Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Crítica de serie: Sucesor Designado - Tribulaciones de la Clase Ociosa

Crítica de serie: Sucesor Designado

November 21st, 2017

Sucesor Designado es una serie que parte de un punto muy concreto: en un atentado terrorista durante el discurso a la nación, todo el Gobierno, el poder legislativo y judicial norteamericano son eliminados de golpe. Y en su lugar le toca asumir la Presidencia norteamericana al Sucesor Designado, la persona menos preparada y que se encarga de sobrevivir en caso de que algo pase.

A partir de ahí, con un buen guión y unas buenas interpretaciones, la serie se divide en dos ramas principales. Por un lado está la trama del FBI investigando la conspiración que hay detrás de los ataques, con una buena historia de investigación y espionaje; y por el otro lado está la trama presidencial, de cómo Kirkman debe aprender a ser Presidente y a reorganizar el Gobierno y echarlo a andar de nuevo.

Y para este blog, es esta segunda trama la que más nos interesa, porque nos muestra qué podría pasar en Estados Unidos en caso de que las cosas más improbables vayan ocurriendo. El resultado es que numerosos mecanismos, como el de Sucesor Designado, salen a la palestra, mostrando muy bien los elementos de seguridad que existen en el interior del Gobierno y su funcionamiento, no solo el de Sucesor Designado.

Al contrario, y sin entrar en terreno de spoilers, por distintas razones son bastantes los mecanismos de emergencia que se van aplicando en distintos ámbitos. Esto permite ver y debatir ante nuestros ojos cuales son, qué razones tienen para existir, para qué se supone que sirven y qué consecuencias tienen. Todo ello bajo el mandato de un Presidente Kirkman que es básicamente bueno (muy en la línea del Presidente Bartlet del Ala Oeste de la Casa Blanca) aunque por sus entornos y situaciones no necesariamente puede siempre tomar la decisión óptima. Sin duda no llega al cenagal político que es House of Cards, pero si que muestra muchas jugadas y cosas más oscuras de la política, en especial en la relación por ejemplo con los servicios de inteligencia. Y al ser durante la presidencia, permite en buena medida ver mucho del impacto emocional y personal que un cargo como este tiene, desarrollando mucho más allá de lo visto por ejemplo en Political Animals.

Sucesor DesignadoTambién resulta interesante cómo se dibuja el papel de la prensa en Sucesor Designado, con elementos muy importantes como las investigaciones de prensa, las ruedas, y también las filtraciones. De hecho, estas últimas ocupan momentos importantes de la trama con sus consecuencias, permitiendo ver tanto la parte de cómo y por qué se crean, como algunos de los mecanismos que existen a la hora de indagar sobre sus orígenes.

El terrorismo también juega un papel importante, como es inevitable en estos tiempos y con ese punto de partida para la serie. Los debates sobre seguridad nacional, la importancia de ciertas vidas humanas o de otras, el impacto público que tiene el miedo y la amenaza de mayor violencia… En este sentido, Sucesor Designado rescata buena parte de los discursos que siguieron al 11-S y los reencaja en su trama, dando voz a una parte de la historia que sabemos que fue real porque es reflejo de unos atentados reales, aún si el modo y desarrollo en la serie es completamente diferente.

Y finalmente, como corresponde a toda serie política de cierta calidad, nos encontramos también con todos los equilibrios de poder con el Congreso, la preparación de los debates con el público, el juego de la opinión pública, etc. Y en muchas ocasiones, no solo con los hechos, sino muchos debates y discursos entre los personajes son interesantes y vale la pena rescatarlos, como las conversaciones entre Kirkman y el Presidente que precedía a esta administración. Todo ello hace que, políticamente, Sucesor Designado sea una serie bastante interesante y completa, especialmente en la medida en que podemos madurar políticamente como espectadores al mismo tiempo que lo hace el protagonista y se va re-configurando el sistema político norteamericano ante nuestros ojos.

El resultado de todo ello es una serie que vale la pena tanto en su dimensión de trama policiaca o de espías, como en la dimensión política. Una serie construida con un guión sólido y buenas interpretaciones para llevar todo a un buen puerto.

Costán Sequeiros Bruna

Y tú, ¿qué opinas de Sucesor Designado?

Leave a Reply

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies