saben de sobra que no van a poder levantar al partido para las elecciones que se aproximan, de modo que empiezan a abandonar el barco que se hunde. Solo queda Rubalcaba para dirigirlo a una derrota digna que se produce al final de la campaña electoral. Desde las gradas, los barones y baronesas ven el descalabro del centro y saben que deben aguardar para poder tener su oportunidad, ya que el partido se encuentra demasiado débil. Rajoy forma gobierno y avanzan cuatro años de recortes y crisis que ven el nacimiento de Podemos y el crecimiento de Ciudadanos.

Así que, llegando a las cercanías de unas nuevas elecciones, los barones deben decidir si saltan al foco central o no, y deciden que el partido no se encuentra fuerte como para ello. Demasiadas incertidumbres, una crisis económica de la que se va “saliendo” y escándalos de corrupción internos (al margen de los del PP) hacen mal caldo para una campaña. Así que en 2014 gana las primarias Sánchez: una cara bonita en un traje que sabe llenar, al cargo de un partido que se prepara para otros cuatro años del PP. Su misión era únicamente perder con dignidad y dejar que la originalidad de los nuevos partidos desapareciese y los escándalos en el PSOE (especialmente los de Andalucía) se olvidasen. Cuatro años más de Rajoy para que Susana Díaz pudiese ser Presidenta después de los mismos.

La dictadura de lo políticamente correcto

August 19th, 2016

correcto 2Vas a decir algo pero… alto, ¿seguro que es apropiado? ¿No ofenderá las ideas de los millenials, los góticos, las feministas, los machistas, los homófobos, las homosexuales, los creyentes, las ateas, los veganos, las fructívoras, los de derechas, las de izquierdas… o cualquier otro de las decenas de colectivos que forman nuestras sociedades? O, mejor dicho, estás seguro de que cualquiera de los colectivos identitarios sociales no va a encontrar alguna forma, por rebuscada que sea, de poder hacerse el ofendido por tu contenido aunque sea sacándolo de contexto y forzando su interpretación? No, ¿verdad?

Lamentablemente, por exagerado que parezca, en cierta medida en la actualidad eso todo es una realidad. Hay tantos colectivos oprimidos, ofensibles, etc. cuyas identidades se construyen en respuesta y discusión a la identidad conjunta que, necesariamente, cada vez que hablamos, corremos un alto porcentaje de riesgo de decir algo que alguien en algún lado pueda considerar ofensivo. Así es como nace el imperio de lo políticamente correcto.

La trampa del amor

August 3rd, 2016

amor 1Empezaré por decir que el amor está muy bien, hace a la gente feliz, les da sentido a sus vidas, etc. Sin embargo, como siempre sucede cuando se empieza una frase por ahí, este post no va sobre esta parte sino sobre lo que viene después del inevitable “pero”.

Es importante señalar desde ya que el amor no es un hecho, no es algo objetivo, no es algo natural. Al contrario, el amor es una construcción social que, sobre la base de las personas, construye una serie de formas adecuadas de interacción entre personas. Es algo que se construyó con el tiempo y, tal y como lo entendemos hoy en día, en buena medida es un producto del siglo XIX (de ahí que lo relacionado con lo amoroso sea “romántico”, el nombre del periodo histórico correspondiente en cultura, que construyó ese concepto). Por tanto, es parte de la respuesta decimonónica al racionalismo del siglo de las luces que le precedió y se articula, como corresponde, sobre la base de la irracionalidad.

La verdadera rebelión: la propia

July 19th, 2016

rebelion 1Nacemos y el mundo se encarga de decirnos que somos especiales, que somos únicos, que somos distintos y estamos destinados a grandes cosas. Que vamos a ser estrellas del rock y que da igual que seamos el patito feo porque cuando lleguemos al baile de promoción podemos ser el rey o la reina del mismo. Que al final el amor triunfa, que da igual que seas pobre puedes alcanzar tus sueños, que Bill Gates empezó en un garaje. Y se olvidarán de decir que por cada Gates hay un millón de personas que fracasan, dos millones que lleva vidas normales, gente que no ha le ha robado los instrumentos musicales a Bob Marley para poder crear los Sex Pistols.

Entender eso es lo que cínicamente han llamado “madurar”: el proceso por el cual el mundo entero aniquila los sueños imposibles que te ha creado y te enseña que en realidad eres pequeño, no eres nadie, no puedes cambiar nada, solo eres un número más en una larga cadena, una avispa en la colmena, etc. Que aceptes trabajar un montón de horas sin una remuneración digna, que no busques nuevos derechos y aceptes que está bien mantener los que tienes (incluso, ya puesto, ¡da gracias por ellos!), que las élites nos explotan pero es mejor que la alternativa de vivir en sitios como Venezuela o Siria. Que, en el fondo, vivimos en el mejor mundo posible y no es malo ser solo another brick on the wall, como diría Pink Floyd.

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies