Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Democracia y primarias

December 20th, 2016

Resulta curioso como las voces cada vez más escandalizadas reabren viejos debates sobre la democracia. Y ciertamente, es probable que no sea para menos en muchos sentidos, habiendo visto los resultados del brexit o de la elección de Trump en Estados Unidos. Como señala Carlos Yarñoz, incluso estos debates se extienden a elecciones menores, como las primarias, que han visto en Francia caer a Sarkozy o a Hollande (que ni se ha presentado) y en Inglaterra a Corbyn mantenerse pese a la oposición de todo el aparato de su partido. Las elecciones han demostrado ser peligrosas para los partidos políticos.

El problema, sin embargo, no radica en la democracia, las elecciones primarias o cualquier otra. Es irónico, de hecho, que se entienda que la población (ese ente soberano) tiene la capacidad para escoger a sus cargos principales (presidentes, primeros ministros y demás) y sin embargo no tiene capacidad para escoger otros asuntos como referendums o primarias. No es un problema de la participación, del interés o de la capacidad, ni siquiera sobre los resultados que se obtienen en esas elecciones. No, el problema está en otro sitio.

¿Es el cambio social siempre violento?

November 7th, 2016

conflicto-2Como he dicho numerosas veces, creo que el mundo se encuentra en un punto donde lo conocido pronto pasará a ser cosa del pasado y algo nuevo está surgiendo. Estamos en ese momento en que el futuro mirará hacia atrás y dirá “ese tiempo fue un tiempo de cambio, en el cual se hizo historia”. Igual que nosotros hacemos cuando miramos a periodos como la Revolución Francesa o la caída del Imperio Romano.

Pero, a diferencia del pasado, en esta ocasión no es una situación de crisis de un sistema político concreto (Francia o Roma, por ejemplo), sino del sistema cada vez más globalizado del mundo en su conjunto. Cada sistema siguiendo sus propias lógicas y puntos de ruptura, sin duda, pero todos ellos caminando hacia una creciente deslegitimación de maneras muy diferentes: las primaveras árabes, las crisis políticas de Brasil o Venezuela, el auge de Trump o la victoria del brexit, etc.

La destrucción del PSOE: un drama en tres actos

October 5th, 2016

destruccion-1Acto primero

El telón se alza y con él se ve un gobierno que se desmorona. Zapatero y sus allegados saben de sobra que no van a poder levantar al partido para las elecciones que se aproximan, de modo que empiezan a abandonar el barco que se hunde. Solo queda Rubalcaba para dirigirlo a una derrota digna que se produce al final de la campaña electoral. Desde las gradas, los barones y baronesas ven el descalabro del centro y saben que deben aguardar para poder tener su oportunidad, ya que el partido se encuentra demasiado débil. Rajoy forma gobierno y avanzan cuatro años de recortes y crisis que ven el nacimiento de Podemos y el crecimiento de Ciudadanos.

Así que, llegando a las cercanías de unas nuevas elecciones, los barones deben decidir si saltan al foco central o no, y deciden que el partido no se encuentra fuerte como para ello. Demasiadas incertidumbres, una crisis económica de la que se va “saliendo” y escándalos de corrupción internos (al margen de los del PP) hacen mal caldo para una campaña. Así que en 2014 gana las primarias Sánchez: una cara bonita en un traje que sabe llenar, al cargo de un partido que se prepara para otros cuatro años del PP. Su misión era únicamente perder con dignidad y dejar que la originalidad de los nuevos partidos desapareciese y los escándalos en el PSOE (especialmente los de Andalucía) se olvidasen. Cuatro años más de Rajoy para que Susana Díaz pudiese ser Presidenta después de los mismos.

La dictadura de lo políticamente correcto

August 19th, 2016

correcto 2Vas a decir algo pero… alto, ¿seguro que es apropiado? ¿No ofenderá las ideas de los millenials, los góticos, las feministas, los machistas, los homófobos, las homosexuales, los creyentes, las ateas, los veganos, las fructívoras, los de derechas, las de izquierdas… o cualquier otro de las decenas de colectivos que forman nuestras sociedades? O, mejor dicho, estás seguro de que cualquiera de los colectivos identitarios sociales no va a encontrar alguna forma, por rebuscada que sea, de poder hacerse el ofendido por tu contenido aunque sea sacándolo de contexto y forzando su interpretación? No, ¿verdad?

Lamentablemente, por exagerado que parezca, en cierta medida en la actualidad eso todo es una realidad. Hay tantos colectivos oprimidos, ofensibles, etc. cuyas identidades se construyen en respuesta y discusión a la identidad conjunta que, necesariamente, cada vez que hablamos, corremos un alto porcentaje de riesgo de decir algo que alguien en algún lado pueda considerar ofensivo. Así es como nace el imperio de lo políticamente correcto.

La trampa del amor

August 3rd, 2016

amor 1Empezaré por decir que el amor está muy bien, hace a la gente feliz, les da sentido a sus vidas, etc. Sin embargo, como siempre sucede cuando se empieza una frase por ahí, este post no va sobre esta parte sino sobre lo que viene después del inevitable “pero”.

Es importante señalar desde ya que el amor no es un hecho, no es algo objetivo, no es algo natural. Al contrario, el amor es una construcción social que, sobre la base de las personas, construye una serie de formas adecuadas de interacción entre personas. Es algo que se construyó con el tiempo y, tal y como lo entendemos hoy en día, en buena medida es un producto del siglo XIX (de ahí que lo relacionado con lo amoroso sea “romántico”, el nombre del periodo histórico correspondiente en cultura, que construyó ese concepto). Por tanto, es parte de la respuesta decimonónica al racionalismo del siglo de las luces que le precedió y se articula, como corresponde, sobre la base de la irracionalidad.

La verdadera rebelión: la propia

July 19th, 2016

rebelion 1Nacemos y el mundo se encarga de decirnos que somos especiales, que somos únicos, que somos distintos y estamos destinados a grandes cosas. Que vamos a ser estrellas del rock y que da igual que seamos el patito feo porque cuando lleguemos al baile de promoción podemos ser el rey o la reina del mismo. Que al final el amor triunfa, que da igual que seas pobre puedes alcanzar tus sueños, que Bill Gates empezó en un garaje. Y se olvidarán de decir que por cada Gates hay un millón de personas que fracasan, dos millones que lleva vidas normales, gente que no ha le ha robado los instrumentos musicales a Bob Marley para poder crear los Sex Pistols.

Entender eso es lo que cínicamente han llamado “madurar”: el proceso por el cual el mundo entero aniquila los sueños imposibles que te ha creado y te enseña que en realidad eres pequeño, no eres nadie, no puedes cambiar nada, solo eres un número más en una larga cadena, una avispa en la colmena, etc. Que aceptes trabajar un montón de horas sin una remuneración digna, que no busques nuevos derechos y aceptes que está bien mantener los que tienes (incluso, ya puesto, ¡da gracias por ellos!), que las élites nos explotan pero es mejor que la alternativa de vivir en sitios como Venezuela o Siria. Que, en el fondo, vivimos en el mejor mundo posible y no es malo ser solo another brick on the wall, como diría Pink Floyd.

¿Por qué la democracia da los resultados que da?

June 29th, 2016

democracia y referendumJusto tras el referendum en Grecia, o tras el del brexit en Reino Unido, o cualquier otro se alzan siempre voces que dicen que las consultas a la población son presa fácil de los populismos, que dan resultados ingobernables, etc. Y se ofrecen numerosas explicaciones de por qué debemos confiar en nuestros gobernantes electos, por qué ellos saben lo que es mejor para nosotros, etc. Las élites, al fin y al cabo, son así: superiores, más sabias, defienden los intereses de todos con habilidad… ¿o no?

Lo cierto es que la realidad dista mucho de eso. Los gobernantes electos, como toda élite, defiende sus propios intereses y, al hacerlo, gobierna de modos muy concretos. Por eso la consulta popular suele dar resultados que le incomodan, pero veamos las numerosas razones que llevan a esos resultados en realidad.

Obama analizado en una muy interesante entrevista

March 22nd, 2016

obamaEn su número de abril, The Atlantic ha publicado un muy interesante artículo sobre la política exterior de Obama. Es un texto largo y está en inglés, pero ciertamente vale la pena dedicarle el tiempo necesario para leerlo porque ofrece una oportunidad que raramente tenemos: la de ver desde dentro cómo y por qué el poder funciona como lo hace, las consecuencias y las razones. Y, además, desde el punto de vista del actor principal en esas decisiones, y un actor que además mantiene unas posturas a menudo poco comunes entre los presidentes norteamericanos acerca del papel de Estados Unidos en el mundo.

Así, a lo largo de las páginas, lo que se filtra rápidamente es que Obama mantiene una idea central a la hora de decidir cómo y cuándo intervenir: la de la prioridad para los intereses norteamericanos y la amenaza que algo pueda suponer. Contra esto, en su balanza, se oponen los costes que suponen los distintos tipos de intervención a la hora de intentar elaborar la más adecuada en costes para los riesgos de suficiente importancia como para actuar sobre ellos.

La inercia y la estabilidad social

February 4th, 2016

becker 3En un texto francamente interesante a la par que sencillo y lleno de profundidad, el autor americano Howard Becker le da una vuelta a la tortilla a la hora de explicar por qué las sociedades son estables y las estructuras de poder. Al contrario que la mayoría de teorías sobre la estabilidad, que parten de las estructuras subyacentes (marxismo, estructuralismo, los campos, etc.), Becker toma la lógica opuesta y construye su teoría de la estabilidad en torno a la acción individual.

Para ello, Becker parte de la acción individual. Cada persona tiene unos objetivos, una forma de ser y de actuar, y al hacerlo se relaciona con las demás. Para conseguir estos objetivos, las personas normalmente escogen los medios que consideran que se ajustan más a lo que buscan, a la vez que maximizan la eficacia y minimizan el esfuerzo. Y para explicar este proceso, Becker aplica su teoría de la inercia al mundo de la música.

¿Una sociedad sin clases sociales?

November 26th, 2015

clases 1Hoy he tenido ocasión de ver el programa de Jordi Évole de este domingo sobre la clase media y me ha inspirado para tratar esa cuestión de nuevo aquí. Baste señalar de antemano que el trabajo de Salvados es excelente, como siempre, pero creo que en este caso, de cara a construir un argumento claro, han simplificado numerosas cosas. Y es sobre esto sobre lo que voy a incidir de modo complementario (espero) a lo dicho allí.

Así pues, empecemos por el principio: el término clase es popularizado por Marx en el siglo XIX y refleja la sociedad de su época. Era una Inglaterra que se industrializaba a toda velocidad, de capitalismo creciente, de campesinos incultos que debían mudarse a las ciudades, etc. Por ello, el modelo se divide en dos grandes grupos no en términos económicos y de riqueza, sino en realidad en términos de poder e independencia: los que en su trabajo dependen de otro (los obreros, que dependen del salario) y los que son dueños de los medios de producción (los capitalistas); junto a estos, existían algunas clases menores que Marx describe, como los burócratas, que no encajaban en esa separación nítida, pero que en el XIX eran colectivos minoritarios.

Los extremos dentro de los movimientos sociales

October 15th, 2015

extremos movimientos 1A menudo se plantea la cuestión de hasta qué punto los movimientos sociales son homogéneos o están llenos de divisiones internas. Sin duda, en todos los casos es más lo segundo que lo primero, ya que son todos grandes conjuntos de ideas articuladas sobre las acciones de grupos y colectivos diversos. Ahí radica su fuerza, pero también a menudo puede ser fuente de debilidad.

Esto se debe a que dentro del conjunto del movimiento siempre existen extremistas que comparten solo parte de los supuestos centrales pero muchos otros son exagerados por encima de lo que los demás comparten. Es el caso del black bloc dentro del movimiento antiglobalización, que considera que la lucha por una mayor equidad debe hacerse por la fuerza y no únicamente con manifestaciones pacíficas; o el caso de los luditas dentro de los movimientos anticapitalismo, que en su defensa de la lucha contra el capitalismo abogan por la destrucción de las máquinas y la vuelta a una vida más primitiva; o el caso de las hembristas en el movimiento feminista, que abogan por poner a las mujeres por encima de los hombres.

El descuido de las infrastructuras y la crisis

September 8th, 2015

infrastructuras 1Desde el comienzo de la crisis, hemos visto cómo el Estado de Bienestar era recortado continuamente en nombre de conseguir ahorros y un Estado sostenible. Era necesario reducir en inversión y mantenimiento, en personal público, etc. porque era la única forma de conseguir una balanza de pagos equilibrada que pudiese hacer frente a las demandas del mercado. En respuesta, la sociedad civil se ha movilizado masivamente en defensa de los colegios públicos, los hospitales públicos, etc. mientras veíamos cómo las listas de espera para un transplante crecían y cómo bajaban el número de profesores por alumno a la par que subían los costes de la educación universitaria. El caso del nuevo hospital de Vigo es especialmente claro. ¿A qué se debe este desajuste entre ambas dinámicas?

En gran medida, el Estado de Bienestar es un invento de más o menos el siglo XIX, cuando los gobiernos empezaron a ver que la población no era controlable sólo con prisiones e instituciones mentales y que era necesario aumentar el nivel de consumo de la población para dar salida a los productos que se fabricaban. En respuesta a esta doble amenaza (inseguridad y no compra), las clases pudientes “firmaron” un pacto con las clases más desfavorecidas: os garantizamos unos servicios básicos importantes para que llevéis adelante una vida digna y, a cambio, no os rebeláis.

¿Somos únicos?

September 1st, 2015

unico 1Basta ver cualquier película dirigida a adolescentes para ver continuamente la exaltación de la individualidad que ahí se hace; pero es sólo uno de los ejemplos más claros de cómo la sociedad nos anima continuamente a ser únicos, a ser diferentes a los demás, a ser originales. No vale ser una réplica de los demás que te rodean, hay que buscar algo que nos diferencie de todos ellos y nos haga brillar, por tonto que pueda parecerles a los demás.

Este mensaje, tan visible en las historias para adolescentes, está presente en multitud de ámbitos diferentes. Muchas son las campañas publicitarias, por ejemplo, que indican que comprar un producto te hace diferente (Apple, por ejemplo, jugaba con eso), los programas de talentos donde cada uno muestra lo que sabe hacer, etc. Lo diferente es visto como bueno y esparcido a los cuatro vientos como el camino a seguir.

No todos pisaremos Times Square

August 17th, 2015

times square 1Hay un dicho americano interesante que dice algo así como que, si alguien se pusiese en Times Square durante el suficiente tiempo, vería pasar ante sus ojos a todo el mundo. Esto toca un trozo importante de la realidad del mundo: Times Square es el centro de la ciudad más globalizada del mundo, Nueva York, y es en cierto modo el núcleo de un mundo que cada vez es más pequeño (como reza la canción de Disney, en la misma línea). Sin embargo, esto oculta una verdad más compleja.

Es fácil imaginar que en países como China, en un pueblecito perdido de su enorme extensión, haya alguien que no vaya a pisar Times Square. Probablemente, de hecho, nadie de ese pueblecito lo pise. Y aunque China se está urbanizando, el porcentaje de población rural es muy alto, así que no sería descabellado pensar que al menos la mitad de la población china jamás pisará Times Square (solo eso ya son unos 600 millones de personas). Y como China podemos imaginar lo mismo de Arabia Saudí, Corea del Norte o Rusia.

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies