Categories
Ocio

Comportarse como Adultos

Portada de la película Comportarse como Adultos.
Comportarse como Adultos narra el momento más oscuro de la historia de la Unión Europea: cuando traicionó a Grecia.

Comportarse como Adultos es una buena película/biografía que narra, desde el punto de vista de Varoufakis, su breve tiempo al frente del Ministerio de Finanzas griego tras la victoria de Syriza en las elecciones griegas. Una película que intenta convertir en un thriller económico lo que son multitud de reuniones burocráticas y discusiones a puerta cerrada, y logra generar tensión e interés con una historia que, desgraciadamente, todos sabemos cómo acaba. En el camino no solo logra crear un entretenimiento bien llevado aupado por muy buenas interpretaciones de sus actores, sino crear un discurso interesante sobre el funcionamiento de la Unión, los intereses cruzados de su interior, etc. Sesgado, sin duda, al estar basado en el punto de vista de Varoufakis sobre los hechos, pero no por eso menos valioso.

Y, a la hora de analizarla, debo empezar por aclarar que yo soy un europeísta convencido. Creo que la Unión es lo mejor que le ha pasado a Europa y la única vía real de salir de los problemas y retos que el futuro puede plantear, como está manifestando la actual crisis energética (como cambian las cosas cuando las que están en crisis son Alemania y Francia en lugar de Grecia o Portugal). A menudo, sin embargo, hace menos de lo que debería o llega tarde. Y, en el caso de la deuda griega, cometió una auténtica atrocidad que es probablemente una de las peores manchas negras de su historia.

Pero empecemos por algunos puntos claves para entender la historia de Comportarse como Adultos y de la crisis griega y muchas otras en general. Primer punto, la existencia del Eurogrupo, central en esta y muchas historias europeas, es una adición reciente a la Unión y no cuenta realmente con el respaldo de instituciones ni tratados. Es un órgano informal sin poder, por si mismo, real. De hecho, el propio Consejo Europeo tampoco debía tener el poder que tiene en la actualidad, siendo que el poder europeo debía reposar en la Comisión (Alta Autoridad en los textos originales) y en el Parlamento (el depositario de la democracia europea). El ascenso en importancia del Consejo y del Eurogrupo son, en toda regla, un movimiento que hace peligrar la democracia europea y que, a menudo, ha entrado en abierto conflicto contra los movimientos por democratizar más la UE (como el intento de crear partidos europeos que fueran directamente elegidos para el Parlamento). El modo en que la película muestra la debilidad de Juncker (el presidente del Eurogrupo) frente a los intereses de Shauble y Alemania es un claro ejemplo de cómo es simplemente un sitio donde los países mandan… y lo hacen en desigual medida.

Christos Loulis interpretando a Varoufakis en Comportarse como Adultos.
Una escena donde Christos Loulis interpreta a Varoufakis en el Eurogrupo.

Del otro lado de la historia está el reciente gobierno griego que acaba de ganar unas elecciones sobre la base de acabar con una crisis económica heredada de los gobiernos anteriores. Comportarse como Adultos sin duda toma un punto de vista izquierdista sobre materias de economía y política, como corresponde a sus protagonistas, y narra el choque frontal que recorre buena parte de occidente entre las medidas sociales y las neoliberales. Las primeras ganaron en los tiempos siguientes a la II Guerra Mundial, las segundas a los tiempos que han venido desde la llegada de Reagan y Thatcher al poder. El resultado de las políticas neoliberales, como ilustré recientemente, es una desregulación de la economía que favorece a los más ricos, aumenta la desigualdad económica y hace crecer la precariedad social. Y todo eso, al extremo, es lo que está viviendo Grecia en los momentos en que se narra la película.

Con este choque, personalizado en el choque entre Schauble (el Ministro de Economía alemán) y Varoufakis (el griego), lo que tenemos no es solo el despliegue de la lucha entre ambas ideologías, sino el problema creciente de deshumanización de las instituciones europeas. La Troika no argumentaba en términos de ayudar a los griegos a salir de la crisis, sino que aprovechó la misma como una oportunidad para realizar un proceso de extracción de riqueza del país que sirviese para beneficio de bancos e instituciones externas y la implantación brutal de las medidas neoliberales que, en general, gustan en el norte. Como bien ilustra la película, el apoyo a esta perspectiva vino desde ciertos sectores de ciertos países, en especial países como Alemania u Holanda, partidarios de una política neoliberal estricta centrada en la importancia del cumplimiento de los pactos de estabilidad (olvidando que a Alemania y a Francia se les había perdonado incumplirlos en el pasado), en la devolución de la deuda y la desmantelación del Estado de Bienestar como red de protección social (servicios sociales, pensiones, sueldos mínimos…).

Para lograr implantar esto se llevó a cabo un proceso de construcción de la opinión pública (basado en sembrar el miedo entre los griegos ante las consecuencias de sus actos) sustentado por una brutal intransigencia institucional que bloqueaba cualquier intento de negociación u acuerdo (que son, sorprendentemente, los pilares sobre los que se construye la Unión). Sobre la mesa, la amenaza frontal de crear un Grexit que forzase a Grecia a salirse del Euro si osaba intentar renegociar las condiciones del rescate y resistirse a la imposición. El resultado es que Grecia se transformó en un ejemplo de quienes osaban desafiar al omnipotente deseo neoliberal de Alemania y el norte europeo.

Imagen de Schauble en el Eurogrupo durante Comportarse como Adultos.
Ulrich Tukur interpreta a Wolfgang Schauble, el Ministro de Economía alemán.

La respuesta, como muestra Comportarse como Adultos hacia su final, fue la convocatoria de un referendum al respecto. Uno en el que la población griega votó negarse al rescate que les obligaba la UE. Si nos detenemos aquí, un referendum es la mayor expresión de democracia que se puede dar, es literalmente la manifestación de la voluntad popular. En una democracia deberían estar poco menos que venerados. Y, sin embargo, lo que vemos continuamente es el enorme miedo que existe a los mismos, por el simple hecho de que le quitan el poder a las élites para devolverlo al pueblo, que puede dar resultados muy inesperados como en caso del Brexit. Tsipras esperaba que ese referendum le diese el apoyo y mandato necesario para resistirse a la UE y lo que sirvió fue para que esta se volviese más intransigente, se cerrase aún más en banda y, finalmente, le doblegase. Literalmente se silenció la voluntad de un pueblo por la decisión de los dirigentes de otros.

El film enfatiza una narrativa donde Varoufakis y Grecia estaban solos contra el mundo, lo cual no es del todo históricamente cierto. Esta relación se basa en el choque clásico entre izquierda y derecha, donde Syriza representa a la izquierda y se opone a la derecha representada por la CDU/CSU de Merkel y Schauble. El conflicto fue más complicado, sin embargo, como muestra el encuentro lleno de falsedades que se da con el Ministro de Economía francés, gobierno que entonces estaba en manos de Hollande y los socialistas pero que, en el mejor de los casos, jugó un papel ambiguo en el conflicto. Pero hubo países que, en distintos grados, estaban del lado de Grecia, en buena medida por el viejo dicho de “que si ves las barbas del vecino a remojar…”, con una crisis que en realidad incluía profundamente a Portugal, Irlanda y, en menor medida, España e Italia. Y hubiera sido interesante ver esa confrontación mejor retratada en Comportarse como Adultos ya que le hubiera dado una interesante riqueza a los choques y conflictos que llenan el funcionamiento de la UE.

Porque, como retrata el film y como ocurre con cualquier tipo de institución, las europeas desgraciadamente no se basan en el bien común o el de la mayoría, sino en el conflicto de intereses entre los actores relevantes. El pueblo alemán podía querer A o B, pero lo que importa es la opinión y posición de Schauble en el Eurogrupo o la de Merkel en reuniones a puerta cerrada. Y lo mismo ocurre con el resto de instituciones involucradas, con el sorprendente retrato de un Fondo Monetario Internacional mucho más abierto a la negociación y a la búsqueda de acuerdos positivos. Pero es un conflicto no en torno a cómo recuperar a Grecia y rescatarla, sino centrado en cómo defender los intereses propios en el seno de las instituciones donde se tiene poder.

Y este es el principal peligro de la Unión en el pasado, el presente y el futuro. En la medida en que sea vista no como una unión real sino como un campo de conflicto entre burócratas y gobiernos, se seguirá produciendo una merma de su legitimidad social entre los países europeos y sus ciudadanos. Retratada dramáticamente con el Brexit pero que en realidad se extiende ampliamente por los países más euroscépticos como Polonia o Hungría. Mientras Europa escuche más al Eurogrupo que a su Parlamento, mientras defienda los intereses de los Estados miembros en vez de los del conjunto, será incapaz de articular una verdadera unión de la que todos nos sintamos realmente miembros.

Y esto lo refleja perfectamente Comportarse como Adultos porque, al final, la historia que cuenta es la de un país que es sacrificado por el beneficio de otros. Conscientemente llevado al matadero para servir como ejemplo para otros, para obtener beneficios políticos y económicos, etc. Por eso es el momento más negro de la historia de la Unión porque, si bien está llena de momentos en que no estuvo a la altura de lo que debería, nunca hasta aquí se había visto tan claramente lo dispuesta a autocanibalizarse y traicionarse a si misma y sus valores que puede llegar a estar.

Costán Sequeiros Bruna

Y tú, ¿qué opinas de Comportarse como Adultos?

Categories
Actualidad

Judicialización de la política

La Justicia movida por los hilos de un titiritero.
La judicialización de la política y la politización de la justicia son dos oscuras realidades.

En el mundo actual, desde una punta al otro, cada vez es más fácil ver el modo en que la justicia (entendida como institución judicial, no como valor social en este caso) y la política van de la mano. Aunque usaré en este post los ejemplos de Trump en Estados Unidos y de la judicialización de la política en España, lo cierto es que es un fenómeno que va mucho más lejos.

El punto de partida de esta historia se encuentra en la manera en que se entiende en el presente la separación de poderes o, mejor dicho, la falta de la misma. En el siglo XVII y XVIII, cuando comenzaban las teorías que llevarían a las democracias modernas, una de las preocupaciones centrales de los filósofos de la época era el que el poder no se aglutinase en unas pocas manos, en un nuevo “rey”. La idea del mandato imperativo fue un paso importante aunque luego se deshiciese y pasase a constituirse el mandato representativo; y el otro de los principios centrales era la idea de la separación de poderes, que separaba en personas diferentes el poder ejecutivo, el legislativo y el judicial. La realidad que encontramos, sin embargo, es que la partitocracia es el sistema real que tenemos en el mundo actual, de modo que desde uno de los poderes se controlan todos los demás. En el caso español, los miembros del Tribunal Constitucional y el Supremo son nombrados, directa o indirectamente (a través del Consejo General del Poder Judicial) por el Congreso, que a su vez elige al Presidente del Gobierno, de modo que desde el Legislativo se controlan tanto el Ejecutivo como el Judicial. E incluso el cuarto poder, la prensa, se encuentra hoy en día alineada en sus líneas editoriales con ciertos partidos, como se ve claramente en la línea de Fox News en Estados Unidos. Así, el poder no está realmente en manos de la ciudadanía (la base de la democracia) sino en la de los partidos políticos que controlan las instituciones (de ahí que sea una partitocracia).

Categories
Reflexiones personales

La muerte de la democracia

Franco y Hitler son historias muy distintas sobre cómo se produce la muerte de una democracia.
Franco y Hitler son historias muy distintas sobre cómo se produce la muerte de una democracia.

La imagen más habitual de cómo se produce la muerte de una democracia suele tener que ver con un general inspirado, que saca los tanques a las calles y da un golpe de estado. Ejemplos de esto hay numerosos, desde Franco en España a Pinochet en Chile. Sin embargo, aunque el final pueda ser por medios militares, la realidad es que esas democracias ya estaban heridas de gravedad antes de los eventos que llevaron a su final.

La democracia, como sistema, es al mismo tiempo muy fuerte y muy frágil, y ambas cosas por la misma razón: la legitimidad. La legitimidad, si lo resumimos mucho, es el conjunto de razones que llevan a que la población de un Estado acepte que el gobierno que tiene en un momento dado es válido y aceptable. Sea por motivos tradicionales o motivos legales, porque ha sido elegido por el pueblo o cualquier otra razón, la legitimidad es clave para todo sistema político si no se quiere estar enfrentando a continuas revueltas y disturbios.

Categories
Actualidad

La moción de censura de Vox

La moción de censura de Vox no buscaba realmente cambiar el gobierno.
La moción de censura de Vox no buscaba realmente cambiar el gobierno.

Estos días hemos asistido a lo que oficialmente es el intento por parte de Vox de derribar un gobierno y sustituirlo por otro, siguiendo los caminos democráticos para ello. En contra de lo que se dijo en su momento de golpismo y demás en torno a la moción de censura que pone fin al anterior gobierno popular, es una vía perfectamente válida y perfectamente democrática (al menos, si consideramos lo que tenemos una democracia y no la partitocracia que he defendido a menudo que es). Sin embargo, esta moción es extremadamente diferente a la anterior en el punto clave: el objetivo a alcanzar.

En España, la moción de censura es de caracter constructivo. Esto no significa que el debate tenga que ser civilizado o con ideas propositivas de caminos para mejorar, sino que lo que se vota es la sustitución de un gobierno por otro específico. En este caso, la sustitución del PSOE por Vox. Si se tratase de una moción que llevase simplemente a la convocatoria de nuevas elecciones, el análisis sería muy diferente, pero no es el caso.

Categories
Reflexiones personales

El revisionismo histórico

El revisionismo histórico muestra que el pasado es parte activa del presente.
El revisionismo histórico muestra que el pasado es presente.

La historia es un elemento vivo de nuestro presente. De hecho, muchos de los dichos comunes la incluyen de un modo u otro: “quien no conoce la historia está condenado a repetirla”, “la historia la escriben los vencedores”, etc. Esto implica una cuestión central de la misma: que cuando miramos hacia atrás no lo hacemos de modo objetivo.

La razón de esto es que precisamente porque es en el presente cuando miramos hacia atrás, lo hacemos con una mirada condicionada por los prejuicios y nociones del presente, que busca en el pasado respuestas, ejemplos y casos que nos sean útiles ahora. Por ello, el revisionismo histórico es inevitable, es algo que no es ni de lejos nuevo y nos va a acompañar probablemente durante mucho tiempo.

Categories
El mundo

La identidad de Inglaterra

Inglaterra rota
Inglaterra rota por las diferencias identitarias

Reino Unido sin duda se encuentra en la encrucijada. Un plan de brexit rechazado por el Parlamento, una moción de censura fallida contra Theresa May y ahora un plazo de menos de dos meses para conseguir algún tipo de acuerdo o salir a la fuerza… o plantearse un nuevo referendum para quedarse. Inglaterra se encuentra en la vorágine de esta situación, con una identidad partida en dos que debe encontrar una salida.

Si cogemos la política tradicional, el mundo se divide entre izquierda y derecha. Entre quienes quieren redistribuir la riqueza y un Estado intervencionista frente a aquellos que potenciarían la independencia y el conservadurismo en valores. En el caso de Inglaterra, a ambas corrientes les corresponden los dos principales partidos, los tories y los conservadores. Pero desde el siglo XXI, esa división izquierda/derecha ya no representa todo el espectro político, como se ve en todas partes: ahora hay otro eje adicional, el de la globalización frente a la antiglobalización.

Categories
Reflexiones personales

Los extremos son los que más ruido hacen

Ruido y movimientos socialesTodo movimiento social es una colección enorme de gente esparcida por todo el mundo, que comparten una lucha por generar un cambio (o por evitar un cambio). Da igual que sea el movimiento antiglobalización, que el feminismo, que el antirracismo… al final, todos son enormes colecciones de gente que, en realidad, es muy variada. Lo cual implica que dentro de cada movimiento social hay numerosas corrientes distintas.

El movimiento antiglobalización (o por una globalización justa) incluye corrientes pacíficas y violentas (como el black-block); incluye grupos que quieren abolir el capitalismo global y otros que solo quieren reformarlo; incluye grupos en contra de toda idea de organización internacional (anarquistas por ejemplo) con otros que creen en organizaciones más justas. Y así, hasta el infinito.

Categories
Reflexiones personales

Diversidad, tolerancia y empatía

diversidad, empatía y tolernaciaAyer terminé de ver Sense8 y, antes que nada, recordar que es una serie que merece muchísimo la pena por infinidad de razones. Una de las principales razones es por los valores que transmite y que tan bien se notan en sus numerosos discursos y diálogos entre personajes, como los que usé para ejemplificar el post sobre las indeterminaciones en la narrativa.

Si nos vamos al núcleo, Sense8 es una serie sobre el amor, no en vano el último capítulo se titula Amor Vincit Omnia. Pero no amor romántico adolescente de película, sino la diversidad de tipos infinitos de amor: romántico, de amistad, amor por la humanidad, etc. Y esto es lo que nos lleva al tema del post de hoy: tolerancia, diversidad y empatía.

Categories
Actualidad

La moción de censura y la democracia española

Moción de censura: Sánchez derrota a RajoyDicen que a la tercera va la vencida y así ha sido: tercera moción de censura a un gobierno en España y la primera exitosa. M. Rajoy ya ha dimitido como presidente del Partido Popular y se retira (en teoría) de la política, dejando un panorama desolador en buena medida del país, y un debate abierto y sangrante en torno a su sucesión. Sin embargo, en torno a esta moción de censura ha habido bastante debate, y corresponde aclarar unas cuantas cosas.

Primero, en España nunca se ha votado al Presidente del Gobierno, al menos no por la ciudadanía. Aunque las campañas a las Elecciones Generales se hacen en clave personalista de quien va a ser Presidente, la realidad es que lo que los ciudadanos votan es una composición de las cámaras, Congreso y Senado, que represente la diversidad del país (en teoría). Es en el Congreso donde se escoge al Presidente, que cuenta así con la mayoría del hemiciclo a su favor.

Categories
Actualidad

Luchas intestinas en los partidos políticos

PartidosCoged la institución u organismo que queráis y encontraréis en su interior un cierto número de gente que quiere ascender en el mismo. Da igual que quieran subir de posición en el trabajo, oficiar en una diócesis más importante, o convertirse en la presidente del club de fans de un equipo de fútbol, hay gente que quiere ascender. Y la mayoría de organismos tienen una serie de baremos que deciden cuando alguien merece un ascenso, sea por antigüedad, por alcanzar una serie de metas del organismo, etc.

Por supuesto, todos conocemos de gente que ha ascendido sin cumplir los requisitos, simplemente por enchufe, por que se le deben favores, porque ha destruido a sus rivales o cualquier otra razón injusta que va al margen de los méritos reales.

Categories
Sociología

Capitalismo y su historia (I)

capitalismoEste post surge a raiz de leer el artículo que me pasó Juan Carlos Sánchez sobre el rescate a la banca en España y Estados Unidos. A raíz de ese artículo, he decidido dedicar unos cuantos posts ahora a analizar el sistema capitalista, empezando por el pasado, el próximo post será su presente y finalizaré con su colapso final.

Así que empecemos por el principio, ¿cuándo surgió el capitalismo? Tendemos a pensar que todo sistema económico basado en el intercambio y demás es capitalista porque es “como una compra” pero en realidad no es así. Los sistemas esclavistas de la antigüedad, por ejemplo, no eran capitalistas, igual que no lo era el sistema económico medieval basado en el trueque. El despegue del capitalismo se hace a la vez que aparece el Estado moderno, en el siglo XVI.

Categories
Reflexiones personales

La guerra invisible

La guerra es algo curioso. Siempre crees que la verás venir, cabalgando a lomos del corcel cual Jinete del Apocalipsis. Llegará entre grandes fanfarrias, anunciadas por la caída de las bombas y el derrumbarse de los edificios. Que llegará con los efectos especiales que ves en el cine y claramente en dolby surround.

Pero raramente es así. La guerra entra silenciosa en tu vida, repta invisible hasta tu lecho mientras duermes y te susurra mentiras al oído. Mentiras que todos queremos creer. Como la culpa de un fracaso es de esto o de aquello, como la verdad sobre algo es esta o aquella, como esta ideología tiene la razón y aquella es un engaño… dulces palabras de odio que siempre encuentran terreno fértil en el corazón. 

Categories
Reflexiones personales

La justicia

justiciaA menudo se argumenta que la justicia es igual para todos, que es imparcial, etc. y rápidamente alguien responde que ese es el ideal de justicia, pero que en realidad la justicia es ciega y todo ese tipo de cosas. Lo cierto es que, a la hora de la verdad, ninguna de esas posturas es correcta, porque la justicia ni es el ideal ni es ciega: al contrario, ve muy bien lo que tiene que ver.

Si la justicia encarcela tres años a alguien que ha robado pan y en cambio deja libre a un político corrupto es que está haciendo lo que tiene que hacer. ¿Por qué? ¡Eso es un sinsentido! La respuesta es sencilla: porque la justicia, como todo en la sociedad, es un constructo social. Más allá de la ideología que hay detrás, de las justificaciones y de los ideales, la justicia que tenemos es el producto de evoluciones, cambios, choques, conflictos e intereses y, como tal, está diseñada como un arma de control. Ya lo dice V cuando dice que la justicia se ha enamorado de la gente de uniforme.

Categories
Reflexiones personales

La autoestima es una trampa

El otro día hablaba sobre cómo la autoestima es una cuestión relacional y es hora de dedicarle un post a cómo se construye. La base de la autoestima es que nosotros no sabemos cuánto valemos en términos absolutos, no tenemos encima de nuestras cabezas un indicador que dice nuestro nivel ni nada por el estilo, como ocurre en los videojuegos. Por ello, a la hora de establecer nuestro valor nos miramos en los demás para ver quien es mejor que nosotros en esto, quien es peor en aquello, etc. por el camino, distorsionado por nuestra visión de nosotros mismos, llegamos al punto en el que creemos que nos encontramos, se ajuste este a la realidad de donde deberíamos estar o no.

El problema es que el juego está trampeado. Nosotros nos comparamos con los demás en las categorías y en las formas que nos han dicho que debemos compararnos. Así, los hombres debemos ser fuertes, guapos, ricos, con buenos trabajos, seguros, posesivos, ambiciosos, inteligentes, seductores, fríos, líderes… mientras que las chicas deben ser bonitas, listas pero no inteligentes, emocionales, sumisas, hogareñas, maternales… si, es un mundo heteropatriarcal al fin y al cabo.

Categories
Explicando tu vida

Poder y relaciones humanas

Aunque pueda parecer que el poder es una cosa que tienen los poderosos, lo cierto es que hay poder en toda relación humana, desde la de un padre con su hija a la de una pareja. Esto hace que toda relación sea inevitablemente un juego de poder, ya que las dos partes implicadas en la misma se juegan en ella elementos que para ellos son importantes (como puede ser la autoestima, que es relacional), así como tienen distintas capacidades y necesidades/deseos.

Estas tres dimensiones son centrales a la hora de entender el poder que se establece en una relación, ya que inevitablemente son las que deciden quien tiene la posición más fuerte y quien la más débil. Por ejemplo, si una de las partes necesita más a la otra, esa parte es más vulnerable y por tanto más débil ante la otra parte (por ejemplo, el hijo frente al padre, pero también el enamorado que está cortejando a la persona de sus afectos).

%d bloggers like this: