Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Análisis de las Elecciones Andaluzas - Tribulaciones de la Clase Ociosa

Análisis de las Elecciones Andaluzas

March 23rd, 2015

elecciones andaluzasDurante el último par de meses, no hemos oído otra cosa que hablar de cómo las elecciones andaluzas iban a marcar la dinámica política del año, si podían o no actuar como termómetro para las siguientes elecciones, si PSOE/Podemos o PP/Ciudadanos, etc. Finalmente, están los datos y las estadísticas de los resultados, así que voy a ir partido por partido comentándolos, antes de llegar a unas conclusiones finales.

Empecemos pues por el PSOE. Con 47 escaños consigue igualar los resultados de las elecciones anteriores y salvar con ello los muebles. Sin embargo, difícilmente se puede considerar un buen resultado. Con un enemigo cubierto de escándalos (PP) y su propia lista llena de problemas con los ERE, el final le ha permitido sobrevivir pero no aprovechar una oportunidad para crecer. Y, teniendo en cuenta que son elecciones en una de las comunidades donde más arraigo tiene y lleva gobernando décadas sin alternancia, y donde tienen probablemente a su líder mejor valorado, salvar solo los muebles no es un buen resultado.

El PP baja de 50 a 33 escaños, señal de la factura que le están pasando los escándalos y la mala gestión de la crisis. Perder un tercio de su presencia parlamentaria es, desde luego, una señal de peligro, especialmente porque buena parte de esos escaños han sido recogidos por Ciudadanos, su principal rival en el marco global.

Podemos entra con 15 escaños, lo cual no es un mal resultado, probablemente por debajo de lo esperado pero es inevitable con unas elecciones anticipadas que no dejan espacio para montar el aparato electoral que podrán tener en las demás. Sin embargo, teniendo en cuenta que su ambición era convertirse en el principal partido y tomar el poder, 15 escaños le siguen dejando bastante por detrás del PSOE, en un resultado que, sin ser malo, tampoco es bueno del todo.

Izquierda Unida es la gran perdedora de las elecciones, bajando de 12 a 5 escaños y convirtiéndose en el partido con menor representación. Por mucho que hablan del fin de la alternancia, parece que en buena medida la alternativa no pasa por IU sino por Podemos que es el que absorbe la mayor parte de sus votos perdidos; el electorado andaluz se ha dividido entre los partidos tradicionales y los nuevos, dejando a IU y UPyD fuera de juego.

Ciudadanos es otra entrada fuerte, con 9 escaños, resultado de una campaña que comenzó tarde pero rápidamente ha cogido fuerza. En el camino, cosecha a gran parte de los descontentos del PP, en una dinámica que puede suponer un reto muy serio si mantienen la fuerza de cara a las generales.

El resultado global es que la llamada reforma y el final del bipartidismo no ha llegado del todo en Andalucía, porque siguen dominando PP y PSOE. Sin embargo, ambos han cosechado malos resultados por distintas razones, de modo que no pueden irse con sonrisas e ignorar a unas alternativas que, sin la fuerza que anunciaban, si consiguen irrumpir con una presencia importante. Así pues, en las manos de Podemos y Ciudadanos reside el gobierno de la comunidad, porque el PSOE tendrá que pactar con uno de los dos, o arriesgarse a gobernar en minoría.

¿Es esto extrapolable a lo que va a pasar en el resto de Comunidades después y en las Generales? Lo dudo. Andalucía es una comunidad muy concreta, con una serie de valores y visiones muy específicas y un voto tradicionalmente muy cautivo y controlado por el PSOE. Otras Comunidades tienen el voto cautivo en manos del PP principalmente (Valencia o Galicia, por ejemplo), priman partidos independentistas o nacionalistas (País Vasco o Cataluña) o tienen un voto menos monolítico. Por tanto, estas dinámicas no nos dicen qué va a ocurrir en el futuro en un marco mucho más grande.

Pero si da algunas pistas. El PSOE no ha mejorado resultados aún jugando en casa y con su mejor líder, mala señal para cuando el partido se juegue en estadio enemigo. El PP tiene que pagar factura, y su pérdida de votos ha sido importante, y las imputaciones y noticias desde los juzgados van a continuar llegando de aquí a las siguientes elecciones. Podemos y Ciudadanos entran con fuerza, pero quizás no la suficiente como para implantarse en todos los territorios y suponer un golpe de mano real al bipartidismo. Y, finalmente, IU tiene mucho trabajo por delante si quiere recuperarse, y las noticias sobre sus luchas intestinas en Madrid no son buena señal. A UPyD… creo que le va a ser difícil mantener posición con un Ciudadanos que capitaliza el descontento del PP y es probable que pierda presencia en toda España.

En cualquier caso, este sólo ha sido el primer encuentro de la temporada, y el resultado ha sido incierto. Quedan aún muchas jugadas por delante, a ver cómo sale todo.

Costán Sequeiros Bruna

Y tú, ¿qué opinas de las elecciones andaluzas?

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
%d bloggers like this: