Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

A Poco Pan, Más Circo - Tribulaciones de la Clase Ociosa

A Poco Pan, Más Circo

June 10th, 2014

Dice el viejo dicho romano que para tener tranquilo al pueblo es necesario darle pan y circo. Y es una verdad que la historia ha demostrado muchas veces, si le das pan (osea, cubres sus necesidades básicas) y circo (entretenimiento), las ganas de revuelta se disuelven. Literalmente, compras felicidad de los súbditos y, al hacerlo, ganas en paz social y aprobación. En cierta medida, esa es la razón de que el Estado de Bienestar tenga tanto apoyo, porque el conjunto de la sociedad trata de conseguir que la mayor parte de la población tenga, como mínimo, el pan en un esfuerzo conjunto de todo el país.

Sin embargo, 2007 puso sobre la mesa una escasez de pan en forma de crisis económica generalizada que a Europa, especialmente en el sur, le ha golpeado de lleno. Ante esa situación, es necesario aumentar el circo, de modo que compense lo mejor posible. Sin embargo, la escasez de pan se mantiene y se agrava con el tiempo hasta golpear los puntos más bajos con el cambio de década, y el circo demuestra ser insuficiente. Ahí caen la popularidad de los políticos, a los cuales los medios de comunicación rápidamente quitaron los ropajes de dignos senadores para mostrar los corruptos seres que ocupaban los escaños. Y se alzaron nuevos tribunos de la plebe, como el 15-M, para dar voz a una sociedad que gritaba con fuerza un “¡basta!” descarnado.

Pero el grito parece no alcanzar a la cima del poder político, que viendo que el circo no es suficiente, ha aumentado la percepción mediática del poco pan que reparte y delegado la responsabilidad de hacerlo por medio de la beneficiencia y programas como Entre Todos. Mientras tanto, la situación se ha ido calmando un poco, al menos en términos económicos (ya que mejorar aún no ha mejorado) y llegamos a las elecciones de mayo.

El grito, de pronto, estaba en las urnas, y el Senado entero tembló. El pueblo había gritado durante años que venía el lobo, y las orejas acababan de verse claramente para los políticos. El Rey reaccionó rápido y, aunque supuestamente la abdicación ya estaba hablada de antes, se ha movilizado a toda velocidad para tratar de asegurar la sucesión. Pero la situación política no mejora, y la Operación Pokemon ha destruido el PP en Santiago mientras numerosos casos los persiguen a ellos y al PSOE por toda España.

Sin embargo, ahora llega el circo más grande de todos, las mejores sesiones de gladiadores mercenarios: las vacaciones de verano, aderezadas con un mundial de fútbol. Tiempo le ha faltado a Rajoy para ofrecer una suculenta prima a los jugadores de la selección para que lo den todo en el césped y, así, contenten a los españoles. Y mientras se acerca la fecha, cruza los dedos esperando que eso le de un respiro.

Y este es el verano. Rajoy ha sacado del erario público unos juegos magníficos, y un periodo de descanso que espera que ayude a que la población se tranquilice. Es una apuesta importante, porque el grado de movilización en estos momentos no es bajo, precisamente, en la sociedad. Y en el horizonte hay unas elecciones, el año que viene, que requieren un fuerte cambio en la imagen pública del gobierno para que el PP no salga tan escaldado como salió el PSOE la última vez, y como las elecciones europeas han mostrado.

La pregunta es, ¿el mundial puede desmovilizar a una sociedad cada vez más politizada? ¿Las vacaciones estivales no repetirán las masivas manifestaciones de años pasados, con gente llegando a Madrid de distintas partes de la península? ¿Bastará esto para evitar que el proceso de deslegitimación de la sociedad avance aún más? El pan sigue siendo escaso, y no parece nada claro que el circo vaya a ser suficiente para compensar eso.

Yo, desde luego, creo que no lo va a hacer. Hay mucho más en juego que once personas en un estadio.

Costán Sequeiros Bruna

Y tú, ¿cómo ves este verano que viene?

Comments

One Coment

RSS

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
%d bloggers like this: