Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Debate: Partidos Políticos, Cambio Social y 15-M - Tribulaciones de la Clase Ociosa

Debate: Partidos Políticos, Cambio Social y 15-M

June 19th, 2011

Este que reproduzco ahora es un intercambio de opinionesque tuve con unos amigos en facebook. Es un tanto caótico para el estilo del blog, pero creo que tiene cosas muy interesantes que pueden daros ideas y cosas que pensar.

Lucas:
un nuevo partido politico?

Yo:
Hmm :??

Lucas:
Cos, como sociologo-politologo crees que el movimiento 15M tiene alguna posibilidad de cambiar el sistema montando un partido y presentandose a las elecciones generales de 2012?? En el foro de #spanishrevolution hay una larga discusion sobre el tema, con bastante apoyo, y aqui el ROTO deja una perlita que no puede ser ignorada. Como lo ves?

Yo:
Lo cierto es que no sé cómo lo veo, de ahí la cara de interrogante. Por un lado, un partido tiene la capacidad de modificar el sistema y reconstruirlo, de modo que en términos prácticos probablemente fuese el mejor medio de conseguir que las demandas del movimiento se consolidasen en cambios reales en el sistema.
Por el otro, un partido se inserta en el campo de la política y juega según sus normas. Es posible plantear y buscar modelos alternativos (financiado, por ejemplo, por donaciones en lugar de por los sistemas tradicionales), pero es complicado, y se corre el riesgo de que el destino del partido (manejado por un grupo pequeño) comprometa el de todo el movimiento, más amplio y descentralizado.
Personalmente, creo que el camino adecuado sería algo intermedio. Necesitamos partidos nuevos y/o refundación completa de los viejos. Pero estos no deben estar vinculados directamente con la sociedad civil y sus propios modos de expresión. Ambas dinámicas deben mantenerse separadas para que no se contaminen.
O algo así. ¿Tú como lo ves?

Lucas:
Yo NO lo veo viable. Para habría que hacer grandes sacrificios para llegar a los votos suficientes que diesen el numero de escanhos necesarios para tener poder dentro del parlamento. Ademas ya hay varios pequeños partidos que defieden muchas de las cosas propuestas y no consiguen despegar. Como dice el Roto “os lo financiaremos para que sea como el resto”. Solo hay que ver a Obama para darse cuenta que entrando en su sistema con sus reglas solo se puede cambiar coyunturas obsoletas que no entran en conflicto con la funcionalidad del todo. De hecho creo que ya hay más de un foro en el que se propone esto del partido, y pretenden fundar sus partidos por separado.
Hay que refundar la democracia, jugar con sus reglas es jugar para ellos, principalmente porque apenas sabemos nada (la poblacion en general) sobre esas reglas, leyes, y tejemanejes del poder, que solo nos ofrece su lado “soft” a traves de los medios, pero fuera de las pantallas y los periodicos, donde su poder se estructura, no podemos hacer nada jugando a ser como ellos pero siendo nosotros. EL poder del movimiento 15M esta justamente en que no pretende seguir el juego, no queremos delegar más responsabilidades, muchas de las cuales podemos asumir hoy por hoy con un sistema de democrtacia directa, en partidos politicos y demas instituciones “capturadas”.
Hacen falta analisis mas profundos y que aquellos expertos que controlan sobre temas que se escapan a la educacion media “traduzcan” la situacion actual y como hemos llegado hasta aqui, y que alternativas hay asi como las ventajas y desventajas de cada una. La gente pide regular los rescates de bancis, por ejemplo,cuando eso ya es pasado, y lo importamte es ver lo que se nos viene encima, como puede ser un rescate del FMI si tal u como los mercados desean Espanha es el ultimo de los PIGS en caer. Que vamos siempre varios pasos (años?) por detras, y en la sociedad de la informacion no se puede actuar en funcion de escenarios pasados desconectados de los procesos globales.

Yo:

Hmm. El problema es cómo conseguir que esas demandas del 15M sean respondidas adecuadamente en el sistema político para exigir que nos den una democracia más directa. Los partidos mayoritarios han ignorado en gran medida al 15M, sólo hay que ver la línea continuista que supone Rubalcaba en el PSOE para ver esto. Si ellos hacen oídos sordos, y no tenemos la presencia en el Congreso para forzarles a atender, no se conseguirán las metas buscadas.

Lucas:

Por un lado la política está al servicio del capital, y al capital no le interesa una mierda perder ese control, menos aun a manos de aquellos que pretenden caparlo. Porque un sistema justo, que es lo que se busca en el fondo, segun yo lo veo, no casa con un sistema neoliberal sin restricciones. Los politicos buscaran salvar su culo, pero hasta que lo vean peligrar realmente seguiran como hasta ahora, hablando para sus aprx 10 millones de votantes potenciales. Es absurdo pensar que algo va a cambiar bajo el lierazgo de Rubalcaba o Rajoy.
Por otro lado esta la dimension nacional y la transnacional del problema. Nuestros politicos y nuestro sistema de partidos es un problema nacional con digamos un trasfondo internacional (democracia, occidente, OCDE, etc). Pero el capitalismo voraz que nos ha llevado hasta aqui es transnacional, y no puede ser ocntenido y modificado consiguiendo representacion en el sistema parlamenterio español. En el parlamento NO esta el poder para controlar a los mercados, ya que es el estado espanhol mismo el que esta a sus pies.
Aqui es donde llegamos al punto en que el acuerdo de minimos del movimiento 15M muestra su incapacidad por si mismo, ya que no alcanza los problemas de fondo. El problema es que, suponiendo que se alcanzasen esos 4 puntos, el siguiente paso deberia ser politico-ideologico, y ahi el movimiento se fragmentaria aun mas sin remedio, habria que decidir que modelo seguir, porque sin un modelo, siguiendo medidas populistas y populares que alcancen consenso de minimos cualquier esperanza de efectividad se va al carajo.
Vamos, que para mi el cambio no se puede buscar en congreso, pero si que habria que que reequilibrar esa institucion dentro de la pugna capital vs people, que esta jodidamente desequilibrado en favor dle primero.

Yo:
Estoy en gran medida de acuerdo contigo, desde el principio al final (aunque no veo a la política tan a merced de los mercados, si creo que la política estatal no tiene los medios ni el alcance para hacerles frente). El problema es cambiar y reequilibrar el sistema sin controlar sus centros de poder. En la medida en que estos no sean desafiados, los políticos podrán continuar con sus medidas y formas de actuar habituales.
Pongamos el ejemplo de las elecciones locales con las que el Movimiento arrancó. Hubo un enorme despliegue de medios de comunicación hablando de ello, una abstención alta y un muy alto grado de voto en blanco. Y luego, el PSOE escoge a Rubalcaba para sustituir a Zapatero, mostrando que no ha ni escuchado ni aprendido nada de todo ello.
En la medida en que se les deje jugar tranquilamente y gritemos desde fuera, ellos seguirán igual. Igual las siguientes Elecciones las ganan unos u otros con una tasa del 50 % de abstención (una burrada, exagero), y aún así probablemente construyesen sus gobiernos y continuasen como si hubieran sido las Elecciones más legítimas de la historia.
Foucault dice que el poder está en todas partes, y por ello hay que desafiarlo en todas ellas para poder reformarlo y cambiarlo. Necesitamos oponernos a los mercados para volver a ponerlos en vereda, al sistema político, a la educación, a la cultura, a nosotros mismos, a los miedos, etc. Y, para ello, hay que enfrentarse contra ellos con las herramientas necesarias para cada uno de esos puntos.
La pregunta, por tanto, es ¿es un partido nuevo la herramienta necesaria para afrontar cambios en el modelo político, o se irá lentamente uniendo a las dinámicas habituales de los partidos?

Lucas:
Si Cos, mientras puedan permitirse ignorar a los indignados lo harán, no es nada nuevo, e intentarán desacreditar en moviento para con la opinión pública, lo de siempre. Por eso no creo que meterse en politica -en esta forma de politica, en este sistema politico- vaya a cambiar nada. Porque está pensado para funcionar como funciona, y es mejor desplazar los centros de poder a otros lugares. Para mi lo primero sería cambiarnos a nosotros mismos, aorender, educarnos en la convivencia y la experiencia compartida, en el intercambio de ideas… pero uno de los logros de nuestras sociedades es el proceso de individualización, que lo pone todo muy cuesta arriba. Habría que replantearse muchas cosas y no creo estemos listos, pero si que nos estamos preparando. Dos cositas:
-No creo que se consigan grandes cosas ahora, con el movimiento actual. Hemos cedido demasiado terreno y aun nos estamos dando cuenta de lo perdidos que estamos. Para poner freno a esto habrá que comenzar a señalar otras cosas más a nuestro alcance que podemos cambiar y que nos hacen ser distintos. El uso de la información, del tiempo libre, el concepto de trabajo, de grupo, comunidad, de compartir … las relaciones sociales, familia, pareja, amistad, entretenimiento, etc. el capitalismo se ha ido aduenhando de todo lo que conforma nuestras vidas, y el hecho de participar, tomar parte de multiples formas. Hay que rebelarse en la vida cotidiana, en lo que hacemos y como lo hacemos. El parlamento es un centro de poder simbolico, el poder esta en todos nosotros y lo malgastamos cada minuto. Si consegiumos tomar conciencia de la situacion actual y de como se ha llegado hasta aqui, de que se puede hacer (que dificil parace hacer algo juntos hoy en dia!) habrá esperanza. Por ahora hay mucho calenton, palabreria e indignacion, pero no deseos reales de cambio, sino de vuelta a la falsa prosperidad de la burbuja inmobiliaria pre-crisis, donde se daba credito a cascoporro y todo el mundo a comprar y consumir como imbeciles. Y ahi ya no vamos a volver, solo quedan las deudas, que es de lo que nos deberiamos ocupar primero (zeitgeist: “el dinero es deuda”, y la deuda es … como decirlo … servidumbre, esclavitud, dependencia, sumision). Se quiere asaltar el tren del dinero sin saber ni a que hora ni por donde pasa, ni como acceder a él una vez alli ni como proceder una vez dentro. Planes de pafeto, diria yo, es lo que hay ahora.
-La red. Es la gran incognita. Abrirá muchas puertas y posibilidades más que las “cadenas” que va enroscando y enroscará sobre nosotros? porque el cyberespacio está creado en parte para que pueden ser y vivir alli los desposeidos en el mundo “real” (maldita sea la realidad!) al mismo tiempo que es el sistema de comunicacin en tiempo real, tan importante y ya imprescindible. Se pueden hacer o concebir cosas diferentes desde la red, acceder a multitud de informacion, y meternos en bucles y laberintos sin fin. Sabremos usar la red de forma provechosa mientras aun esta (y esperemos que continue) abierta?? A veces me da la impresion que toda la parafernalia del 15M ha vencido aqui, en las redes sociales, y se ha desentendido un poco de lo que pasa fuera. Se ha vuelto aquello de lo que da que hablar, que es una de nuestras maldiciones modernas: convertirnos solo en palabras, en numeros, en unos y ceros .. la sublimacion del capital. Me da la impresion que se dice mucho mas de lo que se hace, y que tampoco se quiere ir mucho mas alla. Es un poco eso de la subjetividad y la identidad postmodernas: sentirse parte de algo, que se esta cambiando el mundo y todo eso conectado con los valores postmaterialistas… pero de forma dispersa. Las relaciones de poder y los flujos de poder estan cambiando con la red, anonymous es un buen ejemplo, pero la red tambien exige conocimiento, horas y horas de busqueda, discriminacion de informacion, nuevos modelos relacionales entre avatares, etc. y no se que porcentaje de indignados sabe gestionar estos puntos correctamente, pero me temo que un porcentaje bastante bajo.
Despues del nuevo tocho respondo a tu pregunta: NO, para mi un partido nuevo no es la herramienta adecuada, ya que no estamos preparados para que ese partido sea NUEVO cualitativamente. Para esto primero hay que ir cambiando todo lo demas, de forma que la logica del poder tambien cambie.
Llegados al punto critico, todo es politica, y todo puede influir: que grandes masas acepten salir a la calle y a cierto tipo de locales durante una noche a la semana y consumir un tipo de bebidas, buscando un tipo determinado de intoxicacion que favorezca un tipo determinado de forma de relacionarse con los demas, que ese dia coincida en gran medida con el dia de descanso laboral para desinhibirse -asi como el dia siguiente es mas de resaca y familia, tranqui, de recuperarse y mentalizarse para empezar otra semana de curro- eso tambien es politica.
En ultimo termino, cambiando nuestras vidas cambiariamos el sistema radicalmente, pero aqui de lo que se trata es de ir al centro de poder simbolico y obligar a que aquellos que alli moran actuen en consonancia con los intereses … individuales? Como bien dices siguiendo a Foucault, el poder esta en todas partes, fluye, es relacional, por lo que si con la politica se maneja el poder, todo es politica. Jugar a su juego no lleva a ninguno de esos lugares a los que supuestamente queremos ir, alli donde hay justicia, igualdad, libertad, y hasta felicidad.

Alejandra:
Estoy con el Roto. Reinventemos. Empecemos la segunda transición o la primera que merecíamos.

Marta:
No creo que pueda aportar nada nuevo y sobre todo nada mejor explicado a todo lo que habéis expuesto vosotros de una manera tan profunda… Tengo muchos pensamientos contradictorios sobre este tema, me quedo con algo muy importante que has dicho sobre la pertenencia al grupo y el espirítu que imbuye a los movimientos más o menos revolucionarios que te ponen la piel de gallina cuando los estás viviendo mientras crees que estás haciendo algo tan grande como cambiar el mundo.
Y también me parece esencial para que se produzca un cambio real la educación y un cambio total de valores. El individualismo que nos conduce, la moral, la solidaridad…los veo incompatibles con los cambios sociales que a la vez pregonamos. Cambios que, si se producen tal y como, según proclamamos, deseamos, nos harían no sólo ganar sino perder, y mucho, en aras del beneficio de otros. Y no sé yo si estamos dispuestos a perder poder, bienestar y comodidad sólo por algo tan abstracto como es “un mundo más justo”.
Efectivamente, a veces parece que más que un cambio radical lo que se busca es un nuevo parche que consiga transportarnos a una situación anterior en la que no había, o estábamos más anestesiados, crisis económica, desahucios, contenedores rebañados por dedos de la, antes, clase media, y todo sangrantemente contrapuesto con altos cargos con grandes coches, políticos corruptos que se jactan de ello mientras son bendecidos por el alto clero…parche que, de funcionar, a mi modo de ver, nos traerá de nuevo en no mucho tiempo a este mismísimo punto.
Es como si todo lo propuesto tuviese el propósito, o despropósito, de cambiar las reglas del juego. Y lo que yo no quiero es jugar a este juego. Quiero cambiar de juego. Por eso creo también que muchas de las peticiones lo máximo que consiguen es arrancar una sonrisa condescendiente y son vistas como los sueños de unos locos jovenzuelos que como aún no saben lo que es la vida real no pueden más que perseguir una utopía. Porque el cambio de reglas radical no serviría para jugar a este juego del capitalismo. Los famosos mercados… ¿hasta qué punto es soberano un estado hoy día?, ¿en cuántos ámbitos tiene el poder de legislar un gobierno actual? ya sea con nuestra democracia indirecta o con una más participativa por la que se clama..
Parece que este movimiento no será efectivo como grupo de presión y que se constituya como partido político y utilice las instituciones para llevar a cabo sus objetivos no me parece factible tampoco…aunque exista el pensamiento de que es mejor destruir un sistema desde dentro, y pueda estar de acuerdo con él, quizás a todo lo que llegaría este partido sería a convertirse en una especie de Izquierda Unida renovada, una IU II menos denostada en la que la gente depositaría quizás más confianza por estar aún sin sobar …conseguiría entonces representación parlamentaria? Cuántos escaños? Suficientes para ejercer algún tipo de frente a las políticas de la mayoría? No lo sé…este pesimismo desde luego no es razón suficiente para no intentarlo! Pero…¿y si llegase al poder? Imaginemos que alcanzamos esa meta que ahora percibimos inalcanzable! Vuelven las preguntas que lanzaba en el párrafo anterior…sería sólo un gobierno más de un país occidental más…esclavo de tal política exterior común, de tal mercado común, de tal acción común de tal…comunidad capitalista global…
No creo que no sea posible un cambio, porque no quiero creerlo. Pero creo que si un día llega será un proceso largo. No digo que este movimiento no sirva de nada, ni mucho menos, es un paso. Y para andar cualquier camino siempre hay que empezar con un paso.

Yo:
Veo que cambiamos el campo de discusión, de la política a la episteme directamente. El problema es que cambiar la cosmovisión de una época y lugar es un proceso que no se realiza de manera controlada, sino que ocurre lentamente con la suma de los cambios de las mentalidades que componen una sociedad, y es enormemente lento. Podría llegar este año, el que viene, en una década, o en un siglo. Y no sé si podemos permitirnos esperar tanto, tal y como está el país.
En efecto, en mi opinión, habéis dado en el clavo ambos cuando decís cómo demasiada gente lo que quiere es volver a como estábamos antes, a la España del crecimiento económico, y del endeudamiento de las famlias para pagar vacaciones y primeras comuniones. Y esto es algo que generaciones enteras tienen grabadas en la cabeza como lo correcto y deseable, cuando no lo es para nada, y una generación no suele cambiar su forma de entender el mundo (sólo hay que ver las generaciones de la gente mayor que siguen ancladas en lo ocurrido durante la Guerra Civil, o durante la Dictadura).
Así, que si tenemos un cambio ideológico complicado y muy lento, el 15-M es un buen primer paso, quizás incluso una gran zancada o una pequeña carrera. Pero yo creo que hay que consolidarlo en acciones concretas que permitan decir que se han tenido triunfos, motiven a la gente a que siga movilizada, y demuestre el poder del movimiento. La lucha contra los deshaucios, por ejemplo, puede que sea una medida que no corrige nada realmente, pero da autoestima, seguridad y es una oposición exitosa al sistema en uno de sus puntos.
Ahora lo que hay que conseguir es consecuencias de mayor calado y escala, que permitan exitos de verdad. Y para eso, el 15-M debe saber gestionar el poder enorme que encierra en su interior. Tiene que volverse una fuente de presión política de una manera u otra. Hace muchos años, los sindicatos lograron esto mismo sin convertirse en partidos políticos, por medio de la invención de la huelga, así que caminos alternativos existen o se pueden crear; sin embargo, aunque existen vías alternativas, siempre requieren la negociación, discusión, y confrontación con el poder político en su propio interior, sólo hay que ver la cantidad de veces que los líderes de los sindicatos van a la Moncloa, y lo cerca que los sindicatos están de unos u otros partidos. Lamentablemente, con la partitocracia que tenemos, hoy por hoy todo pasa por los partidos.
En cuanto a la red, siempre he tenido fé en ella. Las redes son horizontales por definición, o permiten al menos poca jerarquía, de modo que es un buen punto de partida para eliminar las desigualdades. Además, suelen ser más democráticas que los modelos jerárquicos, atados a la verticalidad de los ascensos, los jefes y los favores hechos y debidos. Anonymous es, en este sentido, una buena muestra de cómo usar la red directamente en la confrontación contra un poder que no está preparado ni sabe combatir en ese campo de modo democrático y legítimo; y la organización del 15 M vía blogs, páginas de facebook, etc. es buena muestra de lo mismo, mostrando nuevas formas de canalización de la política posibles. Ahora hay que conseguir que esas nuevas formas ganen poder y capacidad de presión, y con ello sean buenas formas de defender los intereses de la población, y eso hoy por hoy no se ha conseguido aún.
Y la sonrisa condescendiente que marta tan bien menciona me parece uno de los principales peligros a los que se enfrenta el 15-M. En la medida en que los que tienen el poder puedan mostrarse condescendientes con “la inocente juventud” no se conseguirán los cambios, porque podrán dejar de lado al movimiento sin pararse a reflexionar sobre lo que ello implica en sus vidas y que ellos también tienen que poder y querer el cambio. Hay un video-blog muy bueno de Gabilondo al respecto.
Y creo que esto es algo que debemos atajar, rápidamente. La gente que no esté en el movimiento es libre de estar de acuerdo o no con él, por supuesto, pero no puede verlo como la rabieta de una juventud inocente y que cree que puede mejorar el mundo. Hacerlo justifica no luchar, quedarse en casa cruzados de brazos, y dejar que el status quo permanezca y se consolide. Y, con ello, que el sistema permanezca sin cambios y se cumpla la profecía de que era un movimiento inocente y poco realista.
Por el contrario, creo que es importante que, en la línea de los cambios epistémicos e identitarios, reavivemos la buena imagen del soñador, de la imaginación. Vivimos en un mundo sin imaginación alguna, donde nos dan las cosas mascadas para que no imaginemos por nosotros mismos (la televisión es el mejor ejemplo de esto, ya que nos da las imagenes y sonidos necesarios para que no tengamos que imaginar nada de lo que tenemos delante). Y si no se puede soñar, no se pueden imaginar mundos mejores y más justos, y si no se puede esto no se puede cambiar. El realismo es, por tanto, la trampa y la ideología que sirve al sistema, siempre. Y un enemigo peligroso y complicado de derrotar porque está en nuestro interior desde pequeños.

Lucas:
Cuantas cosas! me viene una pregunta a la cabeza: por donde se empieza a cambiar el mundo? responderé siguiendo a Ibáñez ..
“No existe un camino (económico, militar, político o cultural) para la libertad, una puerta para salir de la red. Pero para romperla valen todos los caminos, porque sus nudos son de naturaleza diferentes: cada camino rompe un nudo. No hay camino exclusivo, sino inclusión de caminos. Con la producción y el consumo ha muerto la Revolución (el sueño revolucionario: la revolución como signo, como mito): pero en la nueva vigilia -“estad atentos para no caer en las trampas del signo”- se abre un campo efectivo, descentrado y plural, de revoluciones.”
“No hay regla de juego que asegure la libertad si no queda asegurada la libertad de cambiar de regla de juego.”
En el momento y movimiento actual del 15M veo coincidencias con la situación del crack del 29, Mayo del 68, y por supuesto las revoluciones actuales en los paises arabes. Esto cae off-topic, pero lo importante es que recobrar la memoria para poder explotar todas las posibilidades que se abren en el momento actual, que son muchas -multiplicidad de revoluciones en todos los ámbitos.
Se cometerán errores, se darán pasos atrás, pero pienso que esto ya no se va a detener, porque de alguna forma todos sabemos que si las cosas siguen por los mismos cauces esto solo puede ir a peor, y ya nadie confia en politicos, banqueros ni multinacionales en el sentido de que sólo ven por ellos mismos, y nadie ve por nosotros, y es más, todos ellos sacan sus dividendos, sus plusvalías y beneficios de todos nosotros. Creo que esta sensación recorre a jovenes, parados, precarios y minorias puteadas: no van a dejar de estrujarnos más y más y las cosas no van a dejar de ir a peor si no hacemos algo, y ya estamos cansados de esperar a Batman.
Cómo cambiar las cosas? en todos los lugares todo el tiempo, cada cual dentro de sus posibilidades. No podemos seguir esperando “El Gran Acontecimiento” ante la television, se trata de algo mucho más sencillo y cotidiano en lo que TODOS podemos participar.

Y tu, ¿qué opinas de este debate?

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
%d bloggers like this: