Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Hoy es Ayer y Mañana - Tribulaciones de la Clase Ociosa

Hoy es Ayer y Mañana

October 30th, 2007

Hay una magnitud física que ha fascinado a la humanidad desde el albor de la historia, y que se representa tal que: T=X. En ella, “X” se mide en segundos, y “T” como corresponde es el tiempo. ¡Qué bella es la pureza y simpleza matemática! A cada momento le corresponde un número, así de sencillo. Si el número es 0 es el presente, si es mayor a 0 (1, 2, 3…) es el futuro, y si es menor (-1, -2, -3…) es el pasado. Sin embargo, lamentablemente esa claridad matemática de la física no es cierta cuando hablamos de tiempo social. ¿Cómo? ¿Por qué?

Veamos tres ejemplos de “ayer” para ilustrarlo: la Cuarta Cruzada es claramente el pasado, nadie va a negar eso, igual que lo es la derrota de Alonso en el mundial de F1. Eso está claro.

Sin embargo, ¿las Elecciones de hace tres años son pasado? Ciertamente, está claro que tuvieron lugar con un “T” negativo con respecto a hoy, pero socialmente son parte integral de nuestro presente e incluso de nuestro futuro durante todavía unos cuantos meses más; porque unas elecciones no son sólo el acto de votar, sino el Gobierno que ellas generan. ¿Y la destrucción de las Torres Gemelas? También un “T” negativo, pero la situación con Iraq e Irán prueba que están más que presentes (en todos los sentidos) en el mundo en estos momentos.

Pero vamos más allá, o más acá según se mire. En este mismo blog, si le damos al link de “posts anteriores” veremos una serie de posts que tienen todos una “T” negativa con respecto a hoy. Ciertamente son pasado para mi, ya que los escribí ya hace tiempo, pero para ti son tu presente ya que es ahora cuando los lees, y quizás para alguien sean su futuro. Así pues, ¿en qué momento cronológico tiene su presente Internet, en qué momento existe? ¿Es acaso una máquina del tiempo que manda mis mensajes desde mi presente a mi futuro, que es vuestro presente? ¿O es que acaso está fuera del tiempo? ¿Habremos encontrado finalmente a nuestro Dios de la Inmortalidad?

Como veis, socialmente “T” es sólo orientativo, y pierde la pureza y simpleza matemática (de hecho, eso pasa con la mayor parte de las cosas cuando son puestas en sociedad). Pero que el tiempo existe es una verdad indudable. Entonces, ¿detrás de qué artificio se esconde? ¿Cómo lo camufla y procesa la mente?

Detrás de la percepción del tiempo hay un concepto clave: la causalidad. La idea de que todo acto tiene una causa y genera sus consecuencias, en una larga cadena hilvanada de unas y otras. Por ello, la Cuarta Cruzada es pasado porque ya no genera nuevas consecuencias, su capítulo en la historia está cerrado. Por el contrario, las Elecciones o las Torres Gemelas son presente porque siguen condicionando nuestra vida hoy. Los eventos que tienen lugar a nuestro alrededor no se pueden entender sin ellas. Así, tu matrimonio, que existe desde hace veinte años, es presente, mientras que el partido de la empresa de hace un mes es pasado ya. ¿Qué significa todo este caos temporal y cómo le damos sentido?

Esto significa, primero de todo, que la sociedad no es necesariamente simultánea para todos nosotros, y que pasado, presente y futuro pueden ser diferentes para cada uno al mismo tiempo. Que Alonso perdiese el Mundial puede ser pasado para mi que no me gusta la F1, pero para alguien que la siga atentamente es su presente, ya que condiciona los equipos del año que viene (lo cual, a su vez, es su futuro, que ni siquiera es una fecha destacable para mi).

Y ahí está la clave, la línea temporal personal. Cada uno tenemos lo que se llama nuestro Universo de Vida, que consiste en una serie de elecciones y eventos que han marcado nuestras vidas. En él hay elementos que tienen muchas o pocas consecuencias para ti. Los que tienen pocas (como este post) son presente tan sólo brevemente y pronto caen al pasado, sin acceder (casi)nunca al futuro. Otros, de mayor importancia, son presente durante un tiempo, condicionando las elecciones que tomas en ese tiempo (proyectándose así hacia tu futuro), aunque al final acaban también cayendo al pasado finalmente.

Porque, por muy caótico que sea el fluir del tiempo para la mente humana a nivel social, lo que está claro es que antes o después todo acaba volviéndose pasado. Al fin y al cabo, dicen que el tiempo cura todas las heridas.

PD: Y en cuanto a la atemporalidad e inmortalidad de Internet… os dejaré pensar sobre ello a vosotros.

Costán Sequeiros Bruna

Y tú, ¿qué opinas?

Comments

One Coment

RSS

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
%d bloggers like this: