Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Crítica de serie: Electric Dreams

February 4th, 2018

A priori, Electric Dreams tiene mucho que ver con Black Mirror. Si Black Mirror es de Netflix ahora, Electric Dreams es la respuesta de Amazon a un modelo similar: una serie de ciencia ficción, de capítulos independientes entre si. Y en la superficie en efecto hay muchos paralelismos. Pero el hecho de que sean adaptaciones de relatos de Philip K. Dick (uno de los mayores genios de la ciencia-ficción clásica) hace que tengan un matiz importante y en general jueguen con conceptos claves para K. Dick. Y que vayan desde el ambiente más ciberpunk, a relatos en presentes alternativos o space opera distante en el tiempo no cambia el hecho de que su discurso central es muy potente y cohesionado.

Así, si bien el discurso sobre la tecnología está muy presente en Electric Dreams como lo está en Black Mirror, aparecen desde el principio cuestiones claves para K. Dick como es la definición de la realidad, el peso de la comunidad, la percepción, etc. Así, muchas de las historias no tienen tanto que ver con una nueva tecnología, sino cómo esta pone en tela de juicio el mundo que damos por sentado, rompiendo barreras que aparentemente no tendría sentido dudar.

Crítica de película: Perfectos Desconocidos

December 12th, 2017

Perfectos desconocidosPerfectos desconocidos es una película dramática que está francamente bien. Los personajes y las conversaciones (que es de lo que va todo) están bien construidos, con su profundidad y su evolución, y se sostienen sobre un elenco de actores que les da una gran credibilidad y vida. El guión es sencillo de base, pero juega con ideas interesantes y con un leve toque sobrenatural que le va muy bien. A nivel de fotografía no tiene mucho, al ser todo prácticamente en una localización, pero si que está bien montada para que tenga buenos planos y tomas, y una buena imagen que colabore a la narrativa. He de reconocer que no se qué tal será la versión italiana en la que se basa, pero la española es buena.

A nivel sociológico, la película nos hace reflexionar sobre algunos temas muy interesantes. La base argumental de Perfectos Extraños es que un grupo de amigos de toda la vida se reune a cenar como hacen a menudo y, por una vez, juegan a que todo lo que llegue a los móviles debe ser leído en voz alta… y, con ello, van viendo que en el fondo no se conocen unos a otros tanto como creían.

Crítica de serie: Mr. Robot

September 6th, 2016

Robot 1Mr. Robot es una historia acerca de hackers, seguridad y sobretodo corporaciones. Pero, sobretodo, es una historia que trata sobre esas cuestiones de un modo maduro y adulto, dando algunas reflexiones muy interesantes sobre los tres ámbitos, con pinceladas de temas adicionales como anarquismo, locura o terrorismo. Todo ello narrado con un buen estilo, quizás un poco lento, pero que da pie a algunos diálogos (especialmente cuando el protagonista habla a su “amigo invisible”) realmente inspirados. Todo ello envuelto en buenas interpretaciones, una historia intrigante y una ambientación peculiarmente inquietante pese a la aparente tranquilidad.

El hecho de que trate acerca de hackers hace que uno de los elementos más presentes en toda la serie es la discusión en torno a la privacidad cada vez menor en la que vivimos. Así, desde el principio, uno de los modos en que el protagonista interactúa con el mundo que le rodea para todo tipo de situaciones (pero especialmente la interacción humana) se basa en la violación sistemática de los sistemas informáticos de quienes le rodean, hasta poder acceder a sus secretos digitales. Una muestra de cómo la privacidad menor generalizada entra de lleno en contacto con la falta de seguridad a la hora de protegernos de posibles intrusiones virtuales de gente cualificada y con ganas de hacerlo.

Un mundo sin privacidad

August 27th, 2016

privacidad 1Tradicionalmente, en los estudios de opinión pública y de ciencia política se diferencia entre la esfera pública de la vida (aquello que todo el mundo puede saber, las acciones que hacemos en el exterior, etc.) y la privada (aquella que está restringida solo para nosotros o para incluir a unos pocos allegados). Es en la esfera de lo privado donde reinaba sin temor, desde la aparición de los derechos con la revolución americana, la privacidad, el velo que nos escondía de quienes nos rodeaban y nos dotaba de un espacio donde poder ser nosotros mismos sin interferencias del exterior. El verdadero backstage que diría Goffman.

Sin embargo, esa división siempre fue relativamente porosa y aspectos de la vida privada lentamente se filtraban a la esfera pública. Los clásicos paparazzi persiguiendo a los famosos y haciendo noticias con cosas de sus vidas cotidianas es uno de los mejores ejemplos, pero incluso en la vida normal de todos nosotros cosas como enseñar nuestras fotos de vacaciones al regresar al trabajo eran formas en que la esfera de lo privado se mezclaba con la pública. Así, la privacidad nunca fue total en el ámbito de lo privado, igual que tampoco estamos totalmente expuestos en el ámbito de lo público (por ejemplo, por mucho que el trabajo sea un ámbito público, si trabajas en una oficina a puerta cerrada puedes contar con cierta privacidad).

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
%d bloggers like this: