Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Vivisección del Amor - Tribulaciones de la Clase Ociosa

Vivisección del Amor

April 1st, 2008

El amor, esa emoción que nos hace vibrar, que es la base de la mitad de la literatura, de las películas, y de las letras de canciones del mundo. Pero, ¿es como nos pintan?

Pues si, y no. Lo cierto es que el amor consiste, básicamente, en una alteración hormonal en nuestro cuerpo. Se acelera el ritmo cardiaco, nos sube la temperatura, nos obsesiona,… bueno, seguro que todo esto ya lo sabéis. Lo que quizás no sepáis es que son las mismas características que tiene cualquier emoción fuerte, como el odio. Entonces, ¿cómo sabe el cuerpo si es amor, odio u otra cosa?

Lo cierto es que no lo sabe, los maracadores biológicos no lo dicen. Entonces, lo que le queda al cerebro es el entorno y él mismo para descifrarlo. Mira alrededor, ve qué cosas lo rodean y qué signos hay, y decide al respecto. Si estamos a punto de entrar en una pelea, decidirá que eso es odio, y como tal lo tratará; si estamos abrazados frente a una pantalla de cine, será amor.

Pero es más complejo. En esto, como todo, el cerebro se basa también en una fuerte comparación con la memoria. Si en situaciones pasadas fue amor lo que sentía, este debe serlo también, ¿no? Por eso se dice que nuestro primer amor nunca se olvida. De hecho, no sólo no se olvida, sino que se usa siempre como unidad de medida para los siguientes (Freud lo llevaría más allá, diciendo que ese primer amor que se usa como medida es el amor a la madre, pero eso me parece excesivo).

Hoy discutía con una amiga acerca de que las mujeres siempre buscan a su Príncipe Azul. Al margen de que eso sea cierto o no, si que encierra una parte de verdad. El amor suele surgir cuando hay un cierto grado de desconocimiento mutuo entre ambas personas, pues así es posible proyectar en el otro lo que esperamos o deseamos que sea, y nos enamoramos de esa versión idealizada del otro. de ahí los grandes batacazos que se dan algunos al chocar con la realidad de lo que el otro es, y las sucesivas crisis que afrontan las parejas normalmente en periodos preestablecidos, debido a que son mas o menos los periodos que se requiere para ir conociendo a la otra persona. Aquellas parejas que, por el contrario, comienzan desde un punto donde ambos se conocen son más raras, pero suelen ser más estables.

Así que ya sabéis, la próxima vez que alguien os diga que “en el amor, el corazón manda”, decidle que en realidad es el cerebro, a su inconsciente manera. Y si alguien busca su Hombre/mujer ideal, decidle que no lo haga, que eso son solo quimeras. Que busque a una persona real, una persona que le guste, en sus virtudes y defectos, y que juntos construyan para potenciar los primeros y superar los segundos.

Costán Sequeiros Bruna

Estos son los comentarios del antiguo blog:

post 33

post 33-2

Y tú, ¿qué opinas?

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
%d bloggers like this: