Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

The Red Strings Club

August 3rd, 2020
The Red Strings Club nos introduce en un mundo noire y cyberpunk donde decidir cuestiones morales y sociales.
The Red Strings Club nos introduce en un mundo noire y cyberpunk donde decidir cuestiones morales y sociales.

Sin duda, The Red Strings Club no es un videojuego al uso y, en muchos sentidos, como juego se lo podría considerar pobre. Primero, por su escasa duración, que hace que parezca más el prólogo al juego principal que un producto completo. Segundo, porque buena parte de la jugabilidad se basa en la toma de unas decisiones que, sin embargo, en buena medida el juego no explora a posteriori pues sus consecuencias se sentirían tras el final del mismo. Y porque los tres tipos de minijuegos en los que basa su jugabilidad son desiguales y no demasiado ricos, siendo sin duda el mejor el de hacer bebidas con lo que ello implica.

Pero eso todo, que en buena medida lo convierte en un juego mediocre, no deja de hacer de él una experiencia interesante, por una razón central: nos obliga a pensar sobre el mundo en el que vivimos.

A lo largo de las pocas horas que dura el juego (unas 3 o 4 fácilmente en una primera partida), se van produciendo distintas decisiones, debates y discusiones sobre diversos aspectos sociales que son muy interesantes. Y, al plantearse los personajes qué decisiones tomar, nos obligan a los jugadores a enfrentarnos a esas mismas preguntas para ser los que decidamos. Discusiones y decisiones sobre la libertad, el individuo, los sentimientos, la felicidad… son temas que el juego trata y que nos obliga a afrontar para que nosotros tomemos nuestras propias decisiones, aún cuando luego a menudo el juego fracase a la hora de mostrar las consecuencias de esas decisiones.

El minijuego de la preparación de bebidas es probablemente el más interesante del Red Strings Club.
El minijuego de la preparación de bebidas es probablemente el más interesante del Red Strings Club.

Uno de los ejes centrales es el que enfrenta a la libertad individual con el bien colectivo. Es un debate clásico en política, donde elementos como la libertad son habitualmente enfrentados a la seguridad como piezas cuyo desarrollo implica la debilidad de la otra: así, a más seguridad queremos para una sociedad hay que crear mecanismos que nos permitan controlar los comportamientos de los ciudadanos, generando entornos de menor libertad, como aparece en Minority Report por ejemplo.

Este es un debate muy presente en el juego desde muy distinas ópticas, enlazando cuestiones de privacidad con la forma de sentir o la esencia del ser humano. Porque el juego es de un ambiente de ciencia-ficción y desde el principio nos enfrenta a tomar decisiones sobre los sentimientos que la gente quiere tener o las capacidades. Y claro, con ello, enlaza el debate sobre la libertad individual con la de la esencia del individuo: si cambiamos el modo en que sentimos y pensamos, ¿somos mejores versiones de nosotros mismos o acaso somos personas diferentes? Y si nos implantamos limitaciones a la tristeza, por ejemplo, ¿seguimos siendo libres después?

Y aquí enlaza con la cuestión social de nuevo porque la gestión de las emociones de la población es algo central en el mundo que vivimos. Entre muchas otras causas estructurales y sociales, las actuales mobilizaciones del movimiento Black Lifes Matter se basa en la sensación y emoción de frustración, opresión, futilidad e injusticia que inicia el asesinato de George Floyd. Y la mayor parte de las campañas electorales o el marketing se basa en asociar emociones como la esperanza o el bienestar a candidatos y productos.

Y precisamente esta es una de las mecánicas que tenemos que usar en el juego, cuando nos toca mezclar cócteles que condicionan las emociones del que los beben, de modo que podamos obtener la información que queremos de ello (sin duda, estas son las secuencias en las que más interés y brillo tiene el juego, junto a las conversaciones con Akara). No se nos ofrece la posibilidad de no interferir en las emociones de la gente, al contrario, como diseñadores de publicidad nuestro papel es hacerlo eficazmente… y despues, una discusion/conversacion nos permite reflexionar sobre lo que ha pasado, las consecuencias y lo que ello implica.

Los debates y decisiones que se dan en el bar de The Red Strings Club son, sin duda, los mejores momentos y con los que más reflexionar.
Los debates y decisiones que se dan en el bar de The Red Strings Club son, sin duda, los mejores momentos y con los que más reflexionar.

The Red Strings Club mezcla todo ello, como en su coctelera, dentro de una narrativa que se centra en el cambio social. No es tan profundo como podría en cuanto a los procesos de cambio social en si, desde movimientos sociales a oposiciones o luchas, pero si que es interesante cuando nos plantea las preguntas relativas a qué consideraríamos un mundo mejor. ¿Es el sufrimiento útil o necesario? ¿O acaso lo podríamos eliminar sin prescindir de nuestra humanidad?

Por todo ello, no se puede decir que The Red Strings Club sea un gran juego, porque no lo es. Y, sin embargo, es una experiencia que vale la pena vivir y que nos puede permitir pensar, reflexionar y sacar nuestras propias respuestas sobre el mundo en el que realmente vivimos. Y eso, a menudo, es algo más difícil y escaso, y por tanto valioso, que un gran juego.

Costán Sequeiros Bruna

Y tú, ¿qué opinas de The Red Strings Club?

Coronavirus, relato social y un futuro mejor

May 2nd, 2020
El coronavirus, la historia y el poder de la crisis y su narrativa.
El coronavirus, la historia y el poder de las crisis y su narrativa.

La Historia muestra que a menudo, las crisis más fuertes, son herramientas potentes de construcción de un futuro diferente del esperado. Sea el coronavirus o sea cualquier otra, las crisis ponen en tela de juicio el entramado de cada sociedad, poniendo de relieve sus deficiencias, problemas y dificultades. En respuesta, nuevas medidas se pueden tomar para garantizar que esas situaciones no se repitan, llevando a cambios en la sociedad. No se trata, así, de que las crisis sean uno de los motores del cambio social, pero si que actúan como catalizadores y aceleradores del mismo.

Uno de los mayores logros de la segunda mitad del siglo XX para la construcción de una paz ha sido la Unión Europea. Si bien esta crisis ha mostrado que los países siguen compitiendo entre si aunque sean miembros de la Unión, lo cierto es que ya no competimos de modos tan violentos y terribles como hemos hecho en los siglos pasados, e incluso a veces logramos articular respuestas comunes a ciertos problemas, aunque sea tarde y mal.

Creatividad e inteligencia

September 3rd, 2019
Creatividad e inteligencia, dos cosas claves en el mundo en el que vivimos
Creatividad e inteligencia, dos cosas claves en el mundo en el que vivimos

Estos dos conceptos son dos de los pilares centrales de las sociedades en las que vivimos, especialmente en el sistema económico. A medida que avanza la robotización y la automatización, los trabajos más mecánicos y repetitivos van siendo cada vez sustituidos por máquinas más eficaces a la hora de hacerlo. Sin embargo, hoy en día al menos, las máquinas no tienen ni inteligencia ni creatividad.

Y, como sabéis, vivimos en la era de la información, de modo que en el mundo actual lo que más valor tiene es la gestión y creación de información y conocimiento. Unas actividades que requieren profundamente de esos dos atributos y que hoy en día suponen buena parte de los puestos de trabajo mejor remunerados y más seguros, porque son virtualmente imposibles de sustituir por máquinas en el presente.

El tiempo y el espacio son socialmente relativos

September 10th, 2018

tiempoDesde pequeños, nos han enseñado que las magnitudes físicas de medición son objetivas: un metro es un metro, un segundo es un segundo. Aunque en la teoría de la relatividad eso se pone en cuestión, en la vida normal de la gente (donde la relatividad no es un factor que impacte) el espacio y el tiempo son constantes sólidas. Sin embargo, esto no es así.

Primero, porque hay que tener en cuenta que tanto un metro como un segundo son una unidad de medición arbitraria, construida por consenso. No ha sido un universal caído del cielo para medir el tiempo y el espacio, sino una construcción humana que nos sirve para tomar indicaciones para la investigación científica, la construcción de objetos, o cualquier otra razón.

Pero la razón principal por la que digo que son relativos en sociedad es porque, en realidad, no dependen de si mismo.

Libertad de expresión y la ofensa

April 1st, 2017

OfensaYa he escrito muchas veces sobre el hecho de que la libertad de expresión es un absoluto: o existe o no existe. No hay medias tintas. Tan pronto se dice “esto no se puede decir”, por razonable o pequeño que sea eso, la libertad de expresión muere y la censura toma el control. El problema es que el discurso de lo políticamente correcto se ha convertido en una camisa de fuerza que bloquea lo que se puede decir en una conversación normal, y ahora es incluso motivo para ser perseguido judicialmente como se ha visto en el caso de los titiriteros, o actualmente con la sentencia a Cassandra Vera. La ofensa, el sentirse agredido por lo que otra persona dice, se ha convertido en un arma. Así que, como hemos llegado a los tribunales, echemos un vistazo a la legislación más importante de todas en España: la Constitución.

Análisis del debate entre Albert Rivera y Pablo Iglesias

October 20th, 2015

debate iglesias rivera 0Como a estas alturas todos seguramente sabéis, Pablo Iglesias y Albert Rivera se vieron las caras bajo la batuta de Jordi Évole en su programa de televisión, que batió records de audiencia. Lo cual, para empezar, ya es una buena señal que confirma que los españoles no somos gente pasiva o no informada sino que, al contrario, en las cosas importantes prestamos atención y estamos involucrados en permanecer informados sobre el mundo que nos rodea y nuestra vida en común. Así que, el primer punto de interés está fuera del programa en si, dentro de las casas de los millones de españoles interesados por saber lo que ahí se hablaba.

La segunda cuestión interesante se ve desde el comienzo: Jordi Évole ha hecho un gran trabajo dinamitando los modelos de debate político tradicionales, anclados en fórmulas ineficaces. Si en la referencia que usan al principio el debate entre González y Aznar se centra en una serie de reglas y elementos negociados de antemano (y surge el meta-debate sobre lo que se puede debatir y lo que no), Évole consigue sentar a ambos políticos cara a cara a hablar de política, con una fluidez y una naturalidad que en ningún momento contradice el rigor y la seriedad de lo que se está hablando. Y que, además, permite en buena medida unas respuestas más honestas y directas de las que estamos habituados a ver en los políticos españoles. Así, es raro verles sonreir, darse la razón, hablar de experiencias personales o tener que argumentar no en base a sus discursos preparados (que también surgen ocasionalmente) sino en base a lo que el otro está diciendo. Es, así un debate de verdad debate, no solo un simulacro del mismo.

¿Somos únicos?

September 1st, 2015

unico 1Basta ver cualquier película dirigida a adolescentes para ver continuamente la exaltación de la individualidad que ahí se hace; pero es sólo uno de los ejemplos más claros de cómo la sociedad nos anima continuamente a ser únicos, a ser diferentes a los demás, a ser originales. No vale ser una réplica de los demás que te rodean, hay que buscar algo que nos diferencie de todos ellos y nos haga brillar, por tonto que pueda parecerles a los demás.

Este mensaje, tan visible en las historias para adolescentes, está presente en multitud de ámbitos diferentes. Muchas son las campañas publicitarias, por ejemplo, que indican que comprar un producto te hace diferente (Apple, por ejemplo, jugaba con eso), los programas de talentos donde cada uno muestra lo que sabe hacer, etc. Lo diferente es visto como bueno y esparcido a los cuatro vientos como el camino a seguir.

¿A qué se debe el valor de las cosas?

August 3rd, 2015

valorLos economistas clásicos dicen que el valor de un objeto se encuentra en el punto donde se cruzan las dos curvas principales de la economia: oferta y demanda. Así, cuántas más personas quieren una cosa, más sube su precio, y cuántos más copias haya de esa misma cosa a la venta, más baja. Sin embargo, aunque esta apreciación es más o menos correcta en economía, lo que hace es ocultar ligeramente la base real del valor de las cosas: la escasez.

El mundo en el que habitamos es un mundo de bienes finitos: hay una cantidad limitada de móviles a la venta, una cantidad limitada de Mona Lisas, una cantidad limitada de todo lo que nos rodea. Cuánto más limitada sea esa cantidad, más valor le damos al objeto/sentimiento/idea/lo-que-sea asociado.

Grecia y el poder del miedo

June 30th, 2015

grecia“Grecia se acerca al abismo” es una frase que se repite en las conversaciones y en los medios de comunicación. Si Grecia recurre al referendum, si no se aceptan los recortes, si no se inclina la cabeza ante las instituciones de acreedores… lo que queda es la barbarie, la pobreza, salir de la UE, salir del Euro y poco menos que llegar a Mad Max. La Ministra de Agricultura acaba de decir que “las urnas son peligrosas” en televisión, voces han hablado del peligro que supone que la gente decida sobre cosas tan complejas como su economía, que puede ser una pérdida terrible para Grecia…

El resultado es que se impone la sensación de miedo, porque el miedo es la herramienta que tiene muchas veces el poder a la hora de evitar los cambios. Todo cambio implica que el resultado es incierto, porque no se sabe exactamente cómo será el mundo después del cambio y lo desconocido siempre despierta temores. Si a estos temores innatos al ser humano se le une los miedos que fomentan los que van a perder poder, el resultado es mucho más impactante y efectivo como herramienta para neutralizar la sociedad y el cambio.

Crítica de Libro: Sociofobia

May 31st, 2015

sociofobiaDespués de la excelente reseña de este libro que hizo Miguel López Lara en la revista (Re)Pensando, lo cierto es que tenía bastantes ganas de coger por banda el texto de Rendueles. Y la verdad es que el libro no ha defraudado lo más mínimo: complejo, completo, original, fácil de leer, interesante, conflictivo… No estoy, ni de lejos, de acuerdo con todo lo que dice, pero sí que ha conseguido que, incluso en los puntos de desacuerdo, me pare a reflexionar y pensar desde el punto de vista novedoso y diferente que plantea Rendueles a lo largo de las casi 200 páginas del texto. Por todo ello, es sin duda un libro que puede dar pie a múltiples interpretaciones, de modo que la mía quizás no sea la más adecuada pero a mi es lo que me ha inspirado el texto.

El punto de partida de Sociofobia es un ataque directo y brutal al neoliberalismo económico, el liberalismo político/filosófico y las instutuciones mercantiles. Durante los dos últimos siglos, todos estos actores han ido creando una sociedad descentralizada y fragmentada que encuentra que el único modo de entenderse a si misma es a través del precio de las cosas y, por tanto, las interacciones humanas se debilitan al basarse en interacciones puntuales, que se pretenden racionales y basadas en la manipulación (por medio de los medios de comunicación, la publicidad, etc.) de los deseos de la gente, reducidos a simples ansias de comprar tal o cual producto.

Economía vs Política

January 13th, 2015

A menudo, se argumenta que la economía lo puede todo, que con unos cuantos millones de dólares puedes comprar cualquier cosa, que los mercados financieros dominan el mundo y demás analogías para señalar la que parece una verdad innegable: vivimos en un mundo donde manda la economía. Ante ella, la política se queda en una esquina, apaleada ante unos flujos globales que dictan recortes, cambios y tratos de favor a empresas y millonarios. La ciudadanía, finalmente, queda desprotegida así ante una economía desbocada. Este retrato tan neoliberal, casi cyberpunk, no se aleja demasiado de la realidad, pero parte de un origen equivocado en su narración.

Pero, para llegar a dar ese giro, empecemos por el principio. ¿Qué es la política? En términos básicos, la política es la acción conjunta de la sociedad a la hora de decidir cómo se enfrenta a los problemas y a las decisiones comunes que tienen entre todos. Es la suma de la acción colectiva, encarada hacia la construcción de la sociedad, sus reglas, sus estructuras e instituciones, las normas de interacción, etc.

Psycho Pass y la Sociedad Crítica (2ª Temporada)

January 10th, 2015

Hace tiempo compartí aquí con vosotros la recomendación del anime Psycho Pass como una muy interesante reflexión sobre la sociedad. Ahora finalmente he tenido tiempo de ver la segunda temporada y, aunque quizás no esté del todo a la altura de la primera (y tiene un salto de fe algo mayor, cosa habitual en la ciencia-ficción), si que tiene algunos elementos que vale la pena reflexionar.

Si pensáis verla quedaros con la idea de que temas como el panóptico, la libertad, los valores, la humanidad, la violencia o la seguridad,  vuelven a estar en el centro de la trama y que añade puntos interesantes a la primera en casi todos esos apartados. Y dejad de leer a partir de aquí si no queréis spoilers.

¿Que nos Encontraremos en 2015?

January 2nd, 2015

El 2014 ha sido, sin lugar a dudas, un año movidito, con infinidad de cosas ocurriendo que nadie hubiera imaginado tal día como hoy hace un año. Ha dejado numerosos procesos abiertos cuyos eventos seguirán desarrollándose a lo largo del próximo año y, por eso, creo que vale la pena intentar echarle un vistazo a qué nos puede deparar el futuro. Por supuesto, mi bola de cristal está estropeada, así que todo vistazo al futuro puede errar por completo, pero aún así resulta un ejercicio interesante.

Inseguridad Internacional:

El primer elemento a comentar es, sin duda, la inseguridad internacional. No es algo exclusivo de 2015, sin duda, pero va a tener una notable presencia de un modo u otro. El Estado Islámico sigue fuerte en Oriente Medio, la situación en Ucrania aún tiene mucho por delante, se suceden los conflictos en África… Pese a que las guerras como tales, grandes y entre países, juegan un papel cada vez menor en la historia, lo cierto es que florecen los conflictos desiguales entre Estados, grupos terroristas, secesionistas y rebeldes. Y es probable que aún veamos mucho de esto este año y los que vienen.

Análisis del Discurso de Navidad del Rey

December 26th, 2014

Aunque no soy muy amigo de analizar discursos que suelen ser más bien campañas publicitarias y espacios para los mensajes más o menos predefinidos, creo que vale la pena echarle un vistazo al discurso del Rey de anteayer. A lo largo del mismo, corto pero claro y directo con los puntos de importancia, Felipe VI aborda básicamente cinco dimensiones, dejando traslucir una sexta en distintos momentos dispersos por el discurso. Veamoslas, pues, una a una:

El primer punto, sin sorpresas, es la corrupción. En este sentido, el Rey no ha aportado nada novedoso: la importancia de la justicia y las leyes para todos en la lucha contra la corrupción (hermana incluida), la corrupción muy visible de algunos líderes políticos que dañan la imagen de todos, y la honestidad de gran parte de los servidores públicos. Su solución: una regeneración democrática y un refuerzo de los valores que todo servidor público debería tener para llevar adelante su labor con eficacia y honestidad, donde servir al bien común sea el fin a conseguir y no enriquecerse al hacerlo. Todo correcto, pero nada especialmente novedoso u original.

Cambio Social: el Ejemplo de los Videojuegos

October 17th, 2014

La sociedad en la que vivimos cambia a un ritmo vertiginoso: nuevas tecnologías salen a la venta, movimientos sociales se organizan, surgen nuevos problemas y nuevas soluciones. El mundo de ayer puede ser muy diferente al mundo del mañana, y la historia de los videojuegos es un buen ejemplo que ilustra este cambio acelerado. Así, aunque en buena ley las generaciones demográficas se supone que abarcan en torno a 25 años (con lo cual, hoy en día estaríamos en la segunda generación de videojugadores), lo cierto es que el cambio se ha acelerado tanto que surgen diferencias abismales en periodos mucho más cortos y, sin duda, hoy en día podemos hablar de tres generaciones de jugadores aunque el tiempo no diese para ello demográficamente hablando.

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
%d bloggers like this: