Categories
Reflexiones personales

Superheroes and their social impact

Este es un ejercicio que les puse a mis alumnos de la universidad y creo que puede ser de interés para quienes les interese ver mejor cómo se analizan contenidos en busca de mensajes y contexto. Como es parte de la docencia de la Carlos III en una asignatura en inglés, me temo que va a estar en inglés el análisis. En este caso, voy a analizar la escena de apertura de la película de superhéroes Watchmen desde la perspectiva de la globalización cultural y lo que tiene que decir al respecto. Así que empecemos por el principio con la propia escena:

Créditos de comienzo de la película de Superhéroes Watchmen, de Zack Snyder.

When talking about cultural globalization in regards to a film scene such as this, we’re talking about the message, the ideas it tries to convey. Watchmen was originally written as a graphic novel by Alan Moore and, much like The Boys would do later, it understands the superhero genre in a very cynic way. The core idea this scene portrays is summed at the end, when rioters are about to throw the Molotov cocktail against the store window we can see two different important messages: first the graffiti saying “who watches the watchers?” and second, as the protestors are screaming “badges, not masks”.

These ideas are the centerpiece of this time-lapse we see as an opening and they point directly to the core identity of the film and its message, it’s grim and cynic understanding of superheroes and their roles in society. Following Lakoff’s understanding on frames as he explains in Don’t Think of an Elephant, frames build the worldviews of people, the understanding of what they see and how they should interpret it. The hegemonic frame on superheroes, as popularized by Marvel and DC, is that they are mostly good, protectors of humankind as understood by western society and make the world a better place by their actions and existence. They save us from terrible external threats like Galactus or the next nefarious plan by Doctor Doom.

Watchmen takes the opposite stance, and to illustrate its argument, it uses this opening scene. All through it we can see different moments that are culturally iconic: the kiss between the sailor and the nurse at the end of WW2, the assassination of JFK… but they all come with some sort of twist: the kiss is done by a superheroine and the nurse, the assassin of JFK is the The Comedian. But even those twists don’t change the main narrative of the events: we see scenes from before the WW2, the end of it, the rise of the cold war, Vietnam, reaching the moon, the rise of pop art and music… it’s timeline doesn’t go away from the real timeline in most places, superheroes have not saved the day, have not changed anything significantly.

And when the timeline deviates, it does so for the worst. The peace protests against Vietnam are handled violently when protestors are shot, the war escalates and Nixon gets reelected for a third term (something impossible in U.S. law which means the Constitution has been amended for a rising autocrat, like in real world cases like Putin in Russia or Erdogan in Turkey) and we see the soviet leaders (from the USSR, Cuba, China, and elsewhere) together on a military parade. The world has gone into the bipolar division that follows WW2, with capitalists against the communists, but those communists show no signs of weakening and, in fact, the whole world is drawing closer to midnight on the clock, the moment the world would plunge into open nuclear war between both blocks.

There’s another interesting contradiction following both channels of communication used (video and sound) as semiotics describes: while the images are cynical in nature as I’ve pointed out, the music is Bob Dylan’s “The Times they are a’Changin”, a musical central piece of both those times and musical history. And it’s a very hopeful song, composed in 1965, it was meant to be an anthem about the changing times, the need for the old to leave space for the new, for a better world the hippies dreamt of creating. But the values of the hippie movement and ideology are only present in the sounds and the lyrics, but completely absent in the visuals, reinforcing a feeling of hopelessness. “The battle outside raging” is the lyric line that goes with the image of all communist leaders in Moscow, “come fathers and mothers throughout the land, and don’t criticize what you can’t understand” goes with the scene in which the military police shoot the protesters.

This all creates this frame in which all is hopeless and heroes haven’t been heroes at all. Even the minor positive changes they make, like the lesbian kiss after the Second World War is met with disaster when those two characters are later murdered. The values on which society is built are not evolving towards more tolerance and less discrimination even through the examples of heroes and heroines. When the first Silk Specter is receiving her recognition for helping the police, we see that the officer just by her side is busy looking at her cleavage, and her heroine uniform is heavily sexualized and turned into a pinup on the side of the bomber that nukes Hiroshima. And later on, gender inequality is strengthened even more when she is forced to stop being a hero because her husband got her pregnant (the scene in which, just like Da Vinci’s Last Supper painting, they are celebrating her retirement), and all her dreams are shattered later on when we see her fighting with her husband in front of their daughter and we listen to one of the few lines in this whole scene “I was a hero once”.

The mass media plays a key role in this, both in the real world and the scene. We can see newspaper photographers in scenes like Manhattan shaking JFK’s hand, or the first criminal being stopped by the first superhero just at the beginning. But this is later contraposed with other moments in which photography is instead used by criminal and forensic police when murders have been committed, like the death of one of the superheroes when his cape gets trapped in a door, or the murder of the lesbian girls. And finally, there are also many scenes as the story evolves of a more intimate nature, when no cameras are shown at all, like when we see Roscharch and his mother in a hallway that clearly talks about prostitution, or even in ones that should be public but still show no media presence like the shooting of the pacifist protesters. Following Appadurai’s take on mediascapes, the media only shows specific scenes it can frame in its own narrative and worldview, and with it they shape the way everyone else sees the world. The difference between the media attention to the triumphs of early heroes contrasts with their absence in later events or the trivialization of their presence in many others (the media is not present when the protesters are shot, but right after we see it interviewing Andy Warhol as he presents his painting on Night Owl, instead of Marilyn Monroe). Thus the media are complicit in creating a view that will be then shared globally, that reflects a specific understanding of what does and doesn’t matter socially and, with it, it strengthens the social and structural imbalances present in society.

And that’s the thing, societies are built on structural imbalances, from class and economic imbalances so key to Marxism, to political imbalances through the ruling elites and also cultural imbalances when certain groups become hegemonic in the cultural field like Bourdieu describes. The dominant western culture portrayed in the film has a global reach because those were the bipolar times, so half of the world falls under its umbrella and guidance. But its values are no longer enlightened, on the contrary, the U.S. has become a conservative, belligerent and conflict-full society that is deepening the conflicts with the others. Gender inequality, racial inequality (no black superheroes at all!), the abuses of power, the diminishing of the importance of science (what kind of achievement is reaching the Moon on a space ship if Doctor Manhattan is already there to take your picture?), the rise of fear and conflict… all those are woven together to create this world, which is a dark reflection of our own.

Through this mirror we can look at ourselves and realize that we’ve made some things better than they have, but also that most of the ideological and identity topics discussed in this opening are still very present today in western societies and, through mass media, all over the world. Gender inequality for example is still a hot topic, with a lot of changes having taken place already, but a lot more still to go, and also with some heavy setbacks like the decision of the U.S. Supreme Court to repel Roe vs Wade and, with it, women’s rights on abortion. And the oversexualization of women and gender stereotypes are very present in social networks like many influencers and their reels in Instagram, Facebook or TikTok. If we join this with the important effect algorithms in those webs have in order to shape what spreads and what doesn’t, what we see and what we don’t, we find a place where technology is ingrained into social action, like Latour would say, and it shapes with it our understanding of the world as human beings because we only see a part of the story.

So, in the end, the question “who watches the watchers?” and the need for badges instead of masks talks about a world in which superheroes have not been the solution to any real problem. Because changing the world for better is not something any individual can do as such, there are no heroes in the world even if we remember the names of key figureheads like Martin Luther King; social change and the building of a better world is not done by one person with good morals and the right identity and power, it is done by everyone as a whole. Through social movements, public discussion, changing the framing of events and narratives, etc. society as a whole changes its culture, and with it, it changes itself both on the local and the global scale. Because all this ideas about “who watches the watchers” (in the end, it’s something we all have to do) is inserted in a film, which was produced by Legendary Pictures and distributed by Warner Bros. It was not only targeting a U.S. audience even though the events in the opening depict U.S. story, but they were targeting a global audience and it was seen in theaters all over the world.

Thus the message, the idea that we have to change everything together instead of doing it individually and waiting for heroes to save the day, is shared on a global frame. And the discussion on American inequalities, like gender, are then used glocally (following Beck’s “What is Globalization?”) by different societies in order to change and shape their worldview. Just as the film portrays a different frame for a different parallel world, the film creates its own frame with which people watching it can understand, discuss or criticize the real world around them, the imbalances they see and the way in which they can change them. As a production of the massive film industry, it has a great strength in creating identity discussion, in bringing up debates in different parts of the world that are relevant to those regions and initiating process of social criticism and potentially change on a global scale.

That’s because films are not only meant to be entertainment, all films are full with all kinds of values and, thus, participate in the global fight for the identity, thought frames and lives of people all over the world.

Categories
Reflexiones personales

El Estado de Bienestar lo pagan las clases bajas y medias

Fotografía de Otto von Bismarck.
Bismarck es el padre del Estado de Bienestar moderno.

Viajemos en nuestra máquina del tiempo un algo más de un siglo hacia atrás, con el surgimiento del Estado del Bienestar en Alemania durante el gobierno de Bismarck. Hubo precedentes, sin duda, en otros tiempos y países, pero se considera las políticas de Bismarck como el comienzo del Estado de Bienestar moderno. La idea era que, mediante impuestos, el Estado proveyese de una serie de condiciones de vida mínimas a todos los habitantes, garantizando a cambio con ello una cierta paz social.

Si pasamos las décadas debajo nuestra con rapidez veremos que el Estado del Bienestar se extendió con rapidez, especialmente por Europa, pero también Estados Unidos y otros sitios juguetearon con él en forma de Keynesianismo y otras políticas económicas donde el Estado interviene en economía activamente. Los Estados fueron creciendo con este aumento de impuestos pero también de servicios, creándose sistemas nacionales de sanidad, educación, seguridad, etc. y requiriendo mayores gastos del Estado que se traducían en nuevos modos de recaudación. Pero cada triunfo en estas décadas forzaba una mayor redistribución de la riqueza garantizando una mejor vida para las clases bajas y medias, menor desigualdad y mayores oportunidades… para los que menos tenían, no para los que más.

Categories
Reflexiones personales

La rentabilidad de las empresas públicas

Imagen alegórica de la rentabilidad de las empresas.
La rentabilidad de las empresas públicas se encuentra siempre en entredicho por cuestión de valores, no de hechos.

Hablar de la rentabilidad de las empresas públicas requiere, antes que nada, hacer una primera aclaración sobre la historia del concepto. En este caso, lo que importa es tener en cuenta que, como Mariana Mazzucatto explica perfectamente, todas estas cuestiones son, ante todo, una cuestión de ideología. La economía no tiene una respuesta “científica y objetiva” sobre multitud de elementos de la misma, sino que sus diversas teorías enfrentadas (desde el keynesianismo al neoliberalismo y, por supuesto, también las más antiguas) se sostienen sobre una percepción ideológica de la realidad, que se usa como punto de partida a la hora de estudiar la economía y asesorar en una dirección u otra.

¿Por qué he dicho esto? Porque lo primero que debemos tener en cuenta es que rentabilidad es un término económico y, por tanto, cargado de ideología. Rentabilidad tiene diversas definiciones, pero en última instancia, es una relación entre lo que algo cuesta y los ingresos que genera. Una empresa económicamente rentable es aquella que tiene más ingresos que costes, con lo que genera beneficios; una inversión rentable es la que se revaloriza, de modo que pasa a valer más de lo que costó y genera con ello beneficios para su propietario. Y así con todo.

Categories
Reflexiones personales

Matrix: Resurrection y sus sistemas de dominación social

Portada de Matrix Resurrections
Matrix Resurrections describe una nueva y más certera forma de control social a la de la Matrix tradicional.

Que Matrix es mi saga de cine favorita es un hecho, como lo es que no llega a estas páginas por primera vez, ya que en el pasado ya hablamos de Animatrix y el sistema de dominación dentro del universo de las películas. Hoy he visto la nueva y, aunque no está tan bien como las otras, tiene unas cuantas ideas en la construcción de su mundo que son interesantes para este blog, y para de nuevo coger el tema de los sistemas de control social. Pero, eso sí, os aviso que si me acompañáis detrás del conejo blanco, os vais a encontrar spoilers, así que vais advertidos por si preferís no saber nada cuando os pongáis a verla.

Y para comenzar a analizar la representación del control, hay que empezar por el centro, el personaje del Analista que da sentido a la nueva edición de Matrix. Como él mismo dice, las ediciones pasadas, dirigidas por el Arquitecto, se basaban en el control de las cosas, en los hechos, como una complicada y perfecta ecuación matemática. Una que, como sabemos de películas anteriores, siempre llevaba al error sistémico inevitable fruto de la libertad inherente al ser humano: Neo.

Es un control basado en la vigilancia constante de lo que ocurre en el código, a lo que se suma la disposición y eliminación de todo el que despierta. En términos foucaultianos podríamos decir que se basa en vigilar y en castigar.

Categories
Reflexiones personales

Fundación y el peso de la historia

Imagen de la portada de la edición con las tres novelas principales de la saga de Fundación, de Asimov.
En sus novelas sobre Fundación, Asimov hace una muy interesante descripción del funcionamiento de la historia.

Acabo de ver la serie de Fundación y es un insulto a mi inteligencia y la de cualquiera que le dedique un mínimo de atención (y no hablemos de la memoria de Asimov y el significado de su obra). Pero dejando eso de lado, hay un debate social muy interesante en el núcleo de Fundación (que la serie pisotea ampliamente) sobre el que vale la pena hablar hoy un poco aquí.

Fundación fue originalmente escrita en 1951 por Isaac Asimov, en la época que en la sociedad (y la sociología) dominaba la idea funcionalista del mundo. Según esta teoría y visión, si la resumimos mucho, el mundo social es una estructura organizada, donde distintos aspectos de la misma cumplen funciones determinadas. Así el cuerpo de policía por ejemplo garantiza la paz social y el dominio del Estado, las empresas generan riqueza, los estadios de futbol generan entretenimiento, etc. La sociedad tiene una serie de funciones que debe cumplir y cada sociedad concreta difiere en la medida en que crea distintos modos de responder a esas necesidades. Como todo en la sociedad cumple su función, la sociedad es por definición estable. No resulta sorprendente así que, a menudo, a los funcionalistas clásicos (Parsons en especial) se le criticase que su teoría no explicaba una de las partes más importantes de la sociedad: el cambio social.

Pero volvamos a Fundación, que ya estaba perdiendo el hilo por las tierras de la teoría sociológica. El punto de partida de Fundación es la idea de la psicohistoria. Según esta, por medio de complejísimos cálculos matemáticos y estadísticos, se puede crear un modelo que contemple en su interior todas las variables y dinámicas que afectan a una sociedad concreta. Teniendo un modelo tan perfecto, se puede extrapolar cómo ese modelo va a evolucionar porque los errores y beneficios del presente crean tendencias e inercias que se manifiestan en acciones en el futuro. De modo que, siguiendo esta lógica, con ese modelo perfecto (esa “magia” es la parte de ficción de esta novela de ciencia-ficción) por tanto, es posible calcular el futuro. Y lo que Seldon ve en el futuro es que el Imperio galáctico va a colapsar y que se van a venir 30.000 años de oscurantismo, muerte y regresión social y tecnológica.

Categories
Reflexiones personales

Una sociedad de narradores

Imagen explicativa de lo que es un narrador en un cuento
El narrador cuenta la historia del mundo a todos los que escuchan

Desde las ciencias sociales a menudo se han propuesto distintas teorías para intentar entender el mundo en que vivimos y tratar de identificar sus dinámicas principales. Desde la economía se ha llamado al mundo actual una sociedad neoliberal, o de capitalismo tardío. En sociología se la ha llamado la sociedad de la información, donde el centro de todo es el uso y manejo de la susodicha. También se la ha llamado la sociedad del riesgo, acentuando cómo las acciones en el presente a menudo se basan en tratar de prevenir problemas futuros. O se ha dicho que es una sociedad líquida, donde lo que predomina es el cambio y la desaparición de estructuras sólidas. Se ha hablado de sociedades de civilizaciones en choque, de sociedades que han llegado al final de la historia y se preparan ya para el final de la ideología, y al contrario, de sociedades de fuertes valores ideológicos en conflicto. Y muchas más. Hoy voy a proponer quizás una aproximación más micro, la de una sociedad de narradores, de cuentacuentos.

Pero empecemos por el principio. En el pasado ya he hablado sobre cómo la sociedad es intersubjetiva, debido a que no existe una realidad objetiva que todo el mundo vea. Al contrario, cada persona ve el mundo de un modo, su subjetividad. Allá donde los puntos de vista de mucha gente coincide surgen acuerdos sociales y culturas organizadas en torno a esas ideas, que definen que esa sociedad es de tal modo, o que tiene esos valores. Entonces esas subjetividades crean una serie de puntos en común sobre los que asientan esa intersubjetividad, esa percepción compartida de lo que es el mundo en el que viven. Y luego las subculturas lo que vienen es a crear variaciones internas de esos acuerdos, enfatizando ciertos valores, debilitando otros, etc.

Es aquí donde entra la visión del poder de Foucault, cuando dice que el biopoder (el tipo de poder dominante en la actualidad) se basa no en el castigo y la represión sino en la creación de identidades. Nos enseñan a pensar y a sentir de ciertos modos a través de la educación (desde la familia, al colegio, etc.) y, con eso, improntan nuestras identidades para hacernos ver el mundo de cierto modo, acorde en principio con la cultura en la que vivimos. El biopoder se basa así en esa gestión de los sueños, los deseos, etc. que tiene la gente, y en la gestión de los modos legítimos de alcanzar esos sueños. Y aquí podemos apoyarnos en Merton, cuando habla de la desviación en sociedad. Él dice que la sociedad fija unos objetivos para ser una persona “exitosa” en sociedad, y establece unos mecanismos para llegar a ellos. En el momento en que aceptamos esos fines y esos caminos nos conformamos a la sociedad, mientras que aquellos que aceptan unos y no los otros, o no aceptan ningunos, son desviados. Por tanto, vivimos en un mundo donde el poder establece nuestras identidades y donde se define como desviados a aquellos que no siguen las vías establecidas para llevar una “buena vida”.

Categories
Reflexiones personales

Certificado por la ANECA!

Lo más probable es que, si estás leyendo esto, te importe más bien poco. Sin embargo, es algo que me lleva pesando tanto tiempo encima, me ha comido tanto la cabeza y me ha jodido tanto, que ahora que finalmente tengo la certificación de ayudante doctor, tengo que gritarlo a los cuatro vientos. ¡Al fin, tras años, lo he conseguido!

Ahora a seguir el complicado viaje que es ser profesor universitario, pero al menos ahora puedo entrar por la siguiente puerta. A ver si hay suerte ahora consiguiendo plaza…

Categories
Reflexiones personales

Entendiendo la plusvalía

Imagen de un taller gremial medieval, donde nuestra historia sobre la plusvalía comienza.
Nuestra historia de la plusvalía arranca con los antiguos talleres gremiales.

Plusvalía es un término originalmente acuñado y extendido por Karl Marx, a lo largo de sus estudios, análisis y críticas del sistema capitalista. Y es que el concepto de la plusvalía es un concepto central en el sistema económico que vivimos, porque de hecho todo se sustenta sobre él. Pero en vez de explicarlo en detalle desde un punto de vista sesudo, lo que voy a hacer es contaros una historia “totalmente ficticia” para que sirva para que veáis el modo en que se originó y gestó la plusvalía y cómo ha ido evolucionando en el tiempo hasta llegar a ser el monstruo que es.

Nuestra historia arranca hace mucho tiempo, en uno de los talleres gremiales de finales de la Edad Media o quizas a comienzos del Renacimiento. En ese taller encontramos a los primeros protagonistas, la familia del maestro constructor de sillas y su hijos, que son sus aprendices. Van al mercado de su ciudad y se gastan 10$ en comprar materiales, principalmente madera así como clavos y alguna herramienta. Llegan a casa y dedican 1 día de trabajo a esos materiales, transformándolos en una silla. Así que la llevan al mercado donde convencen a alguien de que su silla es algo que solo ellos pueden fabricar, de modo que la persona está dispuesta a pagar 50$ por esa silla.

¡Y voilá, magia! A través de un día de trabajo y una inversión inicial en materias primas, el taller gremial ha generado un valor añadido de 40 $ que se transforman en sus beneficios. Esta es la plusvalía, al fin y al cabo, literalmente se traduce algo así como “más valor”. Así que, colorín colorado, nuestro cuento se ha acabado, ¿o quizás no?

Categories
Reflexiones personales

Progreso, la idea en el centro del mundo

Imagen de la revolución francesa, momento clave para el desarrollo del concepto de progreso.
El progreso es una idea central del siglo XVIII y desde entonces, presente en todas las grandes revoluciones

Aunque parezca muy obvia hoy en día, la idea de progreso no nos ha acompañado demasiado tiempo en términos históricos. Al contrario, el concepto de progreso fue inventado a lo largo del siglo XVIII, cuando la Ilustración cambió el modo en que se entendía la vida y la sociedad. En la Edad Media, por ejemplo, se entendía el tiempo en términos estancos, estábamos atados a este valle de lágrimas hasta que finalmente llegase el Fin del Mundo. Los griegos lo entendía en términos de decadencia circular, desde la era de oro de los dioses, a la de plata de los héroes, a la de bronce en la que vivían ellos. Sin embargo, a partir de que el ser humano se ponga en el centro de las cosas en el Renacimiento, la idea de que las cosas pueden cambiar fue surgiendo y para la Ilustración, se colocó en el centro de muchas de las ideologías novedosas, desde la lucha liberal contra la opresión a la idea de derechos inalienables de las personas en jurisprudencia o la creación de la misma idea de la democracia moderna.

La idea de progreso se sostiene sobre dos pilares muy distintos y complementarios. El primero de ellos es la idea de progreso como avance que nos permite llegar a donde nunca antes habíamos llegado. Poner un hombre en la Luna fue un reflejo de esta visión del progreso, que permite que la humanidad vaya más allá de sus límites.

En este sentido, la clave del progreso es el avance tecnológico. La clave para llevar a una persona a donde ninguna ha llegado es precisamente desarrollar los inventos y tecnologías necesarios para que los límites que lo ataban cambien de sitio, se vayan más lejos. No se puede llegar a la Luna sin inventar el cohete espacial, los ordenadores, desarrollar la astrofísica, etc. Nuevos conocimientos e inventos se combinan a lo largo de los años para ir cambiando la sociedad en la que vivimos, permitiéndonos hacer cosas que antes hubieran sido imposibles. Cuando se inventó y empezó a difundirse el teléfono móvil, por ejemplo, era algo carísimo y limitado en sus funcionalidades, en aquellos tiempos difícilmente podrías explicarles a las personas cómo sería el mundo unas pocas décadas después con los smart phone, internet y que todo el mundo tenga uno o más dispositivos.

Categories
Reflexiones personales

La muerte de la democracia

Franco y Hitler son historias muy distintas sobre cómo se produce la muerte de una democracia.
Franco y Hitler son historias muy distintas sobre cómo se produce la muerte de una democracia.

La imagen más habitual de cómo se produce la muerte de una democracia suele tener que ver con un general inspirado, que saca los tanques a las calles y da un golpe de estado. Ejemplos de esto hay numerosos, desde Franco en España a Pinochet en Chile. Sin embargo, aunque el final pueda ser por medios militares, la realidad es que esas democracias ya estaban heridas de gravedad antes de los eventos que llevaron a su final.

La democracia, como sistema, es al mismo tiempo muy fuerte y muy frágil, y ambas cosas por la misma razón: la legitimidad. La legitimidad, si lo resumimos mucho, es el conjunto de razones que llevan a que la población de un Estado acepte que el gobierno que tiene en un momento dado es válido y aceptable. Sea por motivos tradicionales o motivos legales, porque ha sido elegido por el pueblo o cualquier otra razón, la legitimidad es clave para todo sistema político si no se quiere estar enfrentando a continuas revueltas y disturbios.

Categories
Reflexiones personales

El revisionismo histórico

El revisionismo histórico muestra que el pasado es parte activa del presente.
El revisionismo histórico muestra que el pasado es presente.

La historia es un elemento vivo de nuestro presente. De hecho, muchos de los dichos comunes la incluyen de un modo u otro: “quien no conoce la historia está condenado a repetirla”, “la historia la escriben los vencedores”, etc. Esto implica una cuestión central de la misma: que cuando miramos hacia atrás no lo hacemos de modo objetivo.

La razón de esto es que precisamente porque es en el presente cuando miramos hacia atrás, lo hacemos con una mirada condicionada por los prejuicios y nociones del presente, que busca en el pasado respuestas, ejemplos y casos que nos sean útiles ahora. Por ello, el revisionismo histórico es inevitable, es algo que no es ni de lejos nuevo y nos va a acompañar probablemente durante mucho tiempo.

Categories
Reflexiones personales

Riqueza, impuestos y desigualdad: neoliberalismo a examen

Impuestos, explotación y riqueza de los ricos.
Los impuestos y la relación con el bienestar social.

Hacía tiempo que no me encontraba de cara con el argumento neoliberal clásico, pero hoy lo he hecho porque Diego Davila dejó un interesante comentario al respecto en la página de facebook. Allí ya le respondí en versión abreviada, pero la verdad es que es un tema que merece un post completo para analizar el discurso, sus errores y aciertos. Lo que muestra y lo que oculta, y la tergiversación clave de lo que son los impuestos y la igualdad social. Entonces vamos a comenzar por reproducir su comentario, en respuesta a este link, porque así tenemos una base sobre la que partir.

A menos impuestos. más empresas y mas ricos, a mas empresas y mas ricos, mas puestos de trabajo, mas trabajo mas dinero, mas dinero mas bienestar social.

Categories
Reflexiones personales

La necesidad de formación permanente

Los ciclos de actividad económica requieren una formación continua.
La economía cambia a toda velocidad, demandando formación continua.

El mundo avanza a una velocidad apabullante. Durante milenios, la economía se basaba en lo que hoy en día llamamos el sector primario: agricultura, ganadería, pesca… A partir del Renacimiento y, sobre todo, desde la Revolución Industrial el sector primario dejó de ser el centro para ser suplantado por el sector secundario: la industria. Para mediados del siglo XX ya dominaba el terciario (servicios) y para finales de ese siglo ya estábamos transitando hacia el cuarto (la información) como anunció Castells. El primer sector dominó durante milenios, el segundo principalmente siglo y poco, el tercero unas pocas décadas… el mundo cambia a toda velocidad.

Y es aquí donde entra la necesidad de formación permanente. En buena parte del siglo XX se impuso la idea de que había que formarse, que podíamos estudiar una carrera y luego viviríamos bien. Sobre esto se articuló la promesa de que si estudiábamos viviríamos mejor que nuestros padres, que estudiar era una sólida inversión de futuro. Cuando terminases la carrera tendrías un título y una formacion lista para una vida de trabajo estable y bien remunerado.

Categories
Reflexiones personales

Las tres principales fuentes de cambio social

El Imperio Romano es un gran ejemplo de cambio social en toda su complejidad.
El Imperio Romano es un gran ejemplo de cambio social en toda su complejidad.

Si miramos hacia atrás en el tiempo, es inevitable ver que el mundo ha cambiado mucho. Solo contando el breve tiempo en que hemos estado en la Tierra como homo sapiens sapiens, nuestro modo de funcionar, vivir, sentir, trabajar, hacer, competir, colaborar, crear… todo, ha cambiado dramáticamente un montón de veces. Las sociedades resultantes de la combinación de todas esas cosas se vuelven irreconocibles a si mismas según pasa el tiempo y cambian sus valores, sus instituciones, sus ambiciones. Ese es el resultado del cambio social.

Vivimos hoy en día en un mundo de cambio social acelerado, donde proceso se da cada vez con más frecuencia, en intervalos más y más cortos. Si la vida de un campesino medieval probablemente fuera muy similar a la de su padre y abuelo, nosotros podemos notar cambios dramáticos en la nuestra simplemente mirando 10 años hacia el pasado. Para ello, el cambio se genera históricamente (de un modo breve y simplificado) por tres vías distintas.

Categories
Reflexiones personales

¿Interés público o privado? La campaña contra las falsificaciones

La campaña del Ayuntamiento de Madrid contra las falsificaciones disimula los intereses que realmente tiene.
La campaña del Ayuntamiento de Madrid contra las falsificaciones disimula los intereses que realmente tiene.

Iba el otro día caminando hacia la escuela donde doy clases cuando me crucé con una marquesina que tenía uno de los anuncios de la campaña del vídeo, en contra de la compra de falsificaciones. En el momento iba con prisas y no me pude parar, pero me quedé dándole vueltas a la cantidad de cosas que están mal en esa campaña, en la cual claramente se pasan como públicos lo que en realidad son intereses privados.

El foco de la campaña está puesto en tres asuntos concretos: salud, economía/hacienda y empleo. Es una campaña del Ayuntamiento de Madrid (actualmente en manos del PP) lo cual implica que se entiende que los tres elementos se entienden como bienes de interés público. Y eso, en las tres dimensiones, es como mínimo discutible. Veamos por puntos los argumentos que se esgrimen, y cómo ellos disfrazan la realidad.

%d bloggers like this: