Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

¿Qué nos espera en 2019? - Tribulaciones de la Clase Ociosa

¿Qué nos espera en 2019?

January 3rd, 2019
2019
La política en 2019 va a estar movida.

Dicen que la sociología no puede predecir el futuro, solo analizar el presente y tratar con ello de imaginar cómo será el porvenir. Y estoy de acuerdo con ello, cualquier intento de predecir el futuro abandona el espacio de la ciencia para ser ciencia-ficción. Entonces, aunque ahora voy a colocar algunas líneas de fuga de elementos que inevitablemente serán importantes en este año que empieza, sin duda muchas irán surgiendo de manera inesperada. Así pues, ¿qué elementos y conflictos tenemos abiertos para este años?

Primero, como llena las portadas de los periódicos, está el brexit. Con el plazo para negociar prácticamente terminado, cada vez parece más cercana la inevitabilidad de un brexit duro, especialmente ante el motín de buena parte del partido de Theresa May contra lo que ella negoció con la UE. Las consecuencias del abandono de un país del club comunitario son sin duda inmensas, económicas, políticas y sociales, y mucha tinta se ha derramado sobre el tema. Así pues, este 2019 en principio debería dejarnos con esta situación resuelta, o al menos encaminada, ya que el plazo se cierra en marzo, pero habrá que ver en qué condiciones, y si no se deciden por una simple prórroga.

En línea con el brexit, y con lo visto este año, 2019 será un año en que la política seguirá siendo asaltada por partidos de un mayor extremismo desde los laterales, y con mayor tendencia al populismo. AfD en Alemania, la alianza del Movimiento 5 Estrellas con la Liga Norte en Italia, etc. son algunos de los ejemplos de esto dentro de Europa. Pero Trump en USA, Bolsonaro en Brasil, Putin en Rusia y muchos más son buenos ejemplos de gobiernos extremos y tendentes al autoritarismo, en un entorno político donde, sin duda, al menos hasta cierto punto la democracia representativa se encuentra amenazada.

El crecimiento de estos partidos en Europa se pondrá a prueba en primavera, con las elecciones al parlamento europeo. Y se espera que partidos como el Frente Nacional francés mantengan o aumenten su presencia, al mismo tiempo que los partidos tradicionales se van retirando. No veremos desaparecer al partido socialista o democristiano europeo aún, pero sin duda es probable que pierdan representantes.

En España nos encontramos ante la posibilidad de elecciones generales además de autonómicas. Personalmente, no creo que se echen atrás los presupuestos al final, pues solo Ciudadanos y Vox saldrían ganando con una nueva convocatoria electoral tal y como están las cosas, de modo que supongo que entre los demás buscarán un acuerdo para tener un año más para reorganizarse. Lo que si es que usarán las elecciones generales y las locales que hay para ver cómo evoluciona la situación.

En economía no creo que vayamos a ver grandes cambios sistémicos en 2019. Salvo algún giro inesperado, veremos los cambios habituales (empresas que crecen o quiebran), el hinchamiento de las burbujas existentes, etc. La burbuja inmobiliaria en España siendo un muy buen ejemplo. Con suerte, iremos viendo el crecimiento de la energía solar de nuevo y la lenta sustitución del parque automovilístico con coches viejos desapareciendo y siendo sustituidos por híbridos o eléctricos. Quizás veamos incluso los primeros coches que se conduzcan solos salir a la venta, quizás.

Lo más interesante en economía va a ser la continuación del conflicto entre liberalismo y proteccionismo. El pulso en principio lo lidera Estados Unidos, que se ha ido retirando de sus acuerdos comerciales y forzando o su renegociación o, en el caso de China, la escalada de aranceles cruzados. Que este conflicto continúe o no será clave para ver de qué modo evoluciona el comercio mundial, que es una de las fuerzas impulsoras de la globalización.

En cuanto a movimientos sociales, en 2019 sin duda va a continuar la lucha de los colectivos oprimidos contra los opresores. 2018 fue en este sentido un éxito en visibilidad e impacto del movimiento feminista, que seguirá impulsando cambios en la sociedad. Especialmente interesante será la lucha en torno al racismo, en un mundo donde desgraciadamente la xenofobia ha ido en aumento a la par que los muros que blindan los países. También habrá que ver hasta que punto los Chalecos Amarillos acaban exportando su modelo de lucha a otras partes del mundo, o si se montan sistemas alternativos de lucha de clases (entre otras luchas).

También habrá que ver cómo evoluciona la libertad de expresión, que se encuentra muy amenazada en muchas partes del mundo. Sea por legislaciones como la Ley Mordaza, por las cruzadas mediáticas contra raperos o humoristas, o por el asesinato de periodistas, la libertad de expresión se ve cada vez más amenazada. Y si 2019 no cambia la dinámica, seguiremos viendo extenderse la dictadura de lo políticamente correcto así como otras formas de presión social para limitar ciertos discursos.

Y este es un buen síntoma de un fenómeno más grande, que es el creciente conflicto desde hace años entre globalización y aislamiento. Es un vector de importancia creciente, que se ve en los movimientos nacionalistas (independentistas o no) así como en los numerosos movimientos de rechazo de la inmigración o la exaltación de la identidad local. Desde Trump hasta Bolsonaro, o Vox, o tantos otros, los ejemplos de los líderes políticos que se han sabido alinear en este vector globalización/no y han tocado una fuerte fibra que tiene el electorado, pues este vector hace que la gente tema en gran medida esos cambios.

Guerras sin duda habrá, pero lo más probable es que sean continuaciones de conflictos existentes en su mayoría. Sea el choque entre Israel y Palestina, o en torno a Crimea, las tropas americanas desplegadas en Oriente Medio o cualquier otro lugar de conflicto. Pueden surgir conflictos nuevos, como la guerra que inició Arabia Saudí durante este finalizado 2018, pero serán las menos, en comparación con las ya iniciadas. La situación en Siria va a ser especialmente complicada de resolver, por la injerencia rusa parece que Bachar el-Asad mantendrá la posición, lo cual deja en una complicada situación a los rebeldes, en especial a los kurdos que se encuentran bajo adicional presión de Turquía. Pero no hay que descartar que las elecciones en Israel (bajo la amenaza de la persecución de Netanyahu por parte de la policía israelí debido a sus supuestos delitos) lleve a Israel a fortalecer una posición más extremista que aumente los conflictos con Palestina e Irán y, con ello, lleve a una escalada militar.

Las guerras no serán los únicos desastres de 2019, ya que la naturaleza continuará atacando. Tifones, tornados, terremotos y demás elementos desatados de la naturaleza causarán miles de muertos y millones de daños a la propiedad, a medida que el cambio climático continúe. Especialmente, las zonas más vulnerables y pobres del planeta serán donde se acumulen la mayor parte de estas bajas mortales, heridos, enfermedades, y demás.

La tecnología y su evolución siempre es imposible de predecir. Mejores ordenadores, móviles, descubrimientos espaciales, etc. son fáciles de imaginar. Pero sin duda uno de los elementos claves para 2019, como lo fue en el 2018, será la lucha en torno a la privacidad en internet. La vigilancia y los datos son cada vez más fáciles de hacer, de modo que surgirán crisis como la de Cambridge Analytica, especialmente en un año con importantes elecciones. Pero no solo el uso de los datos será una amenaza tecnológica importante, sino el hackeo, que ha ido cobrando fuerza a medida que páginas que se creían seguras han sido quebradas por los esfuerzos coordinados de los servicios secretos (rusos y chinos normalmente).

Y con esto, más o menos, creo que he recorrido algunas de las cosas que serán probablemente importantes en 2019. Sin duda habrá muchas más que ni se me ocurren ahora, e incluso es posible que algunas de estas no lleguen a ocurrir o tener un importante impacto. Pero, en general, en mi opinión, estos importantes procesos sin duda van a ser claves en 2019 e incluso después.

Y tú, ¿qué eventos de importancia crees que tendrán lugar en 2019?

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Tribulaciones de la Clase Ociosa

Un blog de sociología y ciencia política donde revisar el funcionamiento de la sociedad, las noticias de actualidad española e internacional, así como el análisis de las múltiples dimensiones de eso que llamamos sociedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
%d bloggers like this: