Categories
Sociología

El Crimen Global

Si cogemos cualquier película de mafias, lo que veremos es una inestable tregua entre familias y grupos que, pronto, acaba estallando en guerras violentas y salvajes. Esa es la historia de El Padrino, por ejemplo, el referente más clásico del género. Sin embargo, en el mundo real, la mafia no se comporta de esa manera, al menos no de un modo tan claro y, desde luego, menos a medida que la globalización avanza.

Según el análisis que hace Castells en el tercer tomo de la Era de la Información, lo cierto es que el hampa se comporta de un modo muy diferente. Lo primero que tenemos es que son grupos localizados claramente, con un fuerte extracto nacional y/o étnico. Esto les permite construir vínculos de confianza, algo imprescindible en un mundo donde la traición es tan viable, asi como construir códigos con lo que es válido y lo que no lo es. La mafia siciliana, la yakuza japonesa, las triadas chinas, el vory ruso, los cárteles mejicanos… todos ellos mantienen sus raíces culturales/geográficas incluso cuando operan fuera de sus fronteras.

%d bloggers like this: