Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Crítica de libro: el otro por si mismo - Tribulaciones de la Clase Ociosa

Crítica de libro: el otro por si mismo

September 7th, 2017

Escrito por Jean Baudrillard, me temo que poco bueno puedo decir de este libro. Básicamente, es el desvarío del autor, divagando sobre el mismo tema en vueltas concéntricas una vez tras otra para describir lo que entiende que es el funcionamiento de la sociedad contemporánea (1987) y la futura. Y, en mi opinión, por el camino simplemente pierde el norte y empieza a divagar sin realmente llegar a nada que no sea una crítica de la modernidad por ser estéril a sus ojos.

El punto de partida es que el mundo se ha vuelto totalmente transparente, no hay división entre espacio público y privado, de modo que estamos totalmente expuestos a vidas ajenas y a otros entornos (las redes sociales, por ejemplo). De modo que el nosotros se diluye pero a la vez se vuelve lo único importante ya que todo se ha pasado a centrarse en el detalle del éxtasis que no lleva a nada, del zoom: Él narra una exposición de arte moderno en la que se exponían una serie de maniquíes en posiciones cotidianas pero hechos de un modo totalmente realista. Y el impacto, a sus ojos, radicaba en que no eran nada que ver, no hacían nada, eran totalmente transparentes y por tanto solo quedaba la atracción por lo real y sin misterio. Esto lleva a la atención por el detalle, ya que no hay mensaje, que acaba en un éxtasis pornográfico (lo que él entiende por pornográfico, que no es solo aplicable al sexo sino al hecho de dividir un fenómeno grande en trozos y hacerles un enorme zoom).

Esto lleva a que vivimos en un mundo sin deseo, donde solo queda la corporalidad que tampoco implica nada porque solo queremos vernos repetidos por trozos en los demás, a modo fractal. Un entorno de individuos que solo se preocupan por si mismos y su propia finitud, a base de cambiar sus esencias, etc.

Por lo tanto, al final, tras la desaparición del valor de todos los objetos como tales, lo único que queda es la comunicación. Y con un mundo de absoluta transparencia, esta comunicación es todo lo que queda pero en el fondo no aporta nada salvo la existencia de una relación porque ambas partes son conscientes de todo.

Y todo esto, como buen “filósofo”, sin estar apoyado en ningún tipo de dato, ningún análisis riguroso o cita de estudios, etc. Simplemente porque él básicamente ha tomado una posición tecnofóbica y está dando vueltas a ella. Por no mencionar la enorme cantidad de cosas que básicamente se contradicen simplemente mirando por la ventana un poco. Sinceramente, he de recononcer que, a la mitad de sus 80 páginas, me he rendido. Tanta palabrería que no llega a nada ni se apoya en nada, a mi, me agota.

Costán Sequeiros Bruna

Y tú, ¿qué opinas de este libro?

Leave a Reply

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies